Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

Testimonio de cuando tumbaron a Juan Bosch

PANCARTA
Testimonio de cuando tumbaron a Juan Bosch

Raúl Pérez Peña (Bacho)
columnapancarta@yahoo.com

El suscrito, dominicano, casado, mayor de edad, en pleno disfrute de su memoria, de sus deberes y derechos, deja constancia ante las nuevas generaciones del ambiente político del país en 1963, cuando fue derrocado el gobierno constitucional de Juan Bosch.Residía entonces en el edificio Baquero, calle El Conde esquina Hostos, siendo militante a tiempo completo del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, liderado por Manolo Tavárez Justo.

Al vivir frente a la sede del Comité Central del 1J4 verdinegro, me mantenía informado de las directrices del partido ante el acontecer nacional, matizado por la febril actividad conspirativa emprendida por un mosaico de sectores recalcitrantes que no toleraban a Juan Bosch al frente de un gobierno fruto de la voluntad popular mayoritaria expresada el 20 de diciembre de 1962.

Por su independencia ideológico-política, el Movimiento 14 de Junio, marcaba distancia y enarbolaba pertinentes reclamos sociales ante el gobierno de Bosch, vía su órgano periodístico y sus programas radiales de alcance nacional y en las principales provincias.

Sin embargo, doy fe y testimonio que el 14 de Junio fue intenso y extenso en denunciar la conjura golpista por los más diversos medios de difusión y las responsables alocuciones en concentraciones masivas de nuestro líder Manolo Tavárez.Si hoy existiera el WikiLeaks de entonces, flotarían más detalles del entramado del golpe por la comunicación entre la embajada norteamericana y jefes militares, eclesiásticos, empresariales, politiqueros, periodistas y múltiples traidores.

El golpe de Estado se consumó y el país se fue a pique institucionalmente. Puedo testimoniar ante la juventud que con el alzamiento guerrillero orientado hacia seis zonas montañosas, para el Movimiento Revolucionario 14 de Junio era prioritario el rescate de la constitucionalidad arrebatada.

Antes del año y medio, la toma de las armas repoyó bajo iniciativa del glorioso coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez con el fruto liberador del 24 de Abril. Así pasó a la historia el triunvirato golpista, nido del antitrujillismo de fractura (por quebrar el orden institucional) y de factura, por cobrar sus “servicios a la patria”.

Los hijos políticos de Juan Bosch, PRD y PLD, no quieren saber ni en pintura cómo se conduce un gobierno sin hacer fortuna con el dinero público.De ahí su timidez al hablar de 1963.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.