Páginas vistas en total

lunes, 19 de mayo de 2014

Caí preso como catorcista no como panfleteros de Santiago

http://acento.com.do/2014/opinion/8140398-cai-preso-como-catorcista-no-como-panfleteros-de-santiago/ Caí preso como catorcista no como panfleteros de Santiago Por Darío Nicodemo. mayo 17, 2014 12:00 am
Darío Nicodemo Autor / acento.com.do El Panfletero de Santiago Francisco Germán Benedicto Rodríguez, (Frank), tenía 19 años de edad cuando el sargento Fermín, agente del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), llegó dispuesto a apresarlo a la casa número 20 de la Avenida Imbert, de la ciudad de Santiago. El mismo ocurrió la mañana del 19 de enero del 1960. El agente del SIM, fue recibido a puñetazos, por lo tanto no pudo doblegar por sí solo a Frank Benedicto, teniendo que verse precisado a buscar refuerzos para poder apresarlo. El entonces joven Frank Benedicto, era y es de temperamento recio, posiciones firmes y patrióticas. Nació el 7 de noviembre del año 1940, en Santiago de los Caballeros. Sus padres fueron Francisco Javier Benedicto Pérez (Pancholo) y Ana América Rodríguez y sus hermanos: Nicolás, Rina, Ana Altagracia (Tatica) y Maggi. Frank hizo sus estudios primarios en la escuela Ana Argentina Liz y el Colegio de La Salle. Terminó su bachillerato en el Liceo Ulises Francisco Espaillat (UFE). A consecuencia de las constantes persecuciones y prisiones a la que fue sometido por opositor al gobierno de Rafael Leónidas Trujillo Molina, no pudo alcanzar su sueño de convertirse en ingeniero. La noche de su detención, en el Estadio Leónidas Radhamés de Santiago, se celebraba un partido de béisbol de invierno, entre las Estrellas Orientales y las Águilas Cibaeñas. El juego se transmitía por una radio local y fue escuchado durante todo el trayecto que comprendía desde Santiago hasta la cárcel de La 40. Recuerda Frank Benedicto que: “Manuel Antonio Arias Villamán (Eusebito) y Fausto Enriquillo Román Gómez apresados ese mismo dia, fueron conducidos junto a mí en un carro Volkswagen (cepillo) del SIM”. Agrega: “Yo salvé mi vida porque caí preso como catorcista y no como Panfleteros de Santiago. Fue Carlos Conrado Bogaert Domínguez (Charles) quien mencionó mi nombre”. La declaración de Charles Bogaert aparece en el libro: “Crímenes Contra la Seguridad Interior y Exterior del Estado Dominicano”. Charles Bogaert fue de los fundadores del Movimiento Catorce de Junio, (1J4). En su finca de Laguna Salada de la Provincia Valverde, se reunieron el 10 de enero del 1960, opositores al régimen trujillista con la finalidad de unificar la oposición nacional en una organización patriótica. El Dr. Manuel Aurelio Tavárez Justo, fue electo presidente a unanimidad. Frank Benedicto, ha empezado a escribir sus experiencias en la lucha contra la dictadura de Trujillo y su posterior vinculo en las formaciones de Unión Cívica Nacional (UCN) y el Movimiento Revolucionario Catorce de Junio (1J4). Frank sostiene que: “Con Wenceslao Guillén Gómez (Wen), fundador de Unión de Grupos Revolucionarios Independientes (UGRI) nos reuníamos en el Liceo Ulises Francisco Espaillat (UFE) y la Sociedad Ateneo Amantes de la Luz, que para entonces se encontraba en la calle 16 de Agosto esquina 30 de Marzo”. Puntualiza, además: “También en el Bar Colón de la calle 30 de Marzo me reunía con Johannes Henrich Streesse (El Alemán), Chepito Contreras, Jorgito Marín, Wenceslao Guillen y varios jóvenes, especialmente con Héctor Francisco Osorio. Las reuniones las realizábamos para conversar sobre la conspiración que llevaríamos a cabo contra Trujillo. Es preciso destacar que fue Osorio quien nos unió a todos en Santiago”. El intrépido Frank Benedicto rememora: “Yo pertenecía al grupo de Los Panfleteros de Santiago y también al Movimiento Revolucionario Catorce de Junio (1J4). En este último nos reuníamos en el sótano de la casa de Estela Álvarez, ubicada en la calle Julia Molina No. 131, actual Independencia, esquina España. En aquel sótano fue que probé una bomba Molotov, cuyas instrucciones fueron transmitida por una emisora de Venezuela”. En sus interesantes memorias refiere, detalles de los planos que le encomendaron confeccionar de la base aérea de la Aviación Militar Dominicana (AMD) y de la Fortaleza San Luis. Estos planos, luego fueron enviados de manera clandestina a los dirigentes del Movimiento de Liberación Dominicano (MLD), exiliados en Venezuela. Los encargados de efectuar la peligrosa misión fueron: Ilander Selig Delmonte y Gala Malgarejo, el primero se desempeñaba como empleado y el segundo como piloto de la Compañía Dominicana de Aviación (CDA). Los planos fueron entregados a Dominicana Perozo. Frank Benedicto entregó: “A Charles Bogaert, a Ramón Lorenzo Perelló y a Eugenio Perdomo; detalles de la base de la Aviación Militar Dominicana (AMD) de Santiago, la cantidad de guardias, sus turnos, horarios de las comidas, ubicaciones de las armas de grueso calibres, posición del carro de asaltos, los cuatro nidos de ametralladoras de 50mm y demás pertrechos militares”. Con mucha nostalgia y tristeza en su expresión, Frank dice: “Nos quedamos esperando las armas, nunca las tiraron”. Cuenta que: “Como miembros de Los Panfleteros de Santiago, repartí los volantes durante dos noches en las calles España y la Avenida Imbert. Esas noches yo sentí mucho miedo. Durante tres noches no pude dormir. Los volantes se distribuyeron en el mes de diciembre del 1959 y en enero del 1960”. Frank Benedicto adelanta de sus memorias los siguientes acontecimientos: 1- “La noche en que estando en La Silla Eléctrica, siendo torturado en la cárcel de La 40, llegó Luis José León Estévez con ordenes expresa del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina”. 2- “Sus pasos por las cárceles de La 40, La Victoria, Policía Nacional y la Fortaleza San Luis de Santiago.”. 3- “Su participación con un grupo de jóvenes que fueron al pico más alto de la Cordillera Central y de las Antillas Mayores, 3087 metros sobre el nivel del mar, (msnm), llamado en ese entonces “Pico Trujillo” y donde desprendieron la tarja de bronce en honor al dictador”. 4- “Como él preparaba físicamente un grupo de muchachos, que iban a pie a La Placeta, en San José de las Matas y al Pico Diego de Ocampo, de la Cordillera Septentrional”. 5- “Sus aportes a Unión Cívica Nacional (UCN) y al Movimiento Revolucionario Catorce de Junio (1J4)”. 6- “Su persecución a los “calieses” y “chivatos” después del ajusticiamiento de Trujillo, en Santiago de los Caballeros, Santo Domingo y en New York”. 7- “Su apresamiento, posterior al ajusticiamiento de Trujillo”. El Panfletero y catorcista Frank Benedicto precisa: “Quiero contar los hechos tal y como ocurrieron para que sirvan de ejemplo a mis hijos, amigos, familiares y especialmente a la juventud dominicana, sobre todo, para que en República Dominicana no vuelva una tiranía, como la surgida el 16 de agosto del 1930 hasta el 30 de mayo de 1961”. 14 de mayo de 2014.