Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2011

Nuestro alzamiento armado: Testimonio

PANCARTA
Nuestro alzamiento armado: Testimonio

Raúl Pérez Peña (Bacho) columnapancarta@yahoo.com

“Las derrotas militares son huérfanas, mientras las victorias atraen centenares que aplauden efusivamente”.Proverbio oriental.

Septiembre marca el aniversario del golpe aquí y en Chile. En Ecuador sucedió una frustrada intentona.

En interés del acopio de conocimientos de una juventud dejada a la intemperie en temas históricos, redacté este breve resumen del alzamiento armado que articuló el Movimiento Revolucionario 14 de Junio en respuesta al golpe de Estado que el 25 de septiembre de 1963 derrocó a Juan Bosch, presidente Constitucional de la República Dominicana. Desde que se decidió tomar las armas en respuesta al golpe, el doctor Juan Miguel Román fue designado comandante del Frente Gregorio Luperón para operar en las norteñas montañas de Altamira, entrando por El Limón, próximo a Navarrete. El comisario político sería el también abogado Sóstenes Peña Jáquez.

En el grupo seleccionado se incluyó a quien escribe y al ingeniero Rodrígo Lozada, un mártir ignorado procedente de Guayubín.Simultáneamente, el Movimiento Revolucionario 14 de Junio programó sendos alzamientos guerrilleros por las lomas de San Francisco de Macorís, Bonao, Enriquillo, al Sur, las montañas orientales y por El Rubio, cordillera central, donde participaría nuestro consagrado líder Manolo Tavárez.Pautado para final de noviembre, la muerte violenta de J. F. Kennedy forzó un breve retraso de nuestro alzamiento por las seis zonas montañosas.

Un titán ignorado de la resistencia urbana, José Saleta, hermano del gran Saulio Saleta, recrea con asombrosa memoria los pormenores de la víspera del alzamiento que vivimos en Santiago.

La cañada vecina a la PCMM en Santiago fue punto de partida de nuestro frente Gregorio Luperón y de la mayoría de los integrantes del frente Enrique Jimenes Moya que subiría por Las Manaclas.Es de honor citar a “Ponono” Minaya Fernández, Enriquito Almánzar y Guancho Escaño, quienes cayeron abatidos por el fuego enemigo durante nuestra permanencia en las montañas.

Con altas y bajas, la trayectoria de los más de 20 compañeros alrededor de Altamira, arroja un balance de múltiples aspectos en su enfoque histórico. El Movimiento Revolucionario 14 de Junio tiene una alta cuota de sangre en el rescate de la constitucionalidad, desde noviembre de 1963 hasta la guerra de Abril de 1965. Homenaje imperecedero a todos los mártires y a Manolo Tavárez.

martes, 27 de septiembre de 2011

Mensaje de Rafael Feria

Rafael Feria ant.feria@claro.net.do
para"unojotacuatro@gmail.com"

fecha 27 de septiembre de 2011 21:59
asuntoCorrección
enviado porclaro.net.do
Mensaje importante principalmente por los integrantes de la conversación
27 sep (hace 6 días)


Las jornadas que organizó la iglesia católica, no se llamaron tal dice la crónica "jornadas de afirmación cristiana". Fueron denominadas como de "Reafirmación cristiana", el clero dirigente no se equivocaba, para ellos, aquellas farsas bien organizadas con el apoyo económico de la oligarquía recalcitrante, eran una reafirmación de que este pueblo ingenuo y su clase obrera recién salida de una dictadura feroz, acudiría a REAFIRMAR su cristianismo al servicio de las clases dominantes.
Gracias.

Enviado desde mi iPad con todo mi afecto.

Ing. Rafael Feria Añez.

Testimonio de cuando tumbaron a Juan Bosch

PANCARTA
Testimonio de cuando tumbaron a Juan Bosch

Raúl Pérez Peña (Bacho)
columnapancarta@yahoo.com

El suscrito, dominicano, casado, mayor de edad, en pleno disfrute de su memoria, de sus deberes y derechos, deja constancia ante las nuevas generaciones del ambiente político del país en 1963, cuando fue derrocado el gobierno constitucional de Juan Bosch.Residía entonces en el edificio Baquero, calle El Conde esquina Hostos, siendo militante a tiempo completo del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, liderado por Manolo Tavárez Justo.

Al vivir frente a la sede del Comité Central del 1J4 verdinegro, me mantenía informado de las directrices del partido ante el acontecer nacional, matizado por la febril actividad conspirativa emprendida por un mosaico de sectores recalcitrantes que no toleraban a Juan Bosch al frente de un gobierno fruto de la voluntad popular mayoritaria expresada el 20 de diciembre de 1962.

Por su independencia ideológico-política, el Movimiento 14 de Junio, marcaba distancia y enarbolaba pertinentes reclamos sociales ante el gobierno de Bosch, vía su órgano periodístico y sus programas radiales de alcance nacional y en las principales provincias.

Sin embargo, doy fe y testimonio que el 14 de Junio fue intenso y extenso en denunciar la conjura golpista por los más diversos medios de difusión y las responsables alocuciones en concentraciones masivas de nuestro líder Manolo Tavárez.Si hoy existiera el WikiLeaks de entonces, flotarían más detalles del entramado del golpe por la comunicación entre la embajada norteamericana y jefes militares, eclesiásticos, empresariales, politiqueros, periodistas y múltiples traidores.

El golpe de Estado se consumó y el país se fue a pique institucionalmente. Puedo testimoniar ante la juventud que con el alzamiento guerrillero orientado hacia seis zonas montañosas, para el Movimiento Revolucionario 14 de Junio era prioritario el rescate de la constitucionalidad arrebatada.

Antes del año y medio, la toma de las armas repoyó bajo iniciativa del glorioso coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez con el fruto liberador del 24 de Abril. Así pasó a la historia el triunvirato golpista, nido del antitrujillismo de fractura (por quebrar el orden institucional) y de factura, por cobrar sus “servicios a la patria”.

Los hijos políticos de Juan Bosch, PRD y PLD, no quieren saber ni en pintura cómo se conduce un gobierno sin hacer fortuna con el dinero público.De ahí su timidez al hablar de 1963.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Se cumplen este domingo 48 años del golpe a Bosch



Se cumplen este domingo 48 años del golpe a Bosch
Juan Bosch después del golpe de Estado
Fue uno de los episodios que más repercusiones tuvo en la vida nacional en la etapa de la democratización


SANTO DOMINGO.- Este domingo 25 de septiembre se han cumplido 48 años del golpe de Estado al gobierno constitucional de Juan Bosch, uno de los episodios que más repercusiones tuvo en la vida nacional en la etapa de la democratización.

Tras la muerte del tirano Rafael L. Trujillo y el fin de la dictadura, las primeras elecciones libres dominicanas fueron convocadas para el 20 de diciembre del 1962. Las fuerzas políticas más importantes que emergieron fueron la Unión Cívica Nacional (integrada por sectores oligárquicos, conservadores y de derecha), el Partido Revolucionario Dominicano (con un fuerte arraigo popular) y el Movimiento 14 de Junio (compuesto por revolucionarios e izquierdistas). Losd candidatos favoritos fueron Bosch, del PRD, y Viriato Fiallom, de la UCN.

Bosch ofreció un programa político fundamentado en justicia social, tierra, alimentación y trabajo, el cual popularizó a través de alocuciones radiales que se convirtieron en verdaderas enseñanzas populares de sociología política.

Para frenar el impulso de la revolución cubana, iniciada dos años antes por Fidel Castro, los Estados Unidos apoyaban las elecciones dominicanas. La oligarquía iniciaba un proceso de recomposición. El principal adversario que Bosch encontró, aún desde la campaña electoral, fue la Iglesia Católica, que le acusaba -entre otras cosas- de comunista.

Durante un debate televisado, dos días antes de las elecciones, un representante de la Iglesia Católica, el sacerdote Láutico García, no pudo demostrar a Bosch que era comunista. Este fortaleció su popularidad pues aprovechó el debate para denunciar la miseria en que se encontraba el pueblo. Finalmente ganó abrumadoramente las elecciones.

Período de inestabilidad

Tras ser proclamado ganador y antes de asumir el poder, Bosch visitó naciones europeas y los Estados Unidos. Paralelamente comenzaron aquí las gestiones para modificar la Constitución en base a un proyecto elaborado por los perredeístas. El Consejo de Estado y otros sectores reaccionaron en contra de ese proyecto considerando que no protegía la propìedad privada ni la inversión extranjera, atentaba contra la propiedad privada de la tierra y desconocía el rol de la Iglesia Católica y sus méritos, de acuerdo a lo establecido por el Concordato.

Una serie de huelgas en medio del período de transición hicieron tambalear al Consejo de Estado, cuyos miembros amenazaron con renunciar en por lo menos dos oportunidades.

Bosch, de su lado, mantenía recelo hacia los militares y prefería ser cuidado por civiles armados. No quería mezclarse con los Estados Unidos y en su discurso de retorno al país atacó a la empresa norteamericana Esso Standard Oil. Además, dejó sentado que no cedería ante las demandas de la Iglesia Católica de que se hreformara el texto constitucional.

Abuso de las libertades públicas

El líder perredeísta asumió el poder el 27 de febrero del 1962 y trató de apoyarse única y exclusivamente en el Congreso Nacional, como instrumento del pueblo, pero sin contar con un movimiento populista y fuerte. Intentó hacer un régimen de democracia representativa al estilo europeo, con muchas libertades públicas que fueron utilizadas en exceso por las mismas masas populares que lo eligieron, las cuales comenzaron a presionar al nuevo gobierno mediante huelgas y demandando reivindicaciones. La oligarquía, la Iglesia y los militares comenzaron a sentirse amenazados por el influjo de las masas populares en el gobierno y las inminentes hreformas que -a su entender- lesionarían las estructuras vigentes. El gobierno de los Estados Unidos no objetaba las hreformas pero no veía con buenos ojos las presiones del gobierno dominicano a la Esso Standard Oil y sus amenazas a la inversión extranjera.

Los partidos de izquierda, desde el principio, mostraron en su mayoría disposición de presionar de manera contundente al gobierno. Consideraban que Bosch y el PRD contituían un retardo para la revolución. Una parte de ellos, entre los que estaba el Movimiento 14 de Junio, sin embargo, apoyó al nuevo régimen.

Amplios sectores de la derecha, de su lado, presionaban al gobierno aduciendo que no atacaba a los comunistas. Su principal vocero fue el periodista Rafael Bonilla Aybar, quien había sido director del periódico oficial La Nación y usó la planta televisora Rahintel para transmitir mensajes conspirativos. A esta campaña se sumó el periódico El Caribe.

Fricciones con su propio partido

Bosch tuvo fricciones con su propio partido, el Revolucionario Dominicano (PRD), cuyos dirigentes se quejaban porque no se les había tomado en cuenta en la Administración Pública, y sus masas demandaban empleos y el cumplimiento de las hreformas ofrecidas durante la campaña electoral. Incluso, una huelga que a mediados de julio sacudió a la compañía South Puerto Rico Sugar, en La Romana, dirigida por el Partido Socialista Popùlar y el Movimiento 14 de Junio, fue apoyada poir Angel Miolán, secretario general del PRD.

El primer enfrentamiento directo entre Bosch y los militares se registró el viernes 12 de julio cuando estos últimos le solicitaron la deportación de los comunistas. Bosch, en respuesta, amenazó con renunciar ante la Asamblea Nacional. Muchos analistas ahora coinciden al afirmar que, ciertamente, Bosch no era comunista pero quiso utilizar a los comunistas para infundir temor a la oligarquía y demás sectores conservadores.

El nuevo Presidente no mejoró sus relaciones con la Iglesia. En cambio, se abstuvo de darle participación en la toma de decisiones.

Una de las peores crisis

A mediados de julio el gobierno enfrentaba una de sus peores crisis. En ese mes acusó al capellán Marcial Silva de estar instigando a militares de San Isidro, especialmente a las fuerzas dirigidas por Wessin, para que ejecutaran un golpe de Estado. El padre Láutico García, el mismo que había acusado a Bosch de comunista durante la campaña electoral, llamó a una "jornada de afirmación cristiana".

El 3 de agosto los obispos emitieronn una "Declaración" en la que señalaron que "los acontecimientos políticos que viejnen sucediéndose no han logrado establecer el reinado de la verdadera paz, que abrase por igual a todos los hombres, sea cual sea su posición".

Consciente de la magnitud de la crisis, el dirigente socialcristiano Angel Liz se ofreció como emdiador entre la oposición y el Gobierno, pero Bosch rechazó su´mediación.

Los empresarios y la Unión Cívica Nacional convocaron a una huelga general para el 20 de diciembre de 1963, cuyo único objetivo era derrocar al gobierno sin importar las consecuencias. El llamado fue rechazado por algunos sindicatos pero otros la apoyaron.

Bosch estaba consciente de que esa huelga era la ofensiva final de sus opositores para derrocarle, pero no hizo nada para detenerla. Su estrategia era aparentemente la de esperar a que se agudizara la crisis para, cuando los militares lo presionaran, dimitir ante el Congreso Nacional.

Esperaba pacientemente el golpe

El 23 de septiembre el Presidente esperaba pacientemente el golpe de Estado y asií se lo manifestó al Embajador de los Estados Unidos, John Barlow Martin, según éste lo escribió años después. Este diplomático íntentó persuadiarlo para que actuase y se brindó incluso para ir a San Isidro a detener a los golpistas, pero Bosch se negó. Martin dice que el 24 de septiembre en la noche le propuso a Bosch acompañarlo al Palacio Nacional mientras los militares estaban en San Isidro planificando el golpe, y también rechazó la propuesta.

Finalmente, a las 4:15 de la madrugada del miércoles 25 de septiembre, Bosch fue detenido conjuntamente con algunos de sus ministros. El golpe se produjo pacíficamente sin el derramamiento de una sola gota de sangre. El líder político fue deportado hacia Puerto Rico.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Moisés Franco y Franco y Eugenio Perdomo

Cortesía de Giannella Perdomo

EL NACIONAL de ¡AHORA! 4 de Septiembre de 1972 PAGINA 10

OPINION EDITORIAL
Don Moisés Franco y Franco fue enterrado esta mañana en Santiago de los Caballeros.
Hidalgo de prosapia y popular por abolengo de hombría de bien, su presencia fue siempre deseada por doquiera en su ciudad y su compañía un estímulo y un llamado al decoro dominicano.
Con su muerte pierde el país a un criollo enhiesto, corajudo, emprendedor, talentoso, sacrificado, ejemplar.
Los rigores de la tiranía de Trujillo, que se cebaron en él y en su familia noble, jamás disminuyeron su impulso genuino a combatirla a riesgo y aventura de su persona; por eso los jóvenes iban siempre hacia él como hacia un manadero de esperanza y de fe.
Su actitud fue lección, lección que hoy quiere prolongar este periódico publicando el retrato que él hizo de don Eugenio Perdomo, asesinado en las ergástulas de la dictadura.
Esa semblanza fue enviada por don Moisés el primero de febrero de 1963 a doña Quisqueya Pérez viuda Perdomo, la dama que hace décadas padeció el crimen contra su esposo y que en estos momentos ve redoblado su dolor con la caída de su valiente hijo Virgilio en el combate desigual que se produjo el doce de enero último en la autopista de Las Américas.
EL NACIONAL agradece a doña Quisqueya que hoy temprano mostrara la largueza de sus sentimientos al superar ***sus quebrantos para atender a la petición que se le hiciera de que facilitara los originales que se reproducen, pero confía, como ella, que este escrito de don Moisés sirva de enseñanza y robustezca la voluntad de todos, de que se borren para siempre la esclavitud y la injusticia en esta tierra:

¨EUGENIO PERDOMO¨
¨Fue un amigo noble y fiel;
¨Fue un amigo generoso y sincero;
¨Siempre amable y siempre bueno;
¨Aunque oriundo de La Romana, se hizo santiaguero de corazón;
¨Santiago lo quería como algo suyo… de algo de adentro…
¨En el año 1946 visitó Eugenio Perdomo la casa de familia de Moisés Franco (de quien era amigo desde el año 1935, que llegó a Santiago) en compañía de Rafael Llenas.
¨Visitar la casa de Moisés Franco –desde 1945 hasta 1952- era una osadía; era, se podía decir, casi una proeza.
¨Moisés Franco, en todo ese lapso de tiempo, estaba en las garras del monstruo.
¨Aquella casa no era visitada por nadie. Ni siquiera por los mismos familiares.
¨Parecía que aquella casa era un asiento del genio del mal o una producción de veneno o que allí estaba estampado el emblema del infierno…
¨La barbarie se desbordaba…
¨Estaba en abominable actividad el drama de un pueblo sometido a oprobiosa esclavitud…
¨Sin embargo, y en ocasión de celebrarse el cumpleaños de una de las niñas de la casa, Eugenio Perdomo, como se dice antes, estuvo allí a sabiendas de la situación, de la posición y de la condición de Moisés Franco y su propia familia.
¨Eugenio Perdomo permaneció toda una tarde en la casa de Moisés Franco sin notarse ningún síntoma de intranquilidad o de miedo.
¨Eugenio Perdomo, Rafael Llenas y Moisés Franco conversaron… conversaron mucho. Los tres estaban negados a someterse a la coyunda o de abdicar a su decoro…
¨El ambiente era de perfidia, de cinismo y de maldad…
¨La impreparación cívica y la cínica preparación convirtieron al país en un gran antro de ignominias…
¨Los petanes y los patanes espadones formaron un equipo orpobioso… para instalar un régimen de arbitrariedad sin ley. Los devotos del miedo…
¨Los de miopía moral…
¨Los sindicados en la desvergüenza…
¨Los huidizos con cerebros engrosados…
¨Los religiosos de la infamia… todos estaban borrachos de servilismo. Hacían apoteosis al relajo y al crimen…
¨Todo se debió a la vileza de muchos y a la cobardía de todos.
¨Pero a Eugenio Perdomo no pudieron doblegarlo en política como no pudieron doblegarlo en lo moral. Tenía él una dignidad sin quiebra y una voluntad sin doblez. Éramos raros en medio de un ganado humano en el fango y en el cieno, gozoso de las zambullidas: era una pléyade de truhanes…
¨El cuajado de todos los delitos… El antidios impuso el miedo, y el miedo fuel el soberano en todos los corazones y de los codiciosos de la infamia. Así fue como se barbarizó al país: cruel y deshumanizado con su banda de lacayos, sicarios y secuaces que servían de sepultureros…
¨Eugenio Perdomo, Rafael Llenas y Moisés Franco hablaron, hablaron mucho;
Hablaron de su dolor, de sus impaciencias y de sus anhelos:
¨Hablaron del siniestro denigrante que fue levantado como una maldición funesta por la venalidad popular…
¨Tantos fueron los que se dieron tanto por tan poco…
¨Ellos dieron fé de su grado de servilismo al enarbolar a la basura… negándose a oir las angustias nacionales.
¨Al margen de ese fétido oleaje de podredumbre, estaban Perdomo, Llenas y Franco…
¨El país era un botín repartido entre la chusma armada, de esa chusma que llevaba el veneno en la conciencia y la maldad en los instintos…
¨Malechores enlodadores de honras, asaltadores de patrimonios, suprimidores de vidas…
¨Imperaba la fuerza del látigo,
¨La orgía en la tortura,
¨El engendro de los vicios.
¨El reino del terror…
¨El cavernario mandón y morboso sadista estaba encaramado en una pirámide de atrocidades ante el sincero asombro de los que, aquí, hacíamos jornada de dignidad.
¨En Eugenio Perdomo había pudor cívico, valor cívico y postura cívica;
¨Fue él una lección al servicio del ideal de la Patria, y desde el pórtico del deber señaló a compañeros rumbos de coraje y de dignidad.
¨El 25 de enero del año 1960 se consumó el secuestro insólito de Eugenio Perdomo y de Domingo Russo, y el 29 de aquel mismo año fueron atrozmente asesinados ese par de hombres que dejaron constancia de su dignidad, indóciles a la sumisión abyecta y rebeldes al servilismo cómplice. Incorruptibles e irreductibles, para defender la causa de Dios, de la Patria y de la Libertad.
¨Eugenio Perdomo y Domingo Ruso fueron hombres que constituyeron monumentos vivientes de la vergüenza.
¨En Santo Domingo no había libertad ni siquiera para el silencia. Estar en silencio un hombre o una mujer de honor, ya era un delito. Pero no el silencio que condena… el silencio abyecto, el silencio cómplice. No… es el silencio que se oye… el silencio que suena como clarín en los confines…
¨Domingo Russo y Eugenio Perdomo eran opositores de rango, opositores de méritos, de varonía, de veracidad, de calidad.
¨Con la fuerza moral que dá el dolor, ellos impusieron la moral de sus convicciones y la moral de sus sentimientos. Ellos combatían la marcha de la infamia y del oprobio… y sólo por el honroso delito de ser opositores, fueron asesinados después de haber sido martirizados en las propias mazmorras del déspota sanguinario y cruel.
¨Jamás se apartarán de nuestra memoria aquellas dos figuras hechas de decoro y de rectitud, de valor y de dolor. Sacrificados fueron en holocausto de la causa sagrada de la Libertad.
¨Cuando se nos dio la noticia de esos asesinatos carcelarios, nos resistimos a creerlo. Era aquello tan monstruoso… La duda de que lo irremediable haya podido ser, como es, cierto, fue para nosotros de grandes penas e indignaciones grandes.
Moisés Franco Franco¨
1º Feb. 1963¨

Honra memoria Homero Hernández




El Museo Memorial de la Resistencia Dominicana honra memoria Homero Hernández, en 40 Aniversario de su muerte.

Una Tertulia conmemorativa del 40 aniversario de la trágica muerte del dirigente revolucionario Héctor Homero Hernández Vargas, fue realizada ayer martes en el auditórium del Museo Memorial de la Resistencia, con la asistencia de miembros de la Fundación Manolo Tavárez Justo, invitados y familiares del joven asesinado el 22 de septiembre de 1971, durante los llamados, “12 años” de gobierno del doctor Joaquín Balaguer.

Homero Hernández, se destacó desde muy joven en la lucha contra la dictadura trujillista y luego de la muerte del tirano, fundó y fue el primer presidente de la Juventud Revolucionaria Dominicana, JRD, del Partido Revolucionario Dominicano, pasando luego a integrar las filas del Movimiento Revolucionario 1J4 de Junio, del cual llegó a ser un alto dirigente por sus destacadas dotes de estratega, su valentía y liderazgo; participó en la Insurrección de Noviembre de 1963 junto a Manolo Tavarez Justo; fue comandante en la Guerra de Abril del 1965 y fundador de la Academia Militar 24 de Abril, cuya dirección compartió con otros dirigentes del 1J4.

La licenciada Luisa De Peña Díaz, Directora General del Museo Memorial, dio la bienvenida a los asistentes y resalto la misión de la institución que dirige, la cual, “vela por preservar la memoria histórica de nuestro pueblo, al tiempo que aboga por una sociedad basada en la cultura de la paz, la tolerancia, la no discriminación, la verdad, la justicia y el respeto a los Derechos Humanos.”

En la Tertulia, el Lic. Avelino Staley, orientó a los presentes sobre el contexto histórico en el que Homero Hernández inicio y desarrolló su lucha política, desde finales de la dictadura trujillista, hasta los inicios de la década del 70, cuando cayó asesinado en la antigua Avenida San Cristóbal, la cual honra hoy su nombre, mientras conducía un automóvil acompañado de su esposa, la periodista Elsa Peña Nadal.

Además, la licenciada Cristina Díaz de Pérez, el doctor Anulfo Reyes y Rafael (Fafa) Taveras, panelistas de la Tertulia, resaltaron sus cualidades como compañero, dirigente y estratega militar, relatando vivencias compartidas, las que fueron reforzadas por los comentarios de otros compañeros y compañeras, presentes en el acto conmemorativo; entre ellos Elsa Peña, quien agradeció el homenaje en nombre de los familiares.

A esta conmemoración del 40 aniversario del asesinato de Homero Hernández realizada por el Museo Memorial de la Resistencia y la Fundación Manolo Tavarez Justo, se une un acto cívico cultural que en memoria del joven y destacado líder revolucionario, realizará el “Comité de Homenaje a los Héroes y Heroínas de la Patria”, en el Centro Político Cultural La Mesa, en 2005 de Ámsterdam Ave y Calle 159, en el alto Manhattan de la ciudad de New York.

El Museo Memorial de la Resistencia, ubicado en la calle Arz. Nouel #210, en la Ciudad Colonial, está abierto al público de martes a domingo, en horario de 9:30 de la mañana, a 6:00 de la tarde.

Rumores de renuncia de Balaguer

Por Ángela Peña
a.pena@hoy.com.do


La intranquilidad se adueñó del pueblo dominicano en la semana del 31 de julio al 6 de agosto. Que Balaguer había renunciado a la presidencia no sólo fue un rumor de vecinos. Se transmitió por la radio internacional y se publicó en la prensa extranjera como un hecho, y Ángel Miolán, entonces figura principal en el país del Partido Revolucionario Dominicano, se hizo eco de la especie en un mitin en Santiago por lo que los medios de comunicación oficiales pasaron días insultándolos a él y a Rafael Bonilla quien presuntamente difundió la dimisión en Maracaibo, Venezuela. El Caribe reprodujo el cable de UPI con las declaraciones, que aseguraban que Ramfis y Negro Trujillo obligaron a desistir al Primer Mandatario.
Lo que dio pie al runrún, supuestamente, fue un comunicado de las Fuerzas Armadas disolviendo Los Cocuyos de la Cordillera, Los Jinetes del Este y La Legión Extranjera, grupos auxiliares de esa institución que actuaron contra los expedicionarios de Constanza, Maimón y Estero Hondo. La eliminación de Los Cocuyos se interpretó como “el explosivo vengador con que se destruirían unos a otros los cabecillas del Gobierno y del Partido que lo sostiene”.
También se regó que Ángel Miolán había muerto, lo que él se apresuró a desmentir. Estos chismes dieron nombre a lo que en meses posteriores al tiranicidio se conoció como “Radio Bemba” que los diccionarios de Dominicanismos definen como “sistema de difusión oral de noticias y rumores”. Bemba es una boca de labios gruesos.
Pero la nota más grave fue la arbitrariedad de la Policía contra grupos que se manifestaron en la calle Del Conde, el día cuatro. Un número indeterminado de personas resultaron heridas y varias arrestadas luego de la reacción violenta de los agentes contra una demostración no programada de la oposición, sobre todo de Unión Cívica Nacional y el 14 de Junio, que se congregaron en el parque Independencia y desfilaron por El Conde hasta convertirse en un enorme mitin en el parque Colón con cuyos manifestantes la uniformada luchó durante casi dos horas.
Al otro día fueron allanados los locales de las dos organizaciones y sus dirigentes y miembros apresados entre ellos Viriato Fiallo y Luis Manuel Baquero, presidente y secretario general de la UCN, y Manuel Aurelio Tavarez Justo, José Ramón Leandro Guzmán Rodríguez y José Antonio Fernández Caminero, líderes del 14 de Junio. De UCN detuvieron 66 y del 14 de Junio, 142 militantes.
El local del “14” estaba ubicado en El Conde esquina Hostos, frente al hotel Comercial, y el de UCN en El Conde 41 (altos). Se había denunciado que ocultaban material inflamable para confeccionar bombas molotov. Encontraron cachiporras, barras de hierro, tubos de acero, garrotes, machetes, puñales, punzones, varillas, amoniaco “y otros artefactos difícilmente usados por quienes deseen tener la paz como norte”, expresó El Caribe.
Empero, los apresados contestaron en el interrogatorio que poseían esos instrumentos para defenderse de ataques de grupos rivales, principalmente de las turbas que encabezaba el denominado “palero” José Antonio Jiménez, Balá.
Los del PRD no fueron molestados porque, según se publicó, contra ellos no había denuncias.
Los allanamientos y apresamientos se produjeron horas después de que Balaguer se entrevistara con dirigentes de la Unión Cívica para tratar sobre los disturbios en El Conde. Fiallo y Baquero enviaron telegrama a la OEA denunciando la acción de la policía, que contradecía las garantías ofrecidas por que Balaguer.
El comercio Del Conde cerró sus puertas, protegió sus vitrinas con rejas metálicas, entre ellos La Puerta del Sol, Joyería Prota, El Palacio, para evitar la destrucción de sus escaparates. Esta era la principal arteria comercial de “Ciudad Trujillo” y el escenario de todas las luchas políticas. De esas demostraciones también surgieron rumores. Uno de ellos fue que al escritor Antonio Fernández Spencer lo habían recogido de una cuneta “con tres balazos mortales”.
El Caribe editorializó diciendo que “Ciudad Trujillo” había vivido momentos de efervescencia y que la democracia estaba a punto de quebrar sus ideales si no prevalecía la cordura. Acusó a la oposición de llegar a medidas extremistas para llevar a cabo sus “ambiguas ambiciones”.
La Nación llamó a los manifestantes agitadores, enemigos del orden, y advirtió que “bajo ningún pretexto podemos dar pasos que nos conduzcan a la facción y a la montonera”.
Esos acontecimientos opacaron noticias tan gratas como el sustancial aumento de sueldo a los médicos, logrado gracias a las exposiciones de los doctores Sixto Incháustegui Cabral, Gilberto Herrera Báez, Gilberto Gómez Rodríguez, Gilberto Baltazar Robiou, Najri Michelén Hasbun, Arturo Damirón Ricart, Ángel Vega Franco, J. E. Kunhardt, Luis R. Betances, José Manuel Rodríguez Jiménez, Rafael Miranda, Luis Augusto Ginebra, Tabaré Álvarez, quienes plantearon a Balaguer las necesidades de la clase.
Otros hechos sobresalientes fueron la reducción de las tarifas a los estudiantes de la Universidad de Santo Domingo en un 40 por ciento y la puesta en libertad de 44 personas implicadas en el ajusticiamiento de Trujillo.
Llegaron del exilio Héctor Aristy, Salvador Barinas Tejeda y Fernando Ortiz Ariza, del Frente Nacional Revolucionario, y hubo cambios que alimentaron los rumores: el general de brigada Francisco González Cruz fue designado secretario de las Fuerzas Armadas en sustitución del mayor general Santos Mélido Marte. Francisco Prats Ramírez fue designado director de Radio Caribe, en lugar de Salomón Sanz. El Movimiento 14 de Junio se convirtió en partido político y se aprobó levantar un monumento en forma de cruz, con una lámpara votiva, en el lugar donde fue “asesinado” El Jefe.
“Embustero de oficio”. Sin embargo, la represión en El Conde y el rumor de la renuncia de Balaguer permanecieron toda la semana. Los ataques reiterados fueron a Miolán, por haber repetido el chisme a sus “escasos acólitos con paladina mala intención”, y al “embustero de oficio” que lo lanzó a “las madrigueras del contubernio exterior… y vuelto a las manos de un malicioso alquimista, éste lanza la especie a una audiencia que desde ya podía calificarlo de embustero de marca mayor”.
“El oso, oso será, aunque se vista de cordero. No hay quien no sepa que esos “inocentes muchachos” que han venido de ultramar a sembrar democracia entre nosotros, traen sus piedras en el seno… Ángel Miolán ya comienza a decir lo que es”, se publicó.
De ambos casos escribió Roberto Berrellez, corresponsal de AP: “Una calma aparente ha caído sobre la capital dominicana después del violento estallido de ayer que parece haber ensombrecido los esfuerzos del Gobierno para democratizar esta nación”, anotó sobre El Conde.
En cuanto a la renuncia de Balaguer, comentó: “Insisten los rumores de que Balaguer quiso renunciar la semana pasada pero se lo impidieron”.








Pies de fotos: Rafael Segura


Balaguer y Viriato Fiallo
165


Dirigentes y miembros de UCN y 14 de Junio arrestados
169



Viriato Fiallo, José Fernández Caminero, Antinoe y Fabio Rafael Fiallo puestos en libertad
171


Ángel Miolán:
Se hizo eco de la renuncia
197


Balaguer, Viriato y Luis Manuel Baquero
223


Salvador Barinas Tejeda, Héctor Aristy y Fernando Ortiz Ariza
236


Cerrando La Puerta del Sol
209



Destacar:
La Nación, 4 de agosto

El Caribe, 6 de agosto

El Museo en New York Times

http://www.nytimes.com/2011/09/13/world/americas/13trujillo.html?ref=todayspaper
September 12, 2011
A Museum of Repression Aims to Shock the Conscience
By RANDAL C. ARCHIBOLD

SANTO DOMINGO, Dominican Republic — Melba Navarro froze at the image of the man with bulging eyes, his mouth flung open in terror. Or was it pain? He was strapped into an electric chair.

“How horrible was the suffering,” she said, a replica of the chair — a simple wooden seat with straps, a little light bulb on the armrest, a wire snaking from the handle to the socket — behind her. It sits under a single light bulb in a bare, chilly subterranean room meant to evoke the feeling of a torture chamber.

A shock to the conscience is the goal of the new Memorial Museum of Dominican Resistance, which brings into stark relief the years of repressive rule in this country, principally the 30 years of dictatorship under Rafael Trujillo from 1930 to 1961, considered among the bloodiest in Latin America.

In his Pulitzer Prize winning novel “The Brief Wondrous Life of Oscar Wao,” Junot Díaz explored the Trujillo era and the tendency for Dominicans, indeed cultures the world over, to bury bloody chapters rather than “take the full measure of that traumatic legacy.”

“We patrol our silences with greater energy than we patrol anything,” Mr. Díaz, who was not involved in building the museum, said in an e-mail.

But whether a sign of democratic progress or the sheer trauma of the period — or both — this museum all but shouts for the era’s pain to be heard.

An animated hologram brings back to life the three Mirabal sisters, dissidents whose 1960 murder by Trujillo’s forces galvanized international opposition to him and years later were the subject of the best-selling novel by Julia Alvarez, “In the Time of the Butterflies.” A bloodied shirt from one of the assassins who killed Trujillo in 1961 hangs in a glass case. The museum’s creators are planning to add audio recordings of torture sessions from that era, known here as the Trujillato.

By the museum’s count, more than 50,000 died in a stretch of oppression and political upheaval from 1916 to 1978, including at least 17,000 Haitians in a racially tinged massacre by Dominican forces under Trujillo’s orders at the border in 1937.

In the view of the creators of the museum, several of them relatives of those killed or tortured, it shines a light on a history increasingly lost on younger generations.

“We are rescuing the memory,” said Luisa de Peña Díaz, the director of the museum and one of its founders, whose father was killed in 1967 as he plotted an insurrection against the president at the time, Joaquín Balaguer.

The current government supported the museum, contributing $2 million, much of the cost to build it. It sits in a renovated house in this city’s historic center — coincidentally across from a school named Gandhi — and also counts on backing by private donors.

The museum has received thousands of visitors since its opening on May 31, but someday may face competition. While historians agree Trujillo earned a place in the tyranny hall of fame, his family members have set up a Web site, Museo Generalisimo Trujillo, announcing plans for a museum to honor him and challenge parts of the historical record they dispute.

The counter-museum is the brainchild of L. Ramfis Domínguez-Trujillo, grandson of the dictator, who acknowledges his forebear was a “military dictator who did not tolerate freedom of speech” but believes that the death toll ascribed to him is inflated and includes killings by collaborators he was unaware of.

Mr. Domínguez-Trujillo, 41, said he would tap a quiet undercurrent of nostalgia for Trujillo and highlight his grandfather’s efforts to modernize the Dominican Republic, building roads, schools and electrical distribution, for example, that are overlooked in favor of his “excesses.”

“Did he commit a number of excesses? Absolutely. He was human. Was he a monster? Absolutely not,” Mr. Domínguez-Trujillo said in a telephone interview from Miami, where he lives. He made a point of adding that he works as a real estate developer and never lived off any of the millions Trujillo reportedly looted from the treasury.

Ms. de Peña said a panel of historians, using the national archives, recently opened police files and other sources, carefully researched everything claimed in the museum she directs.

It challenges right from the start any positive achievements; the entire first section of the museum is devoted to what it calls the myths of Trujillo, countering the notion of economic stability, for instance, by pointing out fraud in his government and his majority financial stake in national industries.

Monuments in his likeness sprang up all over the country during his rule. A web of spies kept tabs on and dispensed with dissidents. Young women he fancied surrendered to his advances or risked death. He had the capital renamed Ciudad Trujillo.

With help from the Central Intelligence Agency, according to a United States Senate report in 1975, he was assassinated in 1961 by members of the army and civilians, but turbulent years followed until 1978, when the government issued a decree freeing political prisoners.

The museum researchers are compiling a list of the victims to display, covering acts of political oppression and resistance between 1916 and 1978.

Ms. de Peña, who was pushed to develop the museum by concerns of her grandmother and mother that resistance fighters were being forgotten, drew inspiration from a visit to the Holocaust History Museum in Jerusalem.

The idea of “never forget” burned in her mind.

“Our values were being turned aside after the generation that grew up in the dictatorships,” said Ms. de Peña, 44. “It was like a ‘generation lite’ after that. That generation lite gave birth to an even worse generation lite.”

Some of the more enthusiastic visitors have been the young, who find the not-so-long-ago events shocking. Many said they had learned only a little in school or through oblique references to the country’s troubled past at the family dinner table.

“Our generation doesn’t know what happened,” said Mabel Rodríguez, 17, as she visited one day. “Although it is sad and depressing how they tortured everybody, it is part of our history. Those people who were tortured were protecting our country.”

martes, 20 de septiembre de 2011

Polón Méndez: de carne, huesos, ideas y principios

PANCARTA
Polón Méndez: de carne, huesos, ideas y principios

Raúl Pérez Peña (Bacho) columnapancarta@yahoo.com

A José Joaquín y a todas las hijas de Polón.
Pasado mañana, jueves 22, es el primer aniversario de la partida de un sabanetero glorioso: Polón Méndez, un revolucionario de carne, huesos, ideas y de principios identificados con el vejado y vilipendiado pueblo dominicano, por cuya liberación soñó y luchó durante su vida. (El oficio religioso es a las 6:15 pm, en la Parroquia Corazón de Jesús, Santiago).
Hablar de Polón Méndez es profundo y alentador. Es como proclamar “hay Patria todavía”.
Polón emanaba energía patriótica en sus conversaciones. Su rostro reflejaba la apertura y espontaneidad armónicas con él mismo, aferrado a sus ideales de cambios sustanciales en nuestra sociedad, e intransigente con los principios de una lucha sin espacios para concesiones a los eternos enemigos del pueblo.
Remover la historia hace encontrar la madera de verticalidad de Polón Méndez con Virgilio Perdomo, Amaury Germán, Papilo Lalane, Homero Hernández, Amín Abel Hasbún, Otto Morales, Guancho Escaño, Polo Rodríguez, Pipe Faxas, Luis Ibarra, y muchos más, entre los que resulta obligado citar a otro símbolo de Sabaneta: Francisco Bueno Zapata. (Este jueves 22 en Nueva York habrá un homenaje recordatorio de Homero Hernández, combatiente hereditario de la talla de su padre Pipí Hernández, dirigente obrero dominicano asesinado en La Habana por sicarios de Trujillo. Y el próximo sábado 24, se anunciará la puesta en circulación del poemario en homenaje a Amín Abel Hasbún, libro que figuró en el programa conmemorativo del 40 aniversario de su asesinato, cuando se convocó a 40 jóvenes llamados Amín, apareciendo más de 50).
Sumado a su persistencia y firmeza, ¿qué hace imborrable a Polón Méndez? Era un revolucionario sencillo, humilde, de efusiva lealtad hacia sus compañeros de lucha.
Ese Polón Méndez estaría hoy en nuestra misma trinchera en misión por la memoria, como lo hizo en cada ruta que emprendimos juntos: Montecristi, Estero Hondo, Maimón, Las Manaclas, Mao y Constanza, escenario de una de sus más relevantes fotografías.
El memorable Polón fue de la generación llamada Manolo: el líder y gran destinatario de la lealtad catorcista que en 1962 preservó al 1J4 del asalto a su dirección intentado por un grupo de pérfidos renegados. Este aniversario de Polón Méndez eleva su ejemplo de integridad, parejo con el 1J4, histórico verdinegro.

domingo, 18 de septiembre de 2011

El Cibao: muertes y persecusiones

Por Ángela Peña
a.pena@hoy.com.do
Familiares de Santiago fueron perseguidos y asesinados tras la muerte del "jefe"

La violencia enlutó el Cibao en la semana del 14 al 20 de agosto con las muertes de Erasmo Bermúdez Espaillat, Fausto Jiménez Guzmán, Pedro Clisante, Alejo Arquímedes Martínez y Elpidio Madera en sucesos políticos ocurridos en Santiago, Puerto Plata, San Francisco de Macorís, Sosúa. Pertenecían a la Unión Cívica Nacional y fueron ametrallados por fuerzas del gobierno en diversos escenarios.
La represión dejó también un trágico saldo de heridos entre los que se encontraban Ramón Tapia, Federico Carlos Álvarez, Manuel Antonio Santos Rodríguez, Rigoberto Antonio Rodríguez, Manuel Guzmán García, José B. Pérez Ramos, Héctor J. Pablo Reyes, Rafael Nicolás Castellanos, Ramón Edilio Checo, Ignacio Rodríguez, Ramón Antonio Rojas, Rafael Antonio Velásquez, Milton Franco, Rafael Alejandro Llenas y otros, alcanzados por disparos del ejército en los velatorios o en manifestaciones de protesta.
La República estaba consternada. El comercio cerró sus puertas en señal de duelo y se pronunciaron las asociaciones de médicos y abogados. Periodistas extranjeros viajaron al país alarmados por los sucesos, y en el Senado se produjeron encendidos debates a raíz de una petición de monseñor Eliseo Pérez Sánchez, senador por Sánchez Ramírez, para que las cámaras legislativas se dirigieran al Presidente Balaguer y a Ramfis, Jefe de Estado Mayor Conjunto, a fin de evitar la repetición de acontecimientos similares. El religioso encontró réplicas en sus colegas J. Fortunato Canaán y Rafael Vidal Torres.
Aviones militares volaban bajo sobre las ciudades, para amedrentar, y de los pueblos se recibían denuncias de atentados, como los que dijo Leopoldo Núñez Levy, presidente de UCN en Higüey, que se fraguaba contra las vidas de Arévalo Cedeño Valdez y otros miembros de esa agrupación. Cedeño murió en 1965 siendo presidente de la Cámara de Diputados del gobierno constitucionalista.
La persecución contra los cívicos llevó a Viriato Fiallo y a Luis Manuel Baquero, presidente y secretario general de la organización, a publicar avisos alertando de tramas contra máximas autoridades para ser atribuidas a su militancia y “proceder en consecuencia”. Pidieron a sus correligionarios no llevar distintivo, ya que se estaban imprimiendo copias para confundir y promover desórdenes.
Unión Cívica se había constituido en la principal fuerza de oposición. Aglutinó personalidades distinguidas y sobresalientes y despertó las simpatías populares. Las frases “¡Basta ya! y “Noble y sufrido pueblo dominicano”, reiteradas por Viriato Fiallo, el sombrerito de cana y la cinta azul que llevaban sus miembros fueron sus divisas.
Guardias y policías aparentaban nerviosos porque jamás habían visto tan arraigadas manifestaciones de valentía y patriotismo. Procedían ensañados contra las multitudes.
Mientras la prensa oficial ofrecía interesadas versiones de lo acontecido, corresponsales de prensa daban otras. Editoriales de El Caribe atacaban a los dirigentes de la UCN y sus partidarios. “La conducta de los oradores de la manifestación de UCN en San Francisco de Macorís, fue propiamente una incitación a la violencia. La palabra estuvo cargada de estéril sectarismo y de enconado rencor político. Las morbosas iniciativas tuvieron sus penosas consecuencias en Santiago”.
Pero el 14 de Junio, en las personas de Manuel A. Tavares Justo y Leandro Guzmán, repudió los asesinatos “alevosamente cometidos por esbirros del régimen”. Enviaron cartas a Balaguer recordándole que “cuando la autoridad constituida se vuelve contra el pueblo, se convierte automáticamente en autoridad delincuente”.
Socorro García de Martínez, madre del médico Alejo García, escribió al mandatario dándole la versión exacta de la forma en que mataron a su hijo en su presencia, la de su esposa y sus dos niños. Le llamaron y él salió, recibiendo ocho heridas de balas mortales.
Ante el terror imperante, Margarita Morell, prestante dama de Santiago, declaró a periodistas norteamericanos: “Vivimos en un estado continuo de temor y amenazas por las autoridades”.
Muertos. Los primeros en caer fueron Pedro Clisante, de 28 años, perteneciente a la Iglesia Evangélica, y Alejo Martínez, que habían encabezado el 13 la representación de Sosúa en el mitin de UCN en Puerto Plata. Al día siguiente los dos fueron ametrallados y Clisante descuartizado a golpes de bayoneta cuando se acercaba a Sosúa en una motocicleta, desarmado y solo.
El sacerdote Ernesto Goyeneche, de la iglesia San Felipe, pronunció la oración fúnebre por Clisante y Martínez y dijo que tenía que dar el pésame no a los familiares sino al pueblo entero. Envió telegrama a Balaguer esperando justicia. Las iglesias de Puerto Plata y Sosúa doblaron campanas cada hora.
Frente a las casas mortuorias disparó la policía hiriendo a Armando García. Detuvieron a Antón Bojos, de 18 años, uno de los oradores del mitin. Puerto Plata se declaró en duelo.
El ministro evangélico Reed, exaltó también las virtudes de Clisante, quien estaba casado con Olga Trocha y era padre de varios niños.
Fausto Jiménez, de 19 años, murió el 19 de agosto al regresar de un mitin en San Francisco de Macorís y entre varias versiones se afirmó que el camión en que regresaba a Santiago fue apedreado por campesinos gobiernistas, se entabló una lucha y éste resultó con fractura del cráneo. Algunos dijeron que cayó del camión. También se publicó: “…un grupo de santiagueros fue atacado a pedradas en el paraje Monte Adentro, por miembros de la ACI protegidos por la Policía Rural. Con el impacto de las piedras los camiones que transportaban a los manifestantes se detuvieron entablándose una desigual contienda…”. Miguel Ángel Antonio Saleta Cordero (Pío), que conducía la camioneta en que iba Fausto, fue sometido a la justicia. Le acompañaban José Ramón Franco Cruz, Eddy Gómez Grullón y Digno José Riggio Pou.
En el velatorio de Jiménez, en la calle España 60, fue mortalmente herido Erasmo Bermúdez Espaillat, cuando militares dispararon a la multitud que había acudido a acompañar a sus deudos. A la víctima, de 31 años, miembro “de una de las más ricas familias de Santiago, fabricantes de ron”, lo trasladaron al hospital José María Cabral y Báez donde falleció a los pocos instantes. Estaba casado con Shita viuda Bermúdez y era el padre de Nidia María Bermúdez Nicolás. El 31, Balaguer visitó a José Ignacio Bermúdez y María Eloísa Espaillat, padres de Erasmo, junto al gobernador Rafael Vidal Torres.
Todos fueron enterrados envueltos en la Bandera, como próceres por la libertad. Repetidas veces se entonó el Himno Nacional. En el cementerio de Santiago hablaron Gustavo A. Vincent y Chechele Pérez. En Puerto Plata el duelo fue despedido por el doctor Sosa Duarte, quien manifestó al ser sepultado Clisante: “Volveremos a traerte en vez de lágrimas y flores, la palma y el laurel de los héroes. Tu sangre aumentará nuestra lucha…”.
La Asociación Médica Dominicana que presidía Sixto Incháustegui Cabral decidió celebrar solemnes funerales a la memoria de Alejo Martínez y acordó que “cuando otro médico muera en circunstancias análogas” los facultativos de todos los hospitales del Estado presentarían sus renuncias. Clisante, Bermúdez, Jiménez y Martínez fueron reconocidos con calles en su memoria.

Reproducciones: Rafael Segura
Invitación a la misa por Alejo Martínez
085
Por las almas de Fausto Jiménez y Erasmo Bermúdez
092
“La República llora” en el entierro de Erasmo y Fausto
006
El 14 de Junio invita
36
Monseñor Eliseo Pérez Sánchez protestó
Destacar El Caribe 18 y 22 de agosto

sábado, 17 de septiembre de 2011

Eugenio Perdomo Ramírez


Eugenio Perdomo Ramírez
Por Giannella Perdomo Pérez
12/29/2010

Giannella Perdomo Pérez
“Mi hermano Virgilio Eugenio, fallecido en combate en la autopista Las Américas, perteneciente al grupo “Los Palmeros”; mi padre, Eugenio Perdomo Ramírez, miembro del Movimiento Clandestino 14 de Junio, estrangulado en “La 40”, el 29 de enero del 1960...Santo Domingo. (Atanay.Com).-
¡Al fin! se nos aproxima enero, repleto de ilusiones y nuevas expectativas. También con la resaca de los desórdenes gastronómicos y del bolsillo. Nos arropa su “curva” implacable y, con ella, tratar de arreglar la casa, para seguir adelante. ¡Nada de esto importa, porque al final, enero nos llega de nuevo!

Para mí, en cambio, enero significa más que eso. Vuelve cargado de listones de nostalgias, de tristezas, de lutos inmedibles; de muertes y desapariciones de seres muy queridos. Mi hermano Virgilio Eugenio, fallecido en combate en la autopista Las Américas, perteneciente al grupo “Los Palmeros”; mi padre, Eugenio Perdomo Ramírez, miembro del Movimiento Clandestino 14 de Junio, estrangulado en “La 40”, el 29 de enero del 1960.

El periódico “Hoy”, en su edición del 24 de enero del 1996, nos publicó la declaración oficial de su muerte, en el artículo “Entre noviembre y enero”. Al finalizar el 2010 y cumplirse 50 años de tu fallecimiento, Eugenio continúa sin recibir la acostumbrada y cristiana sepultura. Por ello, quiero desempolvar tu memoria, desenterrarte del olvido, recoger tus cenizas de aquella odiosa incineradora donde tal vez depositaron tu cadáver o arrancarte del tiburón que pudo arrebatarnos tu cuerpo.

Quiero rescatarte y asistir a tu funeral, ataviada con las galas adecuadas, impecables! Decirte adiós, sin importar el tiempo! Y poder desearte que descanses en paz! Enterrar tu cuerpo, al igual que a otros tantos valientes luchadores de quienes resultó imposible localizar sus restos.

Por tu conducta en la cárcel, ejemplo de hombre vertical, silente, íntegro y valiente en toda vivencia, obliga el ritual y la ceremonia de tu entierro. No hacerlo en una tumba cualquiera, ¡NO! Para ti, un lugar especial, junto a tus compañeros de iguales circunstancias, con lápidas marmóreas, cirios que alumbren las estrellas, cánticos de paz que cubran el entorno, que resplandezca el firmamento y suenen trompetas de júbilo por tu muerte, y la de aquellos, que al igual que tú, supieron enfrentar la lucha desigual en las prisiones.

Eugenio: de pié, frente a tu féretro, ¡lanzo la flor de mi amor, para que descanses en paz, junto a tus héroes compañeros!


giannellaperdomo@hotmail.com

LOS ORIGENES DE RAFAEL L. TRUJILLO MOLINA

http://

viernes 29 de junio de 2007

Por Francisco Berroa Ubiera, Historiador

NACE EL TIRANO

Rafael Leónidas Trujillo Molina nació en San Cristóbal -ciudad ubicada al Suroeste de la Capital dominicana: Santo Domingo de Guzmán-, en 24 de octubre de 1891. Sus padres eran los señores José Trujillo Valdez y la humilde modista Altagracia Julia Molina Chevalier -de madre haitiana-, casados en 1885, por lo tanto, Trujillo tenía ascendencia haitiana por el lado materno.
Sus abuelos maternos eran los señores Luisa Erciná Chevalier, y, Pedro Molina; Luisa era hija de Diyetta Chevalier[1] con Turene Carrié; siendo su abuelo paterno José Trujillo Monagas, espía español que estuvo en el país a raíz de la anexión a España (1861-1865), procreando a José Trujillo Valdez (a) Pepito o Josecito con la señora doña Silveria Valdez.

LA FAMILIA DE TRUJILLO

La familia Trujillo Molina la integraron once vástagos: Virgilio, Rafael Leónidas (a) Chapita, Rosa María, Julieta, José Arismendy (a) Petan, Amable Romero (a) Pipí, Aníbal Julio, Nieves Luisa, Pedro Vetilio, Ofelia Japonesa y Héctor Bienvenido (a) Negro. Otro hermano del dictador fue Luis Rafael Trujillo Molina (a) Nene, hijo de José Trujillo Valdez con la sirio-libanesa Caridad Stefan (a) Cachita, quien fue adoptado por Nieves Luisa Trujillo y Fernando Castillo; usó los apellidos Castillo Trujillo, luego se hizo llamar por los apellidos Trujillo Molina.

EL HOMICIDA PEPITO TRUJILLO

Se sabe que el padre de Trujillo, Pepito o Joseíto, fue procesado y condenado judicialmente por el delito de homicidio en octubre de 1898[2]; antes se dedicó al abigeo, aunque su hijo Rafael, durante su tiranía, lo designó senador eximio y colocó su efigie en el salón del Congreso Nacional, enterrándolo luego próximo a los Padres de la Patria.

LOS "BUENOS" HERMANOS DEL DICTADOR

Los hermanos del dictador: Aníbal, Virgilio, José Arismendi (Petan), y el propio Rafael Leónidas fueron todos reos del delito de abigeato. Aníbal era esquizofrénico, y terminó su vida suicidándose; Amable Romeo Trujillo Molina (Pipí), fue un reconocido chulo y proxeneta; Nieves Luisa, la hermana, se conoció como prostituta en la zona de tolerancia de La Arena, en San Pedro de Macorís, durante los años veinte; luego se dedicó al mismo oficio, con mucho más éxito, en La Habana de Cuba. Casó durante la tiranía con el señor Manuel de Jesús Castillo (Lolo), y luego, al enviudar de éste, contrajo matrimonio con su hermano Fernando Manuel Castillo (Nando).

LA EDUCACION DE TRUJILLO

Su educación elemental el dictador la recibió de su abuela Erciná Chevalier y en la escuela pública Juan Hilario Meriño, y en el colegio de don Pablo Barinas en su pueblo natal. Dado el hecho de las limitaciones económicas de sus padres y su numerosa familia, desde pequeño recibió la ayuda de su tío don Plinio Pina Chevalier, y de otros parientes, a quienes realmente nunca agradeció sus desvelos y sacrificios en su favor.

EL ORIGEN SOCIAL

Contrario a lo que se cree en la República Dominicana y en el mundo, Rafael Trujillo fue un hombre de extracción social humilde, provenía de la clase media baja de origen urbano. Su Alter Ego, es decir, su primer modelo a imitar fue Ulises Heureaux Level (a) Lilís El Manco, y ambos tiranos compartieron la vileza, fueron simuladores, asesinos, corruptos, inmorales, desleales -más Trujillo-, y posiblemente ejemplos de Thanatomanía. En las venas y arterias de ambos corría la sangre haitiana, a pesar del pretendido hispanismo de ambos autócratas, especialmente de Trujillo. El general Ramón Cáceres (a) Mon fue otro de sus modelos, quien recreó un estado de opresión entre 1905 hasta su magnicidio ocurrido en 19 de noviembre de 1911.

Trujillo durante su vida fue testigo a distancia dos magnicidios -el de Ulises Heureaux (a) Lilís El Manco, ocurrido en Moca en 26 de julio de 1899; y el de Ramón Cáceres (a) Mon, acaecido en el camino de Güibia, en Santo Domingo, en 19 de noviembre de 1911-; y finalmente del suyo, ocurrido en la avenida George Washington en Santo Domingo, el 30 de mayo de 1961.

LOS EMPLEOS DE TRUJILLO

Primero se inició como empleado del telégrafo de San Cristóbal, puesto que el fue obtenido por su tío Plinio Pina Chevalier, en su condición de jefe de los servicios telegráficos de la ciudad -cuna del déspota- en 1907. Luego laboró en la Oficina de Correos de la ciudad capital, Santo Domingo, bautizada bajo su mandato ciudad Trujillo.

Su nuevo empleo lo obtuvo en 1916 como "pesador de caña" en los ingenios Ozama o San Luis, y en el central Boca Chica, en éste último Ingenio, además, se desempeña como guardiacampestre, es decir, formaba parte de una guardia rural encargada de labores de vigilancia en los bateyes y campos de cultivo de caña de los centrales azucareros.

Notas y referencias:
[1] Diyetta a su vez era hija de André F. Chevallier.
[2] Según la Gaceta Oficial Núm. 1322 del 23 de diciembre de 1899, contiene en su última página una lista de presos en donde con el Núm. 31 aparece José Trujillo Valdez por el delito de homicidio.

NOTAS SOBRE LAS EXPEDICIONES CONTRA LA DICTADURA DE TRUJILLO DE CONSTANZA, MAIMON Y ESTERO HONDO DE 1959

http://lacomunidad.elpais.com/usolis4587/2008/4/18/notas-sobre-expediciones-contra-dictadura-trujillo-de

NOTAS SOBRE LAS EXPEDICIONES CONTRA LA DICTADURA DE TRUJILLO DE CONSTANZA, MAIMON Y ESTERO HONDO DE 1959
Escrito por: UBALDO SOLIS el 18 Abr 2008 - URL Permanente

NOTAS SOBRE LAS EXPEDICIONES CONTRA LA DICTADURA DE TRUJILLO DE CONSTANZA, MAIMON Y ESTERO HONDO DE 1959
Autor: Francisco Berroa Ubiera, Historiador

ANTECEDENTES. Antes de las expediciones que se produjeron contra Trujillo en junio de 1959, la situación política a nivel continental se caracterizaba porque en ese mismo año llega al poder Rómulo Betancourt en Venezuela, produciéndose asilamientos masivos de dominicanos en la embajada de Venezuela de Santo Domingo; en la vecina isla de Cuba, Batista fue echado del poder por un movimiento revolucionario y sale de aquel país para asilarse en Santo Domingo, produciéndose el ascenso de Fidel Castro al poder, quien comienza los fusilamientos de los esbirros de la dictadura, depuesta por las armas de las fuerzas rebeldes.

En el plano internacional Trujillo tenía también la oposición del Departamento de Estado de Estados Unidos y del Pentágono, aún así solicitó la venta de armas: cañones, municiones y 27 ametralladoras. Sin embargo en febrero de 1959 el presidente Eisenhower pidió al Consejo Nacional de Seguridad brindar apoyo a las democracias del continente y hostilizar las dictaduras.
Tras los acontecimientos de junio de 1959 con las expediciones armadas de Constanza, Maimón y Estero Hondo, y su secuela de muertes la situación de la dictadura se hizo crítica.

Trujillo organiza en 1959 la Legión Extranjera, una fuerza militar esencialmente anticomunista que comenzó a ser organizada con 1,000 hombres, legando a tener 25,000 efectivos, incluyendo mercenarios europeos contratados por el ex-agregado militar en Washington, coronel Ernesto Vega Pagan; Trujillo incluso organiza una Legión Femenina con 62,000 mujeres; el chulo y asesino Miguel Ángel Paulino creó la Reserva de la Legión; Félix W. Bernardino organiza La Legión Haitiana con 60 dirigentes y representantes de 5,000 picadores de caña; además, organiza Los Jinetes del Este -unos 4,500 hombres-, un grupo integrado por ex-presidiarios y homicidas, los cuales eran sacados de las cárceles para destinarlos a la comisión de crímenes y actos represivos en las zonas cañeras; en abril de 1959, Petán crea Los Cocuyos de la Cordillera. Otros grupos paramilitares creados por Trujillo fueron conocidos como Los Macheteros de la Frontera o Los Cimarrones de la Frontera, y La Legión Dominicana, esta última fue una nueva legión formada por 600 legionarios, quienes recibían entrenamiento en la base de Las Calderas; el grupo incluía 50 hombres con uniforme negro: El Cuerpo de Hombres Ranas. Los Milicianos, y La Guardia Universitaria fueron grupos paramilitares. La fábrica de armas de San Cristóbal aumento su producción en un 25 por ciento.

Trujillo, ante tan critica situación, por no llorar hizo cantar el merengue: "recogiendo limosnas no lo tumban...".

El 30 de abril de 1959 Juan de Dios Ventura Simó voló a Puerto Rico y pidió asilo al Departamento de Estado; el organismo rector de la política de Estados Unidos pidió un embargo a la República Dominicana.

En Cuba estaba en su fase de preparación una expedición contra Trujillo que era organizada por los griegos Stelio Bellelis -agente de la CIA que comandó el yate Carmen Elsa y saboteó el mismo-, y Constantin Theodoraquis.

Trujillo inicia los preparativos militares; en 5 de junio de 1959 llegan de Bermudas en un DC-4 procedentes de Estados Unidos seis torres de ametralladoras y municiones; en sólo tres meses Trujillo gastó US $70.0 millones en armas.

El Complejo Militar Industrial y los señores Almirante Edwin Clark, el general Olmsted y otros militares de Estados Unidos manifestaron su apoyo hacía Trujillo. En la prensa de Estados Unidos se desarrolla una intensa campaña contra el comunismo. Entre 1945-58 se gastaron US $ 82.0 millones en armas; en 1959 US $ 50.0 millones.

El dictador designa a José García Trujillo en el Ministerio de Defensa; a su hijo Ranfis Trujillo lo nombra Jefe de Estado Mayor Conjunto de las tropas de Aire, Mar y Tierra, motivo por el cual se le conoció con el apodo de El Pato. Ranfis era un enfermo siquiátrico tratado por el médico de Fort Leavenworth, doctor J. J. O'Hearne; el 27 de mayo de 1959 visitó al doctor C. C. Forkner.

Los movimientos de oposición. Hubo movimientos de oposición interna, y otras en el plano externo.

En lo interno se destaca la conspiración de los sargentos o complot de los mecánicos en la base aérea de San Isidro de la Aviación Militar Dominicana, destacándose los señores Ulises Jacques Bencosme, Manuel Vargas Román y Pasito Espinosa, quienes tenían previsto dañar los aviones Vampiros; casi todos fueron detenidos, torturados y asesinados.

En el plano externo se producen las expediciones de Constanza, Maimón y Estero Hondo. Después del triunfo de Fidel Castro en la Sierra Maestra, mientras cursa una visita a Venezuela, en la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, en 1959, el líder caribeño se compromete a colaborar con el derrocamiento de Trujillo, iniciando una colecta de fondos a tales fines, para ponerlos a disposición de las organizaciones Unión Patriótica Dominicana de Venezuela (UPD); El Frente Unido Dominicano de Cuba; El Frente Unido Dominicano de Puerto Rico; El Frente Unido Dominicano de Nueva York; el Partido Socialista Popular (PSP); el Frente Independiente Democrático de Venezuela; la Unión Patriótica Dominicana de Estados Unidos, de las cuales nació el Movimiento de Liberación Dominicana (MLD), y su brazo armado: el Ejército de Liberación Dominicana (ELD).

Dichas organizaciones suscribieron la Declaración de La Habana y aprobaron un programa mínimo de lucha contra la tiranía que contemplaba, en síntesis, los siguientes aspectos:

I. En lo político: a) derrotar la dictadura de Trujillo; b) crear un gobierno provisional que garantice los derechos civiles y políticos de los dominicanos; c) convocar una asamblea constituyente para elaborar una constitución democrática; d) derogar las leyes trujillistas.

II. En los social: a) hacer una reforma agraria; b) reformar la ley de tierras; c) permitir la libre organización de obreros y campesinos; d) hacer una campaña de alfabetización, y promover la educación en todos los niveles; e) crear la seguridad social.

III. En lo económico: a) desarrollar el mercado interno; b) proteger la industria nacional; c) revisar todas las concesiones del régimen trujillista; d) reformar el sistema tributario; e) aplicar una política económica que garantice los derechos de los dominicanos.

IV. En lo internacional: practicar la solidaridad democrática, la igualdad y la autodeterminación de los pueblos.

Conociendo los tentáculos de la dictadura, incluso en la Cuba de Fidel, se manifestaron opuestos correctamente a esta expedición armada los partidos: el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y su líder Juan Bosch; el Movimiento Popular Dominicano (MPD), y su líder Máximo López Molina; el Partido Vanguardia Revolucionaria Dominicana (VRD), y su líder Horacio Julio Ornes Coiscou.

Se opusieron a la acción el dirigente del PRD don Ángel Miolán, y Luís Aquiles Mejía, del MLD, quienes denunciaron el plan de invasión al Primer Secretario John M. Gates Jr., y a los Segundos Secretarios Robert G. Cox y Sam Moscowitz de la Embajada de Estados Unidos los días 26 y 29 de junio de 1959; el movimiento además fue infiltrado por el SIM trujillista por medio de Tomás Reyes Cerda, y posiblemente por otros agentes desconocidos.[1]

Los jóvenes del MLD recibieron entrenamiento militar en el Rancho Mil Cumbres, cordillera de los Órganos, Pinar del Río. Los rebeldes, 250 en total, se hallaban divididos en cinco pelotones de 50 hombres cada uno; los pelotones en cinco escuadras de 10 hombres cada una, es decir, en 25 escuadras.

Rebeldes por nacionalidad

Cantidad Nacionalidad
211 dominicanos
20 cubanos
13 venezolanos
9 puertorriqueños
3 norteamericanos
3 españoles
1 guatemalteco
1 nicaragüense

Total: Rebeldes: 261
Nacionalidades: 8

Los expedicionarios, con una concepción guerrillera foquista, y armados con fusiles Springfield, Fal, carabinas Garand, Browning Automatic Rifle (BAR), carabinas Cristóbal M-1, M-2; ametralladoras calibres 30, 50, y de mano, Thompson 45; explosivos, minas, trampas para bobos, comunicaciones, etc., se dispusieron a ejecutar su plan tras recibir un fuerte entrenamiento; el 5 de junio de 1959 fueron trasladados al campamento de Cieguitas, en Holguín, en el Oriente de Cuba, desde donde se prepararon para salir hacía la República Dominicana. Dispusieron de un avión C-46, camuflado, y de dos embarcaciones: los yates Carmen Elsa y Tinina.

Las fuerzas insurgentes eran esperadas por Trujillo y, por Johnny Abbes García, con mucha anticipación. El 14 de junio de 1959, a las 6:25 P. M. aterrizó el avión en Constanza con 53 guerrilleros, aunque Trujillo creyó que sólo eran 18. Ese día se trata de implementar un plan de invasión contra Cuba de los partidarios de Batista desde la República Dominicana.

Los guerrilleros de Constanza estaban comandados por el comandante Enrique Jiménez Moya y el cubano Delio Gómez Ochoa; al dejar precipitadamente el avión dejaron sus equipos y armas, luego se dividieron en dos grupos, uno de 33 hombres que marcharon hacía El Río y Tireo, y otros, 20, que fueron a Los Botados. Fueron perseguidos por las fuerzas de contrainsurgencia, y atacados por la aviación con aviones Mustang P-51, Vampiros y P-57, con fuego de metralla, bombas y Napalm. El 17 de junio fue detenido Rafael Tomás Perelló, declarando a Ranfis sobre los desembarcos y sobre Ventura Simó. El día 19 de junio de 1959, habían sido capturados y eliminados 20 guerrilleros; el 20 de junio eran 42 los muertos y dos los presos. El piloto Ventura Simó fue presentado en la Cancillería, obligándole a leer un texto redactado por Ranfis; luego fue torturado y asesinado.

El 20 de junio se ventiló con el embajador Farland, reunido con el canciller Porfirio Herrera Báez y Moya Alonso un plan de Trujillo para invadir Cuba.

El 20 de junio desembarcaron por Maimón y Estero Hondo de dos lanchas: a) la "Carmen Elsa", capitaneada por los griegos Bellelis y Theodokakis, que trajo 121 combatientes, y La "Tinina", capitaneada por Francisco Martín Fernández, que trasladó 48 expedicionarios, escoltadas ambas naves por la fragata cubana Máximo Gómez de Cuba. Los 121 hombres del yate "Carmen Elsa" desembarcaron por Maimón, y estaban comandados por los doctores José Horacio Rodríguez Vásquez y Virgilio Mainardi Reyna; los del yate "Titina" eran 48 expedicionarios comandados por Rafael Campos Navarro y Víctor Manuel Mainardi Reyna (a) Silín, quienes desembarcaron por Estero Hondo.

Contra los 53 combatientes de Constanza fueron usados 4,290 hombres y 142 aviones y helicópteros; fueron eliminados o capturados a los 17 días de iniciar su acción; sobrevivieron seis guerrilleros de un total de 53; en Maimón fueron eliminados 96 expedicionarios de 121; en Estero Hondo 48, y contra ellos se usaron 5,546 hombres, barcos, lanchas guardacostas, aviones, helicópteros, ametralladoras calibre 30 y 50, etc...; los que lograron sobrevivir fueron cruelmente torturados y ejecutados con sadismo por "El Pato", el generalito "hijito de papi", Ranfis Trujillo, y sus amigos de juegos macabros, Fernando Sánchez (a) Tuntín, Luis José León estevez (a) Pechito, Evangelista Cabrera, César Báez, Juan Cambiaso Pimentel (a) Molusco, Octavio Balcacer, Luis Sued, Máximo Bonnetti Burgos (a) Mozo, Johnny Abbes García, etc...

Las fuerzas militares de Rep. Dominicana (1958)
Institución Efectivos
Ejército 11,400
Aviación 2,214
Marina 2,900
Infantería de Marina 943
Total: 17,457

NOTAS:
[1] Vease: Despacho Núm. 5 del 1ro. de julio de 1959, ANEU-DE: secciones 739.00/1 a la 739.00/12.

ANEXO:

Esta es la lista de los participantes en la gesta de junio de 1959, elaborada por la Fundación de Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

Constanza: Antonio Javier Achécar Kalaf, Augusto Juan Alfonseca Espaillat (Puro), Juan Antonio Almánzar Díaz, Juan Antonio Batista Cernuda (Chepito), Gaspar Antonio Rodríguez Bou (Napy), Carlos Luis Cabral Manzano, Félix de los Santos Peralta (Esperanza), Alejandro César Domenech Russo, Miguel Angel Feliú Arzeno (Miguelucho), Pedro Pablo Fernández Cruz, Freddy Guerra Aponte, Ing. Leandro Efraín Guzmán Abreu, Pedro Pablo Fernández Minaya, Rafael Henríquez Rodríguez (Chapú), Francisco Napoleón Hermón Machuca (Papito), Cmdte. Enrique Augusto Jiménez Moya, Leopoldo Jiménez Nouel, Héctor Mateo Calcagno (Mateíto), Dr. Rafael Mella, Rafael Moore Garrido (Fellín), José A. Patiño Martínez (Chepito), Rafael Tomás Perelló Díaz, Federico Augusto Pichardo Díaz, Juan Enrique Puig Subirá Miniño (Johnny), Héctor Enrique Ramírez Castillo (Henry), Cosme Augusto Rojas Pérez, José Andrés Rolán Pérez, Rafael Osvaldo Ross Thomen, Luis Conrado Ruiz (Peligro), Reinaldo Santiago Pou, José Antonio Spignolio Mena (Cuco),Alcibíades Antonio Tavares Pepín (Pigin), Alejandro Fidel Torres (Langue), Juan de Dios Ventura Simó, Víctor Eligio Mainardi Méndez, Rafael Parache.

Estero Hondo: Carlos Aponte Willard, Simplicio Belfod Santos, Pedro Antonio Casado Jiménez, José Antonio Campos Navarro (Tony), Máximo Emilio D'Oleo Gimbernard, Vicente Mario Gómez Monatán, Persio Oscar Grullón Castro, Alberto Herrera Moreno (Bertico), Manuel Lorenzo Carrasco, Andrés Lozano Guzmán, Dr. Felipe Maduro Sanabia, Víctor Manuel Mainardi Reyna (Sillín), Jaime Manuel Martínez Rodríguez, Antonio de Jesús Minaya Fernández, Héctor Bienvenido Olivier Romero (Papi), Alberto Perdomo, Manuel de Jesús Perozo Chicón (Masú), Elpidio Sanabia Valverde (Pillo), Dr. Octavio Augusto Mejía-Ricart Guzmán, Doctor Guillermo Augusto Sánchez Sanlley, Alfonso José Santiago, Francisco A. Ubiera, José Rafael Federico Valverde Cruz, Rafael Quezada Jiménez (Lulú), Dr. Aquiles Rodríguez (Quilito).

Maimón: Miguel Alies Messon, Doctor Miguel Alvarez Fadul, Miguel Jacobo Amarante Sevillano, Francisco José Aponte Williard, Ramón José Sebastián Asensio Valverde, Alejandro Báez y Báez, Enrique Belliard Sosa, Dr. Toribio Bencosme Rodríguez, José Fabio Bergés (Grillito), Pedro Julián Bonilla Aybar, Domingo Cabrera Martínez, Julio César Castillo Cruz, Fernando Cestero Martínez (Chichí), Rubén Cordero García, José Ramón Enrique Cordero Michel, Ramón Aníbar Castro Sánchez, Manuel Delgado López, Héctor Emilio de Giudice Herrera, Manuel José del Orbe, Augusto Eufemio Dohse Jorge (Buby), Silvio Augusto Domínguez López, Guillermo Eustaquio Ducoudray Mansfield, Julio Raúl Durán García, Gabriel Emilio Fernández Mármol (Pipí), Juan Figueroa Reyes, Bienvenido Fuertes Duarte, Ercilio García Bencosme (Cilo), Sergio Manuel Ildefonso Genao (Capori), Fernando Gody, Francisco José Grullón Martínez (Frank), Eugenio Grullón González, César Federico Laranquent, José Caonabo Lora Martínez, Juan José Mateo Adames, Conrado Martínez Hernández, Eduardo Salvador Martínez Saviñón, Miguel Meléndez, Dr. Antonio Moca Ricart (Tony), Fernando Ozuna, Herminio Ripoll, Moisés Rubén Agosto Concepción, Dr. José Horacio Rodríguez Vásquez.

Cubanos: Enrique Betancourt Carilli, Froilán Flores, Ramón López López (Nene), Frank López Rodríguez, Roberto P. Pichardo Caminada, Oscar Reyes Medina (Cohetico), Aldo Rodríguez Pérez, Antonio Sánchez Pérez, Ricardo Vasallo Alfonso, Oscar Luis Vega Acosta, Luis Cárdenas Betancourt.

Español: Francisco Alvarez.

Puertorriqueños: Luis Alvarez, Luis Ramón Reyes, Juan Reyes, Ramón Ruiz.

Venezolanos: José Altagracia Arias Quintero, Diego Avila Piller, Juan Cárdenas Soto, José Isaac Molina González, Generoso Hernández, Pedro José Linares Badillo, Luis Alfonso Medina Rosales, José Luis Rodríguez, Luis Cárdenas Betancourt.

Norteamericanos: Larry Beevins, Charles White.

La esquina del Meneo



Historia y Vivencias.

Probablemente ningún otro punto de nuestro Baní tenga tanta historia, anécdotas y vivencias que la llamada esquina El Meneo.

¿Qué banilejo no conoce su ubicación y fama?.

La esquina El Meneo, o simplemente El Meneo, era una especie de convergencia obligada de una parte de los que décadas atrás era nuestra composición social, pués allí se daban cita, especialmente los domingos, gran cantidad de compueblanos y campesinos de áreas cercanas (recordemos que hablamos de una época en que la mayor concentración de nuestros habitantes se hallaban en la zona rural) y de nuestros campos venían a comprar quinielas y billetes de la lotería, muchos de ellos cuando ya habían pasado por el mercado público vendiendo algún producto de su tierra, o ya bien a comprar algo en la ferreteía Vizcíno (que ésta, antes fue un colmado), justo en la misma esquina, y que hoy aún funciona como tal. Las ferreterías de aquel entonces no eran como ahora. La realidad del momento las compelías a ofertar también todo tipo de aperos de labranza y toda clase de monturas de caballos y similares. Unos que otros no se iban del lugar sin antes darse unos tragos en un de las dos barras de esta esquina. Una se llamaba El Gallo Floriao y la otra, bar Asturia, del español Alfonso.

Por su ubicación, por ser ampliamente conocido y porque de por sí ya los domingos era El Meneo un hervidero de gente, era esta esquina, poco después de la caída de Trujillo, el lugar obligado para realizar mítines políticos, y de hecho, fue ahí donde se realizó el primer mitin masivo del PRD de Baní, y si no me falla la memoria, también fue ahí, ya en era post Trujillo, donde se vió por primera vez en nuestra ciudad la primera propaganda de un partido usando los llamados cruza/calle y luego, ya en el fragor de la revuelta cívico-militar de 1965, fue en El Meneo donde el Partido 14 De Junio (1J4) hizo un masivo mitin para exigir, entre otras cosas, la salida de las tropas norteamericanas que entonces ocupaban la Patria, las cuales habian llegado a suelo dominicano con el único propósito de bloquear el triunfo de esa revuelta. En ese mitin del 1J4, la principal oradora fue Enma Tavárez Justo (EPD), hermana de Manolo.

No se debe hablar de El Meneo sin dejar de mencionar las familias trabajadores y honorables que forman parte de su historia, como fueron las Zapata, Vizcaíno, Alfonso el español, así como los personajes que allí de una forma u otra buscaban su sustento y el de los suyos, ya sea arreglando y alquilando bicicletas, limpiando zapatos, cogiendo pinches a neumáticos..., y me vienen a la memoria los populares Tagasio (EPD), Tajá, Manuel Torreja (EPD), Naná, Rubén...; siendo de rigor
no dejar de lado el gran número de billeteros/quinieleros que ahí se agrupaban con sus llamados `burros`, y recuerdo entre esos billeteros a el Rubio Paula (EPD), quien era uno de los primeros en estar ubicado ofertando quinielas y billetes. También como billeteros de entonces recuerdo a José Pérez, a Naney, a Gerónimo...
No quiero pasar por alto otras honorables familias que, aunque no estaban en la misma esquina, sí estaban en su entorno inmediato, como a Nenena (la mamá de Rhadamés `aguja`) y su fonda; la familia de Morocota, cuyos apellidos no recuerdo por ahora.

Pero El Meneo no deja de tener su lado oscuro, por así decirlo, en su historial. En esta esquina, en este punto de Baní, por diversas razones, también se daban cita tígueres de todo tipo, personas de baja ralea, chulos, cueros, mampiolos y consuetudinarios y empedernidos borrachones, y no dejaría de ser por esto que tiene su lado oscuro de violencia, dolor, sangre.

Sería a mediados de los 40s, dicen, que en El Meneo fue cobardemente asesinado un hombre `por feo`, y temprano de los 60s, yo mismo fuí testigo de una trifulca entre dos hombres, y pude ver justo el momento en que uno de ellos le enterraba un largo y fino cuchillo al otro en la altura del hombro izquierdo, huyéndo inmediatamente el agresor del lugar. Recuerdo que me llamó poderosamente la atención que el herido, sangrando porfusamente y aún con el cuchillo enterrado en el cuerpo, no emitió nada de gritos, pero tampoco hizo mueca alguna de dolor...y no estaba borracho!

Meneo denota dinámica, movimiento, vida; y eso era básicamente lo que reflejaba ese punto de Baní en las décadas de los años 50, 60 y 70 del pasado siglo, y lo que allí se veía y oía no era más que el reflejo de lo que era entonces nuestra sociedad. Era como si hubiésemos escogido esa esquina para mostrar las cosas buenas y malas que como humanos llevamos por dentro.

Todo cambia. Se comprende. Ya El Meneo no tiene `el meneo`, el colorido, folclorismo y eventos y acciones criticables de antaño, pero una cosa es cierta: mientras Baní sea Baní, El Meneo será El Meneo.

Pié o texto para las fotos:
Fotos del mitín del 1J4 en 1965 en El Meneo.
Aparece Enma Taváres Justo
















Picture 003.jpg Picture 003.jpg
264 K Ver Descargar

Recordarán a Homero Hernández

Thu, 15 Sep 2011 19:31:00


Recordarán a Homero Hernández


Será realizado el próximo día 24 de Septiembre por el “Comité de Homenaje a las Heroínas y Héroes de la Patria”, en el Centro Político Cultural La Mesa, en 2005 de Ámsterdam Ave y Calle 159, en el alto Manhattan


NUEVA YORK.- Un acto cívico cultural para conmemorar el 40 aniversario de la trágica muerte del dirigente revolucionario dominicano, Héctor Homero Hernández Vargas, será realizado el próximo día 24 de Septiembre por el “Comité de Homenaje a las Heroínas y Héroes de la Patria”, en el Centro Político Cultural La Mesa, en 2005 de Ámsterdam Ave y Calle 159, en el Alto Manhattan de la ciudad de New York.

Homero Hernández se destacó desde muy joven en la lucha contra la dictadura trujillista y luego de la muerte del tirano, fundo y fue el primer presidente de la Juventud Revolucionaria Dominicana, JRD, del Partido Revolucionario Dominicano; pasando luego a integrar las filas del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, (1J4), del cual llego a ser un alto dirigente por sus destacadas dotes de estratega, su valentía y liderazgo.

Participó en la Insurrección de Noviembre de 1963 junto a Manolo Tavarez Justo y fue comandante en la Guerra de Abril del 65; siendo asesinado años mas tarde durante los aciagos “12 de años “del gobierno de Joaquín Balaguer, mientras conducía un automóvil en compañía de su esposa Elsa Pena Nadal, quien ha sido invitada a la actividad y tendrá una participación en la misma, mediante una presentación audio visual donde abordará los aspectos mas relevantes de la vida política, la personalidad y los valores humanos del destacado joven revolucionario.

En el acto, que será conducido por la poetisa Osiris Mosquea, el doctor Wilson Spencer hará una reseña del momento histórico que vivía el país cuando se desarrolló la lucha librada por Homero y los demás jóvenes de su generación. Una pintura del rostro del joven revolucionario le será entregada a Elsa Peña por su autor, el artista plástico Ismael Checo.

La presentación artística incluye canciones, bailes y un recital de poemas alegóricos a Homero Hernández, interpretados por la cantante Argentina Lara, el poeta Diógenes Abreu y el Grupo de Poesías “Voces de Ultramar”, que dirige el licenciado Félix García.

El Comité de Homenaje a los Héroes y Heroínas de la Patria,-- que en este histórico mes de septiembre también recordará al poeta Pablo Neruda, al dirigente revolucionario Amín Abel Hasbun y al derrocado presidente chileno Salvador Allende—tiene como Presidente a Roberto Castillo y a John Ramírez, como Secretario de Organización; a Eudy Payano en la Secretaría de Prensa y Propaganda, y a Dionisio Bretón, en la Secretaría de Finanzas; siendo Julio César Pérez y Jaime Morbán, los secretarios de Relaciones Públicas y de Actas y Archivo; respectivamente. Como miembros figuran los doctores Raymundo Segura y Santiago Grullón, así como el Profesor Roberto Mercedes.

En Santo Domingo, también se honrará la memoria de Homero Hernández en este 40 aniversario de su partida, y para tales fines, el Museo Memorial de la Resistencia y la Fundación Manolo Tavarez Justo, realizarán los días 20 y 22 de este mes de septiembre, una Tertulia en el Museo y una Ofrenda Floral, con la participación de historiadores, ex compañeros de lucha y familiares del valioso joven revolucionario, caído a los 28 años de edad.

El “Comité de Homenaje a las Heroínas y Héroes de la Patria”, invita a las dominicanas y dominicanos residentes en esta urbe, a comparecer a la actividad cívico-cultural que tiene por finalidad rescatar la memoria histórica de nuestro pueblo para de esta forma preservar y profundizar en las conquistas democráticas obtenidas con el sacrificio de nuestros héroes y heroínas.

av/am

Jacques Viau Renaud:

Jacques Viau Renaud:

Abril: Fernandez Dominguez, Abril: Jacques Viau, Abril: Caamaño!!!!
Enrique Feliz (Coronel de la Gloria)

Otro gigante de Abril lo fue el poeta e intelectual haitiano Jacques Viau, fulminado por la bota invasora yankee el 15 de Junio del 1965. Llega a nuestro pais en 1958, y forma parte en los finales de la Era de trujillo en el Grupo "Arte y Liberacion" dirigido por Silvano Lora, agrupacion de jovenes que realizaba actividades de contenido social alimentando la vocacion democratica del pueblo.

Cuando estalla la Guerra Civil no duda un segundo en tomar un fusil y defender la Republica Dominicana, poesia y metal convertidos en ser humano, transformados en solidaridad de un pueblo con nuestro pais. Con solo 22 años le partieron la carne en dos mitades, partieron su cuerpo pero no su poesia, los hombres caen, las palabras quedan Jacques Viau.

Nunca olvidaremos tu sacrificio.
Aplausos prolongados por tu martirio.

Algunos de sus poemas estan recogidos en su libro "Permanencia del llanto", editado con posterioridad a su muerte. Insertamos aqui un fragmento de su poema Nada permanece tanto como el llanto:


El viento apaga las ascuas de nuestro cuerpo
revienta nuestros labios,
arranca nuetro pelo hebra tras hebra, y las va juntando,
y las va atando hasta hilvanar una larga palabra
que entumece los oidos.
Aun hay tiempo de decir la palabra ...
Hombre apresurate
asume la herencia sin temor, levantate.
Di la palalabra, hazte ciudadano del mundo,
asume su dolor, su llanto, sé sufragante de su estatura,
aun hay tiempo, di la palabra :
Que los hambrientos comprendan que la vida les pertenece.
Que el callado plañidor de las calles edifique con lo que nunca sus manos han tocado.
Que el viento socave el armazon del llanto.

Publicado por CazaBrujaDeDores es Christian Brito en

Santiagueros también hicieron la Guerra de Abril

http://www.agn.gov.do/departamentos-agn-dominicana/dep-hemeroteca-biblioteca/historia-dominicana/1452-santiagueros-tambien-hicieron-la-guerra-de-abril.html

Santiagueros también hicieron la Guerra de Abril
PDF Imprimir E-mail
Domingo, 28 de Junio de 2009

Los motivos que me impulsan a escribir esta dilatación de tiempo y espacio son para destacar la significativa participación del Santiago y los santiagueros en lo que fue la gesta histórica del 24 de abril de 1965, luego convertida en guerra patria a partir del 28 de ese mismo mes cuando tropas de los que serían 42 mil marines, apoyados por una entelequia llamada OEA y el entonces presidente de Estados Unidos, Lyndon B. Jonson, osaron pisotear el suelo patrio.

Recrear en esta fecha memorable la participación de hombres y mujeres del pueblo de Santiago en las batallas escenificadas en las calles y callejones del Santo Domingo ese abril heroico y los meses subsiguientes hasta el 3 de septiembre, resulta para mí de valor inconmensurable en mi condición de santiaguero de pura cepa y, además, como militante revolucionario de buena y larga data.

Recuerdo cuando el 24 de abril, pasadas las 2:00 de la tarde escuché la voz vibrante del doctor José Francisco Peña Gómez anunciar a todo el pueblo que un grupo de militares honestos se había levantado con el propósito de deponer el gobierno de facto presidido por el triunviro Donald Reid Cabral, para restablecer el gobierno constitucional del primer ensayo democrático de República Dominicana presidido por Juan Bosch.

Atrapado por la emoción y la alegría, ya llevaba alrededor de 2 años enrolado como militante del P.S.P me lancé de mi casa en la Pedro M. Hungría 65, a las calles y al llegar a la esquina Restauración observé una multitud enardecida que con cantos de victorias se dirigía al centro de la ciudad. Llegamos al parque Duarte en cuyo frente estaba ubicado el local del PRD. y un grupo de jóvenes decidimos tomar la emisora recién fundada por el periodista y comentarista Rafael Rivas Jerez, Radio 1, la cual se encontraba frente al mismo parque, justamente en los altos del Restaurant Antillas, donde fuimos detenidos y conducidos al Cuartel General, durante la noche, debido al gran cúmulo de detenidos por el toque de queda decretado fuimos trasladados a la Fortaleza San Luis, pero al día siguiente, en vista de la desorientación que primada en las filas del ejercito salimos libertados encontrándonos con un Santiago plenamente en la calle, ocupado toda la parte alta de la ciudad.

Todo estaba colmado de un pueblo ansioso por luchar, exigiendo armas para reinstaurar el gobierno del profesor Bosch. Las calles San Luis, El Sol, 30 de Marzo y sus alrededores eran un hormiguero de hombres, mujeres y, hasta niños.

Fue emocionante cuando vimos al doctor Alfredo Conde, dirigente del Partido Socialista Popular, arengar a las masas desde la galería de la Academia Santa Teresita; recuerdo que dijo que debíamos apretarnos las correas ya que no podíamos abandonar las calles para irnos a comer hasta que se lograra la entrega de las armas por los militares. Así lo hicimos.

El lunes 26 llegó desde Santo Domingo Ramón Antonio Veras (Negro), se subió en la capota de una guagua ubicada en la calle San Luis y narró de forma espeluznante el genocidio que estaban cometiendo los militares de San Isidro, ametrallando y bombardeando la ciudad.

Las horas transcurrían, el pueblo no cedía en sus exigencias de armas. Ese día 26 de abril fuimos durante la noche a la Av. Hermanas Mirabal al lado del colmado de don Moisés Luna a esperar los restos de la segunda víctima, mártir de Santiago, el joven abogado Manolo Alvarez (Manolito) diputado del PRD que acudió al llamado de su partido a ocupar su puesto de congresistas constitucional; ya había caído en combates el santiaguero Ledesma Colón.

Los restos de Manolito llegaron aproximadamente a las 9 de la noche en medio de una oscuridad tenebrosa y con intenso patrullaje. El 27, un pueblo henchido de rabia contenida dio sepultura a Manolito Álvarez.

Continuamos en la calle luego del entierro del joven y talentoso abogado. Algo que nos llenó (a mi particularmente), de gozo y orgullo fue participar de un hecho de amor por su pueblo y muestra de dignidad y de coraje:

El compañero David Onelio Espaillat Campo, nos preparó en columnas de fingidos combatientes, nos hizo buscar palos de escobas y empalizadas y nos los terció en los hombros a manera de fusiles conduciéndonos a paso doble, entonando un estribillo que decía: "Subiendo a la loma y nadie se cansa/por eso subimos/siempre felices. Así era ese titán de lealtad y sacrificio, un ejemplo de entereza y coraje fue ye s Onelio un hijo de Santiago.

Una modalidad propia del ingenioso pueblo lo fue la llamada Radio Bembe. Las noticias corrían de boda en boca.... La Revolución estaba ganada, los relatos convertían en leyenda las hazañas de los hombres ranas y su comandante Monte Arache, el arrojo desafiante de Caamaño, la agresividad y decisión de Pichirilo, las proezas de los hombres y mujeres cuyo único nombre era el valor, en medio de todo la llegada del dolor y la tristeza cuando supimos que había caído en combate el más insigne representante de la dignidad, la honestidad y el decoro militar; Rafael Tomás Fernández Domínguez.

Para terminar, en cuanto a mi empecé a sentir la falta de los amigos. Todos o casi todos se fueron a combatir; pero un día yo también me fui y encontré a los amigos en el combate: a Víctor Francisco Cabrera (Nine la Pólvora), manejando un jeep con una ametralladora 30 montada, a Rolando Rodríguez y su hermano Heriberto, cada uno con su respectivo fusil Mausel, a Chiqui Flores, a Horacito Martínez, al sub-comandante René Fernández Almonte, luego periodista de tiempo completo; Gerardo Marmolejos, Juan Persia, Alfredo Conde, Marquito, Franklin Veras y un etc. bien largo para una cantidad enorme de combatientes constitucionalistas de Santiago, de esta hidalga de los 30 Caballeros, sin dejar de resaltar esa luchadora incansable que fuera la gran Altagracia (Piky) Lora (La Pikitina), ejemplo del valor y entereza de la mujer dominicana.

Hoy a pesar del arrojo y coraje de los que enfrentaron la ignominia del verdugo y lavaron con su sangre la traición de los malos dominicanos, nos asalta el recuerdo de una revolución truncada, interrumpidas las ansias e ilusiones de un país, recordando a don Pedro Mir, "colocados en el mismo trayecto del sol y de las guerras"... truncadas, si, sus esperanzas de justicia y libertad, por una horda de 42 mil soldados enviados por el imperio más salvaje y criminal de la humanidad.



Fuente: José A. López/El Nacional
11 Abril 2009

Propone erigir monumento para perpetuar memoria mártires sin apellidos sonoros

Propone erigir monumento para perpetuar memoria mártires sin apellidos sonoros PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Víctor Manzueta Espaillat
Martes 16 de Agosto de 2011 09:39


[Víctor Martínez Díaz.]


.



RHODE ISLAND. Providence.- Un dirigente comunitario dominicano, propuso en una carta al director de Sol Dominicano.com, la construcción de un monumento simbólico a la perpetuación de la memoria de los miles de dominicanos sin apellidos sonoros que fueron asesinados y desaparecidos durante los 31 años de la Era de Trujillo y los gobiernos que les sucedieron.



Víctor Martínez Díaz, cuyo padre y hermanos fueron fusilados y tirados al mar como se acostumbraba en esa época para desaparecer cualquier prueba que inculpara al gobierno, y evitar una investigación, sugiere que en ese monumento se escriban los nombres de todos los que cayeron en esas épocas, con sus fotos y cualquier recuerdo que las familias conserven.



También la formación de un Comité Gestor del “Monumento a los Héroes Anónimos Asesinados y Desaparecidos de la Tiranía de Trujillo y Otros Gobiernos” que le sucedieron



En ese sentido, Sol Dominicano.com, ha habilitado una cuenta de e-mail para que los familiares empiecen a enviar los nombres de sus seres queridos desaparecidos por la dictadura trujillista, o los gobiernos que les siguieron, inclusive los 12 años de presidente Joaquín Balaguer: heroesinapellidosonoros@hotmail.com para comenzar a recabar nombres, apellidos, fecha de nacimiento, día y fecha en que desapareció, donde fue el último lugar de que tuvieron conocimiento de que estuviera y fecha en que se enteraron que fueron asesinados.



Hacemos nuestra la idea del señor Martínez Díaz, porque en realidad hay muchos miles de hombres y mujeres y niños que fueron desaparecidos por la tiranía y gobierno subsiguientes que no tienen una tumba o un monumento que honre su memoria.



En la medida que vayan llegando estos datos de los héroes ahora anónimos, los iremos publicando para un mejor conocimiento de quiénes fueron esos mártires sin nombres.



Así, que asumimos la consigna del señor Martínez: “Unete de corazón y buena voluntad a esta noble causa”:





Agosto 15/2011





Señor Víctor Manzueta Espaillat

Director Soldominicano.com

Santo Domingo Oeste. República Dominicana.



Señor Director:



Considero de vital importancia histórica que se construya un monumento simbólico, a nuestros mártires que fueron

asesinados y desaparecidos por la tiranía trujillista, en los gobiernos que les sucedieron y en los 12 años de Joaquín Balaquer.



Podríamos tener allí grabados los nombres y fotografías de todos estos luchadores que dieron sus vidas para que hoy la República

Dominicana sea una nación libre, democrática, soberana, libre de cualesquiera otra dictadura ya sea de derecha o de izquieda.



Podría abarcar este monumento, a los héroes y mártires anónimos, que por no tener un apellido brillante, no se le ha hecho ningún lugar en su honor, como por ejemplo, Virgilio Martínez Reyna y su esposa Esperanza, y todas las víctimas de esa primera época en que los sicarios de Trujillo llenaron de sangre el comienzo de su nefasta dictadura.



Los héroes y mártires de Cayo Confites, Luperón, del complot de Moca, a los miles de héroes del Movimiento 1J4. Al olvidado mártir Rufino de la Cruz. A los niños y jóvenes panfleteros de Santiago, a los conspiradores Sargentos de la Fuerza Aérea, a los militares que renegaron de la dictadura y murieron por esa causa, en las ergástulas de la dictadura.



A los dominicanos anónimos que cayeron tras el tiranicidio a manos del Servicio de Inteligencia Militar y miembros de las Fuerzas Armadas, entre los que se encuentran mi padre, el teniente EN José Manuel Núñez y Núñez y mis hermanos, los sargentos del EN, Wenceslao y Jorge Taveras, muertos por disposición de Rafael Leónidas Trujillo Martínez (Ramfis) porque formaban parte de la escolta del entonces del Secretario de las Fuerzas Armadas, general José René Román Fernández.



También, dedicado a las víctimas de los doce años del presidente Joaquín Balaguer, que fueron víctimas del mismo sistema trujillista que aún funcionaba en el país, época todavía que las Fuerzas Armadas cometían crímenes políticos.



En fin Señor Director, un monumento histórico donde los familiares de esas miles de víctimas de la libertad, puedan ir a rezarles, encederles una luz y llevarles flores, un monumento que acoja a todos esos mártires sin apellidos sonoros, pero que supieron ser hijos de la Patria con su entrega y martirio.





Fraternalmente



Víctor Martínez Díaz

Providencia Rhode Island, E.U.A



NOTA: Hago esta exhortación a los dominicanos: Unete de corazón y buena voluntad a esta noble causa.