Páginas vistas en total

jueves, 30 de septiembre de 2010

AMIL ABEL HASBUN. La Memoria historica

Tomado de GRANERO DEL SUR
.
viernes 24 de septiembre de 2010
La Memoria Histórica

Amín Abel Hasbún
De Wikipedia, la enciclopedia libre


Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{subst:Aviso referencias|Amín Abel Hasbún}} ~~~~

Amin Abel Hasbún (12 de octubre de 1942 - 24 de septiembre de 1970) fue un ingeniero y activista político dominicano de origen árabe.

Contenido
[ocultar]
•1 Biografía
•2 Carrera política
◦2.1 Asesinato
•3 América Latina busca su camino
•4 Enlaces Externos
•5 Fuentes y referencias


[editar] Biografía
Era hijo de Mahoma Abel y Liliana Hasbún. Realizó sus estudios secundarios en el Colegio de La Salle en Santo Domingo, graduándose de Bachiller en ciencias físicas y matemáticas en 1958 siendo el único estudiante de su promoción en obtener el título distinctivo de Alumno Eminente.

Estudió en la Facultad de Ingeniería y de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, obteniendo en 1966 el título de ingeniero civil Summa Cum Laude.

[editar] Carrera política
Se inició en la lucha política en 1960, en labores clandestinas contra el régimen de Trujillo. Participó luego en las movilizaciones callejeras en los meses de julio, agosto y septiembre de 1961.

De 1961, a raíz de la muerte de Trujillo, ingresó oficialmente en el movimiento revolucionario "14 de junio". Se unió a las movilizaciones estudiantiles en la Universidad de Santo Domingo en el mes de octubre del mismo año y que culminaron con una verdadera masacre escenificada en la calle Espaillat, el día 20 del mismo mes.

Estuvo presente en las luchas que desarrollaron los estudiantes universitarios para obtener la Ley de Autonomía en los meses de diciembre de 1961 y de enero de 1962.

El mismo día del golpe de Estado en 1963, que derrocó el gobierno constitucional del profesor Juan Bosch, fue apresado por las fuerzas policiales. Se escapó del palacio policial. Posteriormente participó en las actividades de apoyo urbano a las guerrillas, organizadas en 1963 por el movimiento "14 de junio", y que encabezó Manolo Tavárez Justo.

En 1964 fue elegido secretario general de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED) y delegado estudiantil al Consejo Universitario. En el mes de febrero viajó a Hungría en representación de la FED para participar en un congreso organizado por la Unión Internacional de Estudiantes (UIE).

A su regreso, dirigió la lucha de la FED contra el examen de admisión establecido por el Consejo Universitario que encabezaba el ingeniero José Ramón Báez López-Penha. Con el argumento de que el referido examen era un paso para crear una "universidad de élite", Amín Abel participó en el boicot planeado por la FED, siendo expulsado temporalmente de la Universidad junto a otros dirigentes estudiantiles. A pesar de ello, el líder estudiantil continuó encabezando a los estudiantes universitarios, siendo apresado nuevamente en un acto programado por el "14 de junio" en el primer aniversario del golpe de Estado de 1963.

En diciembre de 1963, se integró a la huelga de hambre que declaró la FED contra las medidas tomadas por el Consejo Universitario contra ese sindicato estudiantil.

A principios de 1965, Amín Abel Hasbún es expulsado, junto a otros líderes de la FED, por insistir en colocar una tarja en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santo Domingo en homenaje al también dirigente estudiantil y miembro del "14 de junio" Luis Ibarra Ríos, caído en las operaciones guerrilleras de diciembre de 1963.

Resultó reelegido secretario general de esa organización ese mismo año. Contrajo matrimonio el 24 de abril de 1965; pero al enterarse de que ese mismo día había estallado una insurrección contra el Triunvirato, que culminó con la intervención norteamericana del 28, se trasladó a la capital para integrarse a la lucha armada. Combatió desde el día 26 en las calles de Santo Domingo. A principio de mayo prestó servicios en la zona norte de la capital donde la lucha era más intensa. Allí se integró a un comando dirigido por el movimiento revolucionario "14 de junio". Al ser ocupada la zona norte por las tropas opuestas a la Revolución, se trasladó al sector de la capital conocido como Ciudad Nueva, donde trabajó, junto a militares constitucionales y otros dirigentes políticos, en la formación de la Academia de Instrucción Político-Militar "24 de Abril".

Al terminar la guerra, pasó de dirigente de la Juventud Estudiantil del "14 de junio" a miembro de la comisión preparatoria del Congreso de ese Partido. En dicho congreso celebrado en 1966, fue elegido miembro del Comité Central ocupando la Secretaría de finanzas de esa organización.

En diciembre de 1966 pasó a formar parte del movimiento Popular Dominicano (MPD), donde trabajó en el aparato urbano y posteriormente en el rural .

Mientras se encontraba realizando labores de agitación y organización entre los campesinos de la Sección Arenoso, de San Francisco de Macorís, fue hecho prisionero por efectivos militares el 15 de febrero de 1968. Salió en libertad en el mes de junio de ese año.

Mientras estaba en la cárcel, escribió, junto a su compañero de militancia política Rafael Taveras Rosario (Fafa), una serie de articulos sobre problemas históricos. Al salir de la prisión se reintegró a sus funciones como dirigente del MPD, desplazándose a la zona sur del país.

Después de participar como orientador en la fundación del grupo estudiantil "Flavio Suero" de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Amin Abel se ubicó en la región Este del país, intentando trabajar políticamente entre los obreros azucareros. En esa época, volvió a ser perseguido por fuerzas policiales y militares, acusado de participar en el secuestro del coronel norteamericano Donald J. Crowley, ocurrido en 1970. Tanto él como su partido y familiares negaron reiteradamente la acusación, Amin Abel decidió retirarse de la vida común y pasar a la clandestinidad.

[
editar
] Asesinato
El jueves 24 de septiembre de 1970, fue asesinado por agentes del Servicio Secreto de la Policía Nacional Dominicana, al servicio del entonces presidente Joaquín Balaguer, de un tiro en la cabeza con una pistola calibre 45. Se encontraba en la casa con su esposa, Mirna Santos, que estaba embarazada, y su hijo de dos años de edad. Su cadáver fue velado en la explanada frontal de la Facultad de Ingeniería.

El raso López Acosta fue condenado a cinco años de prisión, siendo libertado al cumplir la mitad de la condena.

Al otro día de su muerte, el Consejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo lo declaró "Hijo Ejemplar del Alma Mater". En su comunicado, el Consejo Universitario afirmó que "Amin Abel fue un ejemplar estudiante universitario, graduado Summa Cum Laude en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UASD".




[editar] América Latina busca su camino
Considerado como uno de los políticos marxistas de más sólida formación teórica, Amín Abel Hasbún dejó inconcluso su libro "América Latina busca su camino". Fue publicado, en el nivel de elaboración en que se encontraba, en noviembre de 1972.

En ese libro, el dirigente político insistía en que "Latinoamérica y cada país en particular tiene que elaborar su propia línea política revolucionaria, aplicando creadoramente a su historia y a su realidad la verdad universal del marxismo-leninismo".

Insistió en la necesidad de aprender de las experiencias internacionales; pero siempre con miras a "construir nuestro propio camino". Caracterizó la situación del movimiento revolucionario latinoamericano de su época de la siguiente manera, "Nos encontramos en el momento de la búsqueda y la investigación de nuestra realidad, aplicando a ésta la verdad universal del marxismo–leninismo".

Su libro quedo trunco en el capítulo en que Amin Abel Hasbún analizaba las experiencias de la revolución de Abril y la intervención militar norteamericana de 1965.

[editar] Enlaces Externos
•Video del relato de la muerte
•Relato inedito de la muerte de Amin Abel



[editar] Fuentes y referencias
•[1] Cuando mataron a Amín Abel, la patria lloró Consultado el 18 de septiembre de 2010
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Am%C3%ADn_Abel_Hasb%C3%BAn"
Categorías: Nacidos en 1942 | Fallecidos en 1970 | Ingenieros civiles de la República Dominicana | Políticos de República Dominicana | Activistas de República

Polón, Q.E.P.D.

martes, 28 de septiembre de 2010

ELEGIA A NAPOLEON

ELEGIA A NAPOLEON
Por: José Andrés Leclerc Núñez.(Dr. Nito Leclerc)

Napoleón con boina/camisa blanca

I
Mi homenaje no es a un rey ni
al famoso emperador bravío, esta humilde elegía es a un coterráneo
mío.

II
Sabanetero como Tú, como Ellos y
como Yo, patriota de gran estirpe
que a la montaña emigró.

III
Su nombre: Napoleón, y no conquis-
tó a Europa, coraje mi guerrillero, co-
mo enfrentabas las tropas.

IV
No cruzaste el Rubicón ni Roma fue
tu morada, turbulentas aguas en ria-
chuelos, de aquélla sierra escarpada.

V
Mi héroe Napoleón,de valentía pro-
bada,cuando te fuiste a Las Manaclas
la suerte ya estaba echada.

VI
Acudiste al llamado, el que la Patria
te hacía, Manolo fue su vocero y Fran-
cisco tu compañía.

VII
Raudo subiste a la loma, sin importar
el sendero, muchos allá cayeron, entre
ellos tu compañero.
VIII
Pudiste apenas salvarte mientras Francis-
co moría, asesinado cobardemente aquél
miserable día.

IX
Hoy no existen en el mundo hombres
que así den la vida, con ese inmenso
valor, por eso con tu partida la Patria
siente dolor, y nosotros la gran herida.

X
Tu ideal será semilla germinando por
doquier, árbol de agridulces frutos:
EL HONOR Y EL DEBER.

A 46 AÑOS DE LA CAIDA EN COMBATE

A 46 AÑOS DE LA CAIDA EN COMBATE
Por: Julio Ovalle

A 46 AÑOS DE LA CAIDA EN COMBATE DEL LIDER DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA MANUEL AURELIO TAVEREZ JUSTO Y SUS COMPAÑEROS DE LAS GUERRILLAS DE 1963, LA LUCHA SIGUE.
Francisco Bueno Zapata, joven presuroso acudió al llamado de la patria y al compromiso con la historia.


El fue de la generación del 60, que no tuvo reparo para recoger las banderas de los gloriosos expedicionarios del 14 de junio de 1959 que cayeron por la libertad del pueblo dominicano, subyugado por la sangrienta dictadura de Rafael Leonidas Trujillo y Molina.


El como parte de esa generación llamada Manolo, decidió continuar la lucha de esos hombres de la raza inmortal y se enroló en el 14 de junio que fue la expresión de lucha contra el opresor nacional e internacional.
Joven sensible a los problemas que padecía nuestro pueblo humilde, la falta de tierra, educación, salud, vida digna, recreación sana y seguridad social; abanderado del programa de justicia social que trajeron los expedicionarios, decidió ponerlo en practica, por eso junto a otros jóvenes estudiantes, campesinos, obreros lo vimos luchando contra el sistema de opresión que había instaurado la dictadura trujillista, que en esos momentos había recibido un golpe mortal con el ajusticiamiento del tirano y estábamos en el movimiento de destrujillisación de los remantes de la satrapia.


Esa lucha contribuyó a que otros jóvenes se integraran a la lucha por liberar al pueblo dominicano de todo vestigio de oprobio de los 31 años.


El triunfo de la revolución cubana el 1º de Enero de 1959 con la juventud a la cabeza influyó en toda la juventud dominicana, donde los del municipio de Sabaneta no era la acepción, esa influencia unido a la disposición de luchar por un régimen de justicia social fue determinante en la decisión de Francisco Bueno Zapata y otros de impulsar que luchara por alcanzar el poder político, la libertad y la democracia como lo habían alcanzado la juventud cubana.


Francisco Bueno buscó diversos métodos incluyendo practicas deportivas para integrar o la los jóvenes al movimiento y mantenerse en condiciones para cuando la patria lo llamara, por esas razones practicó el montañismo, la caza con escopetas y rifle de caza lo que le permitía un cierto dominio de las armas de fuego además influyo para que los demás tuvieran conocimiento de las armas.


El había alcanzado la conciencia de que para implantar un régimen de justicia social había la necesidad de alcanzar el poder político, que produjera las transformaciones requerida por el pueblo dominicano, que solo era posible lograrlo mediante la violencia del pueblo contra sus opresores criollos y el imperialismo que subyuga nuestra patria.


Francisco Bueno Zapata fue un hombre de vanguardia, que no vaciló cuando el 14 de junio con Manolo Tavárez a la cabeza decidió hacer respetar la voluntad popular expresado en las elecciones del 20 de diciembre del 1962, violentada por el golpe de Estado del 25 se septiembre de 1963 impulsado por la oligarquía criolla, la cúpula de la Iglesia católica y el departamento de Estado de Estados Unidos.


A la supresión de las libertades y al llamado de la vuelta a la constitucionalidad sin elecciones, el 14 de junio decidió levantarse en armas con el propósito de levantar al pueblo en lucha y restaurarla, al considerar que la oligarquía y el imperialismo con ese sarpazo a la incipiente democracia cerraba las puertas de la acción política legal y tal como dijo Manolo, el 14 de junio sabia donde estaban las escarpadas montaña de Quisqueya y que allí iremos y en ella mantendremos encendida la augusta llama de la libertad.


Cumpliendo con la palabra empeñada, el 14 de junio y Manolo decidieron rescatar la libertad tronchada y devolverle al país, el gobierno y la constitución que se había dado el pueblo Dominicano.


A ese llamado Francisco Bueno Zapata, no vaciló en poner en ejecución y se enrolo considerando que era el llamado de la patria y tomó las armas para buscar por esa vía lo que mediante la violencia reaccionaria había arrancado la oligarquía y el imperialismo al pueblo Dominicano.


El tuvo el privilegio que no tuvimos la mayoría de los que integramos los demás 5 frente guerrilleros, el de ser soldado bajo el mando directo del Comandante Supremo Manuel Aurelio Tavárez Justo y morir junto a él cumpliendo con su deber patrio y con la patria mancillada.


Fran cisco Bueno Zapata es un héroe de la patria, orgullo de este pueblo de Santiago Rodríguez y es un ejemplo a seguir, donde la juventud tiene un ejemplo y un estandarte a seguir.


Al rendir tributo de recordación a Manolo y sus compañeros, destacamos el extraordinario ejemplo de Bueno Zapata y de la pleya de jóvenes que al igual él, junto con él y en diferentes latitudes cayeron jóvenes por la restitución del gobierno de Juan Bosch y la constitución de 1963, que expresaba la defensa de la voluntad del pueblo expresada el 20 de diciembre de 1962.


Se levantó por las injusticias de una voraz y anti-nacional oligarquía, que dirigida por el departamento de Estado, querían evitar que el pueblo se EMPODERARA del contenido de la constitución de 1963 y alcanzara un alto grado de conciencia del papel del soberano organizado e hiciera respetar sus derechos.


Hoy al conmemorar el 46 años del asesinato de Manolo, Bueno Zapata y sus compañeros, es penoso observar la involución moral y ética que se ha producido en el país, ya que a acepción del gobierno en armas del Comandante Francisco Caamaño Deñó y por supuesto del gobierno constitucionalista del profesor Juan Bosch, los demás han vendido la patria, se han dedicado a hacer grandes riquezas a costa de la independencia y soberanía de la República.


Hoy la mayoría de los dominicanos vivimos en la pobreza en que la clase dominante nos ha sumido con la política neoliberal que nos ha impuesto, a un narco-estado, donde la corrupción a perneado todo el tejido social de la republica, donde se ha adocenado a una parte de la población con la política clientelar, mientras se vende la patria al mejor postor.


El permiso para explotar una cementera en los Haitises, el permiso a la Barry Dole y otros no menos leoninos violador de nuestra soberanía, es la practica diaria con que el presente gobierno del Partido de la Liberación Dominicana y su presidente Leonel Fernández fortifica los intereses del gran capital nacional y extranjero, con el propósito de mantenerse en el poder del Estado gobernando para ese pequeño grupo en contra de las mayoría del pueblo dominicano.


Paradojas de la vida, por la Constitución de 1963, se produjo un golpe de Estado, un levantamiento armado donde murió ,Bueno Zapata, Manolo y decenas de promisorios jóvenes, se produjo un contra-golpe para restituir la constitución que origino una guerra civil el 24 de Abril de 1965, que trajo como consecuencia una intervención armada de Estados Unidos, dando paso a una guerra patria contra los 42,000 marines invasores, donde murieron mas de 4,000 dominicanos; hoy 46 años después estamos sufriendo las funestas consecuencias de ese gran retroceso histórico que significó el derrocamiento del gobierno de Bosch y la abolición de la constitución del 63.


Hoy 46 años después, el partido que fundara Bosch acaban de aprobar una constitución conservadora, 50 años atrás de la de 1963, de la cual renegaron los peledeístas, los que dicen ser seguidores de Juan Bosch, han sido incapaces una vez llegaron al poder plantearse su restitución o su modificación para adaptarla a los nuevos tiempos, por el contrario aprueban un proyecto conservador que niega las conquistas de la constitución de 1963.


Es preocupante como se quiere robar la memoria histórica, evitando por todos los medios que la juventud conozca la historia reciente, evitar que sientan el mismo deber para con la patria que nos legó Francisco Bueno Zapata y decidan tomar en sus manos los ideales que el abrazó, y se dispongan a hacer realidad las metas inconclusa de los Febreristas, de los restauradores, los combatientes anti-imperialistas del 16 y de abril del 1965 y de todos los que han caído luchando por la verdadera independencia.


Rendir homenaje a Manolo, Bueno Zapata, los guerrilleros caídos y todos los héroes y mártires, es luchando por salvar el país de la corrupción rampante que impera en el país, del narcotráfico que amenaza las futuras generaciones y contra la entrega de la patria a potencias extranjeras.


Rendir homenaje a los héroes, es integrarse militantemente a la lucha con la misma decisión conque asumimos la defensa de los Haitises, es enfrentar la decisión del gobierno de imponernos una constitución conservadora al grito de “ ESA NO ES MI CONSTITUCION”, es enfrentar el contrato leonino de la Barry Dole, porque las riquezas que nos legó la naturaleza sirvan para fomentar el bienestar de los dominicanos y no de un puñado de vendidos de un Estado y gobierno servil, así se defiende la patria y se hace respetar la soberanía.


GLORIA ETERNA A MANOLO Y SUS COMPAÑEROS
GLORIA A FRANCISCO BUENO ZAPATA.
Gracias.
Iván Rodríguez
Sabaneta, municipio de la provincia de Santiago Rodríguez.
Dic.12/2009.

/////////////////////////**********************////////////////////////////////////////

A LA RAZA INMORTAL DEL 14 DE JUNIO

A LA RAZA INMORTAL DEL 14 DE JUNIO
Por: Arq. Ricardo González Quiñones

Traían más patriotismo que municiones, más ideales que ametralladoras, porque sabían que con su coraje, borrarían las barreras que separaban la dictadura de la libertad.

Era un lema a vivos gritos, como lo manifiesta una estrofa de nuestro Himno Nacional
“SER LIBRES O MORIR”, sabían que tenían que vencer los miedos, los delatores o calieses, los arrogantes, los oprobiosos, los ignorantes que eran mayoría y los que no sabían que el país tenía que salir adelante sin ese nefasto personaje.


Cuando aterrizaron en Constanza aquel domingo catorce de junio del 1959, llenaron el país de dignidad por los cuatro puntos cardinales. Sembraron así las semillas que germinaron un treinta de mayo del 1961 para dar paso a una nueva esperanza en la vida republicana de nuestra nación.


Loor a estos muchachos que por Constanza, Maimón y Estero Hondo “llegaron llenos de patriotismo, enamorados de un puro ideal y con su sangre, noble, encendieron la llama augusta de la libertad.”


Loor a los cinco que nos mataron vilmente en nuestra tierra sabanetera bendita, y os juro muchachos, que la deuda social que nosotros los sabaneteros tenemos con ustedes, se comenzará a pagar muy pronto, porque no permitiremos que la memoria borre sus sacrificios en aras de la libertad.
Hasta pronto, Dios querrá
Arq. Ricardo González Quiñones
Sabanetero
//////////******************//////////////////////

FRANCISCO BUENO ZAPATA

FRANCISCO BUENO ZAPATA (Con Videos, Realizado por Néstor Estévez)

Por: Administrador

El municipio de Sabaneta, provincia Santiago Rodríguez, rindió el domingo un homenaje de recordación al héroe Francisco Bueno Zapata, participante en el alzamiento guerrillero del Movimiento 14 de Junio el 28 de noviembre de 1963, en respuesta al golpe de Estado represivo y regresivo a la cloaca política representada por el triunvirato.


La masiva concurrencia estuvo concentrada ante el emblemático monumento diseñado por el arquitecto Ricardo González, con un busto de Francisco Bueno Zapata, obra del escultor cubano Parra Sánchez.
Después de esta muy breve historia de nuestro héroe quiero dejarle un documental que realizó nuestro periodista Néstor Estévez en honor a Francisco Bueno Zapata. Vamos a conocer un poco de la historia contada por personas que vivieron aquellos momentos.

Videos:

http://www.youtube.com/watch?v=VAj0TE-lTOY
http://www.youtube.com/watch?v=MSHiRf1WWro
http://www.youtube.com/watch?v=K8p1S2Z49l0

CELEBRAN ACTO EN HOMENAJE A FRANCISCO BUENO

Cortesia de JUAN PABLO BOURDIERD NUÑEZ y SabaneteroSR

CELEBRAN ACTO EN HOMENAJE A FRANCISCO BUENO
Por: J. R. Orlando Reyes.

Con la Presencia del embajador de Cuba en la Rep. Dominicana, Sr. Juan Astiasarán y su esposa Sonia Arias, Ex-miembros del movimiento 14 de Junio y personalidades del municipio, se celebro este domingo 13 un homenaje a Francisco Bueno Zapata, con motivo del 46 aniversario de su muerte en la explanada del movimiento a su memoria.


El acto homenaje fue organizado por la institución "De Pueblo a Pueblo" y apoyado por organizaciones y personas progresistas de la comunidad.


En la Ceremonia de izamiento de las banderas nacional, municipal y del Movimiento 14 de Junio participaron los Señores Frank Rodríguez, Fulbio Rodríguez, Osvaldo Villalona y Tomás Ramos.


Durante el acto habló el embajador de Cuba quien expresó satisfacción por la invitación y dijo que el 14 de junio está muy ligado a la historia de su país, pues este nombre surgió producto de la invasión organizada para derrocar el régimen de Trujillo.


El embajador cubano exhortó a los jóvenes, a los profesores y todas las personas honestas a beber del ejemplo de los héroes, del ejemplo de la historia porque un pueblo que no valora su historia, es un pueblo condenado.
Francisco Bueno nació en Sabaneta el 3 de diciembre del 1935. Desde temprana edad surgieron inquietudes revolucionarios. Formó parte activa a la montaña, junto a Manolo Tavares Justo a combatir a los enemigos del pueblo y a tratar de instaurar un Estado de Justicia y de Bienestar colectivo.


El mártir sabanetero calló en las montañas de Manaclas, San José de las Matas, cumpliendo una misión del grupo guerrillero.


Según vecinos del lugar, Francisco fue hecho prisionero, sometido a grandes torturas con el propósito de que delatara a sus compañeros y como el valiente guerrillero no accedió a las pretensiones de los militares, decidieron acribillarlo amarrado al pie de un árbol con una ráfaga de ametralladora, el 13 de diciembre de 1963.


Su cadáver fue trasladado al cementerio de la calle 30 de marzo de Santiago y posteriormente, el 13 de diciembre del 1985, sus restas fueron traídos a su pueblo natal, Sabaneta.
Videos:
http://www.youtube.com/watch?v=ILipFY8LdFo
http://www.youtube.com/watch?v=IndIUbZBq50
http://www.youtube.com/watch?v=GEIR_97rxNM


//////////////////////////////////***************************//////////////////////////////////

La Fundación Testimonio vive momentos tristes

La Fundación Testimonio vive momentos tristes.doc -

La Fundación Testimonio, Inc., vive en la actualidad un momento triste de su
historia… dos juntas directivas, una elegida por los mecanismos legales de la Institución i
otra por argucias ilegales, se disputan judicialmente el poder de Fundación en los
tribunales de la república.
La junta directiva elegida por los mecanismos legales i encabezada por Raúl Pérez
Peña, trató de que la Fundación siguiera ofreciendo a los miembros i al país sus valiosos
recursos morales acumulados durante décadas de ejercicio ciudadano pulcro, solicitando a
los tribunales de la república se nombrara provisionalmente un secuestrario de la
Institución para que esta siguiera ejerciendo las funciones que sus estatutos establecen.
Nueva vez, la junta ilegal encabezada por el Dr. Julio Miguel Escoto Santana auspiciada
por argucias anti-éticas, elevó ante la suprema corte de justicia (de manera irregular) su
oposición para que los secuestrarios nombrados: Arq. Leopoldo Espaillat Nanita i Arq.
Hugo C. Quezada Almánzar, ejercieran el poder conferido por el juez del referimiento.
Hai que hacer notar que la directiva ilegal había sometido a ese juez dos nombres para
ocupar esa posición de secuestrario: Sr. Marcos Pérez Collado e Ing. Oscar Grullón
Peralta. Sin embargo, al no acogerse su solicitud, optaron por oponerse a los secuestrarios
propuestos por la junta directiva legal (luego de sus nombramientos por el juez del
referimiento), manteniendo a la Fundación en la inacción, sin importarles el daño que
hacen a esta.
Para que los miembros de Testimonio i el público en general comprendan el daño
que la junta directiva ilegal encabezada por el Dr. Julio Miguel Escoto Santana (*) hacen
a la Fundación Testimonio, transcribimos a continuación parte de los Fundamentos de
nuestros Estatutos Generales:
• Como expresión del perenne anhelo de libertad del pueblo dominicano, el 15
de enero de 1980 sale a la luz pública la Fundación Testimonio, no obstante
que sus fundadores comenzaron a manifestarse i expresarse como grupo,
poco tiempo después de la Revolución de Abril de 1965.
• Como consecuencia de la intervención militar norteamericana que frustró el
estallido de Abril, predominaron a partir de 1966 los asesinatos a mansalva,
las deportaciones, los arrestos políticos arbitrarios, i los desmanes de los
grupos paramilitares llamados, Los Incontrolables i La Banda, mientras
una generalizada corrupción en la administración pública i la sociedad
dominicana, producía una acelerada concentración de la riqueza en pocas
manos.
• Las dificultades del pueblo se multiplicaron, i por encima de ese estado de
cosas, el continuismo quiso imponerse indefinidamente, mediante elecciones
engañosas. Ello nos hizo comprender, que la lucha por La Libertad, La
Democracia i La Justicia Social, no había terminado con la desaparición del
tirano, a quien sobrevivieron sus socios económicos.
• Era preciso seguir ofreciendo a las generaciones presentes i futuras un
conocimiento cabal de lo que es vivir bajo la opresión de una tiranía, cual
que sea su base, para que se levanten con firmeza frente a todo intento en ese
sentido. Nuestra lucha permanente respaldando los principios que sustentan
la democracia dieron sus frutos. Ello dio forma i base a la actuación de
este grupo, i se elaboraron los Estatutos que debían normar todas sus
actividades…
• Observando que la cultura i el ejercicio democrático de la sociedad
dominicana no han marchado a la misma velocidad en lo económico, en lo

político i en lo social, luego comprendimos otra cosa: los sectores que desde
el 1962 sacaron provecho del esfuerzo del pueblo dominicano por alcanzar
la democracia, frustrando sus elevados fines, la están llevando al fracaso…
i son esos mismos sectores los que viven difundiendo soterrada i hasta
abiertamente que: a qui lo que hace falta es otro Trujillo…Así vimos con
claridad que hai estamentos sociales que han adquirido mucho poder político,
que al frustrar el ejercicio democrático en lo económico, empujan al país
hacia otra tiranía, la del dinero obtenido por cualquier vía, colocándonos en
peligro de un retorno al pasado tenebroso i gris, en manos de una plutocracia
nacional complicitada con intereses extraños.
También comprendimos que la tarea de encontrar la ruta del progreso en
libertad del pueblo dominicano, esta grandemente condicionada por la
voluntad de grandes capitales foráneos, sea a través de las cancillerías de sus
países, o de organismos internaciones multilaterales, sometidos a su control,
con lo cual la defensa de sus intereses creados o sus expectativas de dominio
sobre recursos i riquezas del Tercer Mundo, recurre según sea necesario, a
la presencia militar, o la de los emisarios del FMI, de la CEPAL, del Banco
Mundial o del Banco Interamericano.
Comprendimos finalmente, que el mundo se ha debatido históricamente en
un eterno conflicto entre el fuerte i el débil, entre el rico i el pobre, i que
enarbolar la libertad entre desiguales propicia el predominio de los fuertes
i los ricos, i equivale a una nueva forma de esclavitud que ha tenido su
expresión más acabada en el discurso económico neo-liberal, que no es otra
cosa que el liberalismo del siglo XVII resucitado.
Este discurso ha abolido fronteras i soberanías, por la fuerza o bajo el
sofístico ejercicio de un derecho internacional acomodado a la defensa
de la plutocracia internacional sin Patria i sin obligaciones sociales que
restrinjan su objetivo de maximizar sus capitales, proceso que determina la
supervivencia del más apto i desde luego la desaparición del menos apto, i
que ha merecido la calificación de darwinismo económico, i también el de
capitalismo salvaje de parte del Santo Padre de Roma.
Comprender la situación, tener sensibilidad social i un compromiso histórico
contraído con el pueblo dominicano, se convirtió en una síntesis moral que no
deja alternativas: retomar la lucha por la libertad i la democracia plenas. I
he aquí la decisión…nace una renovada Fundación Testimonio.
Esta Institución asume la brega de nuestro pueblo por un destino mejor,
sabedores de que alcanzar este hermoso fin exige: educar i difundir ideas i
corrientes de opinión esclarecedoras; unir a los sectores i personalidades
que aman el progreso común; adoptar adjetivos definidos; i tomar posiciones
conjuntas que influyan, positivamente, en el surgimiento de un nuevo estado
de cosas en nuestro país, entendiendo que el esfuerzo de superar la condición
de país atrasado o sub-desarrollado i de alcanzar la vigencia plena de un
sistema democrático, es un objetivo a largo plazo que debe colocar en un
primer plano al ciudadano dominicano, i como instrumento de su progreso
económico i social, la soberanía sobre los recursos económicos de la nación i
la preservación de su autodeterminación como pueblo libre.
Por ello planteamos la necesidad en lo inmediato, de pactar un paréntesis en
la lucha partidaria, i la concertación de un Gobierno de Unidad Nacional,

sustentado en torno a la defensa de los intereses nacionales, que organice en
su gestión la Reforma Constitucional por una Constituyente, i otras reformas
requeridas por nuestro Estado de Derecho, para afianzar nuestra soberanía i
no para entregarla, que permita al término de su mandato, en incuestionables
procesos electorales, la libre confrontación de ideas i programas ofrecidos
por los distintos partidos.

Arq. Hugo C. Quezada
Pasado Presidente 2007-2010 de la Fundación Testimonio

(*) Doctor Julio Miguel Escoto Santana, pasado vicepresidente de Testimonio (2007-2010),
quien luego de que el presidente llamara a elecciones un 13 de febrero del 2010, fue a la prensa el
14 de febrero del 2010 i convocó ilegalmente a votaciones para el mismo día que serían celebradas
las elecciones convocadas por el presidente (20 de febrero del 2010).
En las elecciones legales convocadas por el presidente de Testimonio asistieron 163 miembros (la
mayor asistencia en la historia de Testimonio).
En las elecciones ilegales del Dr. Escoto asistieron 31 miembros (se necesitaban 56 para ser
válida la convocatoria) i no obstante la ilegal asistencia dio por válida la misma sin la presencia
de notario público alguno i con una plancha donde se incluyeron dos personas no pertenecientes
a Testimonio (lo que invalida la plancha por si) i sin haberla (la plancha) inscrito como rezaba su
convocatoria.
El Dr. Escoto por otra mención, jamás hasta el 2007, había participado en actividad alguna de Testimonio.

Cargando...
1 / 3

domingo, 26 de septiembre de 2010

Napoleón Méndez (Polón) por Fidelio Despradel

Napoleón Méndez (Polón)
Fidelio Despradel

“No hay ser más libre que aquel que se somete a sus deberes..” Frase lapidaria escrita por el Coronel Fernández Domínguez, la cual encierra el mundo y la verticalidad de los hombres y mujeres que viven y mueren por sus ideales y sirven a los demás y a su patria.
Napoleón Méndez (Polón) pertenece a esa generación política y ciudadana. Dirigente del 14 de junio en Santiago Rodríguez, su ciudad natal, desde que Manolo recorrió el territorio nacional, contactando lo mejor de cada localidad para dejar constituido los comités de la Agrupación Política 14 de junio, Polón fue escalando peldaños en la organización, desde dirigente provincial, dirigente del comité regional norte, escogido para entrenamiento en China Popular, por haberse constituido en parte del contingente de cuadros profesionales, columna vertebral de la organización; miembro destacado y sobreviviente del frente guerrillero Enrique Jiménez Moya (Manaclas) bajo la dirección de Manolo Tavárez, hasta la extinción de esa organización revolucionaria, que al decir de Roberto Cassá ha sido “la más significativa (…) de toda la historia dominicana”.
Arrastrando dos accidentes cerebrales que finalmente lo llevaron a la muerte, Polón solía decirle a Carmen Rosa, su entrañable esposa, que él moría tranquilo porque durante toda su vida se mantuvo fiel al ejemplo y legado de Manolo, solicitándole a sus amigos que el día de su muerte cubrieran su ataúd con las banderas nacional y verdinegra del 14 de junio, y que allí fuera entonado el emblemático himno de la organización.
Repitiendo con el Coronel Fernández Domínguez: “No hay ser más libre que aquel que se somete a sus deberes..” Polón se sometió a sus deberes como el que más. Humilde, alegre, siempre sonriente, aún en los más difíciles momentos de su vida y de la guerrilla de Manaclas; firme, solidario, intransigente en la defensa de los ideales y de la conducta que debe acompañar a todo miembro de la “Generación de Manolo”. Polón pertenece a esa estirpe de ciudadanos para quien, como dijo el apóstol José Martí: “La patria necesita sacrificio. Es ara no pedestal. Se la sirve pero no se la toma para servirse de ella”
El pueblo mismo es el material humano necesario para cambiar el rumbo fatal hacía dónde las élites políticas y sociales precipitan el país. Cuando su nivel de conciencia lo lleva a acciones históricas como la gesta independentista, restauradora y la Guerra Patria de abril, no hay fuerza capaz de doblegarlo. En estas epopeyas, los hombres y mujeres de la estirpe de Polon constituyen el ejemplo y la columna necesaria para construir esa nueva mayoría y esa nueva patria.
La “hora de los hornos” se acerca. El país no aguanta más. En un momento como este, todos los Polon, que actúan en función de que “no hay ser más libre que aquel que se somete a sus deberes”, son los imprescindibles

Amín, llevo tu nombre Por Amín Pérez

http://www.listin.com.do/puntos-de-vista/2010/9/23/160035/Amin-llevo-tu-nombre

Amín, llevo tu nombre



Amín Pérez
pentagramasocial@gmail.com
A Amín Abel Hasbún

De ti recibí mi segundo nombre, que es el que suelo utilizar desde pequeño. Las circunstancias hicieron que naciera a unas horas de un aniversario de tu muerte.
Habíamos pasado el segundo abril del siglo XX y seguíamos el mismo revés que no supiste digerir. Quizá por esto la ocurrencia de identificarme a un deseo de inmortalizar tu dignidad. La misma que un disparo en la nuca segara hace injustamente 40 años.
Me costó mucho conocerte fuera de mi casa y de los 24 de septiembre. De niño y adolescente me topé con sensaciones encontradas. Desfilabas ojos de esperanza anhelada del sólo hecho de presentarme con tu nombre.
¡Vaya momentos! Transformabas en instantes las miradas desencantadas, pisoteadas al absolutismo de nuestra condena: ‘‘buscarnos la vida’’.
Y allí venías por el ¿cómo sería si…?, a compartir soplos de la razón y condición de ser en esta tierra.
De mi paso por la escuela no hay mucho que decir.
No fue hasta el octavo curso que escuché hablar de ti. ¡Pero, qué va! Poco a poco me daría cuenta que fastidiabas el desarrollo sostenible de los ‘‘jóvenes del mañana’’ y no calificabas en nuestro programa escolar nacional.
En fin, a través de los diarios aprendí que eras un ‘‘cabeza caliente’’.
Sabes, de esos locos y sus locuras que importunan el extraviado trayecto de nuestras vidas. Pero descuida, luego supe que los que así te llamaban, eran los mismos garfios que ejecutaron tu sentencia y seguían en aquel entonces su agitado curso democrático.
No sé si todo esto estaba dentro de tus intenciones. Lo curioso es que decenas de madres han dado a luz a tu nombre, tan poco común en este archipiélago.
Como si llenar así las casillas del registro que hoy sólo nos hace ciudadanos de papel, fuera en sí perpetuar tu aspiración y apostura.
¡No es para menos! Y es que por los marasmos y frustraciones que hoy corren, comprendo por qué tanto temor hacia tus veinte y tantos años.
¡Eras todo un escuadrón! Si tuvieron que secuestrar tu cuerpo después de muerto, porque aún inerte amenazabas el oprobio que conociste en sus entrañas. Si tuvieron que ametrallar tu entierro, porque seguías burlando la brutalidad que tanto supiste asimilar, hasta medir sus insolencias.
Pero, ay Amín, ya el perro no muerde callado. El abuso de poder es tal, que no sólo los abastece en vilezas, sino que les seda toda su sensibilidad.
La administración dejó de ser el trampolín de nuestros tecnócratas, para ser el comienzo de la sinvergu¨encer.a y el fin de los posibles para la ciudadanía dominicana.
Han amarrado temprano su inmortalidad.
No les falta saña para hacerse garantes de las humillantes chivas que combatiste ayer, ni picardía para matar el tiempo de hoy. Raudos y veloces, han asaltado la conciencia para hacer del ‘‘presentismo’’ nuestra razón de ser. Asegurando así que la urgencia de la necesidad deslumbre toda aspiración de salida racional, personal y colectiva, de este infortunio.
Amín, así van los reyes patriotas del ayer, pesando sus vergu¨enzas por morisquetas. Aferrados a la cobardía de un proyecto de Nación, que subasta su patrimonio al mejor impostor y castiga su población a la lotería del por-venir.
¿Qué decirte? Pudiera maldecirte por involucrarme de esta manera con tus problemas.
Pero, ya me da igual. Si al fin y al cabo comprendí tu modus operandi. Que no vale la pena respirar lo insoportable sin poder indignarse. Que no tiene sentido la vida sin la esperanza de una condición humana justa y digna.
No te interrumpo más, ahora descansa. Ya sabremos qué hacer. La cuenta es pesada, la deuda asfixiante.
Sobran las razones…

Las enseñanzas del golpe a Bosch

http://www.listin.com.do/puntos-de-vista/2010/9/18/159406/Las-ensenanzas-del-golpe-a-Bosch

Las enseñanzas del golpe a Bosch



Silvio Herasme Peña

El próximo viernes se cumplen 47 años del día más infame para los dominicanos después de liquidada la tiranía trujillista. Fue el momento en que la extrema derecha culminó un proceso de conspiración contra el orden legalmente constituído.
Fue el momento en que las Fuerzas Armadas instigadas por políticos y empresarios atrasados lograron deponer el gobierno democrático y progresista del professor Juan bosch, quien se había instaurado como presidente de la República apenas siete meses antes, el 27 de febrero de l963.
Bosch proclamó en su discurso inaugural que “mientras seamos gobierno no perecerá la libertad”. Y lo cumplió.
En su gobierno no hubo presos politicos, ni exilio, ni asesinatos. El país vivraba de entusiasmo cívico encantado con un gobierno Nuevo inspirado en el respeto a los derechos y la decencia administrativa.
En momentos en que se hablaba de “golpe de Estado”, el presidente proclamó quizás muy confiado que “un golpe de Estado duraría menos que una cucaracha en un gallinero”.
En términos histórico así fue, pues la movilización popular nunca se detuvo hasta que culminó el proceso constitucionalista el 24 de abril de l965.
Pero en el pronto discurrir a raíz del cuartelazo perverso se produjo el levantamiento guerrillero de Agrupacion Política 14 de Junio (1j4) que terminó alevemente con la vida de valiosos jóvenes como Manuel Aurelio Tavárez Justo, cabeza visible de ese movimiento y con arraigo indiscutible en el seno de la juventud de aquella época.
La Guerra de Abril reconquistó la vocación libertaria de los dominicanos y todo aquel que se involucró en la asonada golpista quedó sepultado en el estercolero de la histsoria. Políticamente ninguno de los dirigentes politicos que dieron su aprobación al golpe pudo vertebrar jamas ningún movimiento que llegara al corazón del país. Quizás la excepción fue el General Wessin y Wessin, gracias a su arrepentimiento.
Hago este breve glosario para destacar, una vez más, la vocación civilista de la sociedad dominicana.
Podría argu¨irse que el doctor Balaguer despues de Abril gobernó doce años de represión que pagó la juventud dominicana con su sacrificio, pero no es menos cierto que Balaguer mantuvo –al menos formalmente- el proceso institucional que no desdecía la consigna de 1963 que rezaba: “Constitucionalidad sin elecciones”.
Pese a su indudable poder cimentado en el apoyo norteamericano, oligárquico y militar, tuvo que entregar el poder a don Antonio Guzmán en el 1978 tras la aplastante victoria del Partido Revolucionario Dominicano”.
Desde entonces la libertad floreció en el país eliminando las figuras odiosas de la repression, el exilio y la prisión política. Y aunque Balaguer volvió a gobernar diez largos años mas cuando fue beneficiario de la absurda lucha interna entre líderes perredeístas, no pudo repetir sus métodos despóticos aunque sabido es que ese regimen quedó manchado al cobrar la vida de Narciso González (Narcisazo).
Mas allá de la contumelia política para impedir el triunfo del inmenso titán José Francisco Peña Gómez en el 1994, la represion política fue extirpada de la vida nacional y a nadie ahora se le apresa por razones de índole política y a todos se nos respetan ahora nuestros derechos a expresarnos en los términos que deseemos ante la opinion pública.
Si sólo se hubiese respetado al gobierno liberal y democrático de Bosch, para que cumpliera su mandato dentro la ley, este país se habría encaminado muy temprano -sin traumas- a construir democráticamente lo que ahora tenemos. Todas las vidas sacrificadas y el desorden socio político desde entonces, no habría tenido lugar.
Bosch no se iba a reelegir, ni a comunizar la vida política nacional, el pretexto del comunismo fue un ardid de curas, ricos y militares acicateados por oficiales norteamericanos que veían comunistas hasta en la sopa.
El paso de estos tiempos ha operado para abrir aún mas los ojos la sociedad y hacerle comprender que el repudio al golpe, el levantamiento de Abril y la intensa oposición a Balaguer consumaron los ideales de libertad de la sociedad dominicana.
A nadie se le ocurriría decir ahora –investido de autoridad política como lo hizo en su momento el doctor Peña Gómez- que el país necesita “un coronel que se case con la Gloria”.
Ahora no hay Gloria en la conspiración, sino en el respeto a los derechos humanos, la libertad y la paz. Para mi esa es la reflexión oportuna cuando arribamos a los 47 años de la ignominia del 25 de septiembre de 1963.

Loor a anuestos mártires y gloria a sus nombres. Amén.

La otra historia de la Cuba y RD de Trujillo

http://www.hoy.com.do/areito/2010/9/25/343432/La-otra-historia-de-la-Cuba-y-RD-de-Trujillo




“Mi misión no es tomar parte en nada que no sea la historia”, afirma Elíades Ignacio Acosta.
Foto 1 de 2

REPORTAJE
25 Septiembre 2010, 6:47 PM
La otra historia de la Cuba y RD de Trujillo

Escrito por: ÁNGELA PEÑA
Descubrió que Osvaldo Bazil era “un cortesano hábil, curioso, observador”. Dio con la firma de Díaz Verson, escritor y periodista cubano, recibiendo dinero del “Generalísimo” para fomentar el anticomunismo en Cuba y América y comprobó que su compatriota, el prestigioso Lamar Schweger, trabajaba en secreto para el llamado “Jefe”.
Encontró indicios de cómo operaba la inmensa red de sicarios a la orden del dictador dominicano y localizó cartas de un antiguo colaborador del aclamado “Benemérito” con funciones diplomáticas en La Habana, sirviendo de intermediario del asesino del antitrujillista Pipí Hernández, “que fue Rafael Emilio Soler Puig (El muerto), hermano del famoso novelista cubano José Soler Puig. Era un sicario que había matado a líderes sindicales cubanos, por encargo, y trabajó para Trujillo en esta muerte y quizá en la desaparición de Mauricio Báez”.
Elíades Ignacio Acosta Matos, uno de los más acreditados y renombrados historiadores cubanos, cuenta entusiasmado sus hallazgos en lo que considera “un yacimiento de información” vinculada a su país que no sospechaba pudiera existir.
Vino a la República Dominicana el año pasado invitado por la Academia Dominicana de la Historia para ofrecer un curso sobre “Imperialismo del siglo XXI: las guerras culturales” y quedó impresionado con lo que apreció en el fondo de Relaciones Exteriores que reposa en el Archivo General de la Nación. “Vi la enorme riqueza documental para la historia de ambos países y fue como si hubiese encontrado una mina”, exclama. Planteó al director del AGN, Roberto Cassá, completar sus descubrimientos dominicanos con lo que pudiera encontrar en su Patria y desde el mes pasado está empleado a fondo en el patrimonio que el Palacio Nacional envió al Archivo. Firmó un convenio para entregar a la institución un texto con sus indagaciones.
Pero en un viaje a su tierra, la curiosidad le llevó al archivo del Instituto de Historia, a los del ejército, policía secreta, SIM, BRAC (Buró Represivo de Actividades Comunistas) y aunque no en la misma proporción que lo encontrado en Santo Domingo, también halló revelaciones de las que habla eufórico.
Rafael Estrella Ureña, Juan Bosch, “los Mainardi”, Juan Isidro Jiménes Grullón, Fidel, entre otros, figuran vigilados, denunciados, acosados. Joaquín Balaguer, Julio Vega Batlle, Porfirio Rubirosa, Santiago Rey Perna, Vicioso Bonet, “el coronel Piedra”, un tal “Rey”, “el gran poeta etéreo Gastón Baquero”, y más, aparecen en ofertas, recomendaciones, peticiones, informes, servicios y aventuras para Machado, Batista, Trujillo.
Son numerosas las novedades, como un denominado “Plan AC” de invasión a la República organizado por Fulgencio Batista. “Iba a desembarcar unas tropas de infantería de la Marina de Guerra y detalla objetivos a atacar. Es de agosto de 1956”, revela Acosta.
Salvando xerocopias quebradizas, ya sepias o azulosas por el tiempo, difíciles de leer, poniendo a funcionar “olfato y golpes de vista para no dejar pasar un pequeño dato”, Elíades prácticamente está terminando de “peinar” este acopio.
Localizó cartas que un infiltrado entre los expedicionarios del 14 de junio enviaba a Trujillo anunciándole por donde y cuando entrarían, cuantos hombres participarían, con cuáles pertrechos, qué elementos del ejército actuaban en connivencia con los patriotas. Pedía una camioneta como avance y que luego le pagaran según sus servicios. La firma y caligrafía del tirano, ya familiares a Elíades, ordenaban en este caso: “Mándese giro por mil dólares para lo solicitado”.
Ubicó intercambios entre Machado y Trujillo y entre Batista y Trujillo para eliminar y neutralizar a opositores de ambos exiliados en los dos países.
Trabajador insólito. Elíades Ignacio es un polifacético profesional que nació en Santiago de Cuba el cuatro de enero de 1959, hijo de los maestros normalistas Elíades Vicente Acosta González, del Colegio de los Jesuitas, e Ibis de la Caridad Matos Ruiz. Desde los 13 años comenzó a recibir premios por sus cuentos en concursos nacionales. Luego del bachillerato estudió ruso para ir a la universidad en la Unión Soviética, donde cursó la carrera de filosofía. Se graduó con “Diploma Rojo”, máxima calificación, en la Universidad Estatal de Rostov del Don, en 1982. Es además Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de La Habana.
Habla inglés, ruso, castellano, y tiene inédita su tesis que encontró reticencia en la universidad rusa porque la consideraron herética: “La Doctrina Social de la Iglesia Católica y la Teología de la Liberación”. Está en ruso y español esperando le interese a un “benefactor benévolo”.
Catedrático de academias, ha sido director municipal de cultura, director provincial de radio, en Santiago de Cuba, y fundador y presidente del Ateneo Cultural de Cuba, así como director de la Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí”, durante 10 años. Fue Jefe del departamento de Cultura del Comité Central del Partido Comunista. Reside en la Habana y en la actualidad es investigador del Instituto de Historia de Cuba.
Autor de novelas exitosas que se agotaron en España, es activo promotor cultural, guionista y demandado articulista de publicaciones de Chile, Miami y Cuba.
Padre de Alina Acosta Matos, Yurlilian Echavarría Medina, Ibis Acosta Medina y abuelo de Adrián, Claudia y Samanta, dejará constancia de cuanto encuentre en los archivos en “La telaraña cubana de Trujillo”, como titulará esta obra que enciende su pasión de investigador. “No pretendo, aclara, inmiscuirme en la vida política dominicana, sólo hablo de lo que está comprobable, mi misión no es tomar parte en nada que no sea la historia”.

El último día del presidente Bosch

http://www.hoy.com.do/areito/2010/9/25/343435/El-ultimo-dia-del-presidente-Bosch






Este trabajo sobre el presidente Juan Bosch está basado en el libro “El golpe de estado”, del autor.

APORTE
25 Septiembre 2010, 6:52 PM

El último día del presidente Bosch
Escrito por: MIGUEL GUERRERO

Fabio Herrera Cabral, de 55 años, viceministro de la Presidencia, aprovechaba el feriado de Las Mercedes para compartir en su casa con unos amigos periodistas, cuando recibió una llamada de Bosch, que a esa hora, las cuatro de la tarde, se encontraba en su despacho, trabajando como un día normal. El mandatario quería que Herrera enviara en su nombre un telegrama al presidente de México, solicitando el envío de técnicos petroleros al país. Este era uno de los acuerdos alcanzados durante el reciente viaje del Presidente dominicano a la nación azteca.
El viceministro no volvió a tener contacto con Bosch hasta las 10:30 de la noche, cuando recibió otra llamada, ésta del coronel Calderón, reclamando su presencia inmediata en el Palacio. Herrera residía cerca de la Presidencia, por lo que llegó en minutos.
Bosch estaba rompiendo unos papeles y tenía algo escrito de puño y letra sobre su escritorio, cuando Herrera hizo entrada en su despacho. Bosch le preguntó si podía ayudarle haciendo un decreto. El viceministro le respondió que si era necesario podía hacer llamar al Consultor Jurídico.
- ¡No, hazlo tú!--, le ordenó.
Se trataba de una disposición destituyendo a un oficial de la Fuerza Aérea, cuyo espacio para el nombre debía quedar vacío. Herrera fue a la Consultoría Jurídica, tomó papel de cabecilla del Presidente y en su oficina, él mismo, mecanografió la medida. Cuando llevó el papel ante Bosch éste le dio el nombre del coronel Elías Wessin y Wessin para que llenara el espacio en blanco.
Bosch inició una conversación para saber si él había asistido esa noche a la recepción en honor al vicealmirante Ferrall, a lo que respondió negativamente. En esa fiesta, dijo Bosch, se había estado conspirando.
Herrera quiso aprovechar la oportunidad para analizar con el Presidente los efectos del decreto. A su juicio era un error. Bosch quería saber ¿por qué lo era? Herrera sugirió un traslado, porque la destitución de esa manera podía malquistarle con los mandos de las Fuerzas Armadas.
- De modo que el poder presidencial tiene sus limitaciones.
- Sí, señor Presidente, especialmente si es alguien como usted, respetuoso de las leyes.
- Entonces, no debo seguir siendo Presidente si tengo esas limitaciones.
Acto seguido, se inclinó sobre el papel que estaba escrito de su puño y letra y estampó su firma. Era su renuncia, que comenzó a leer a Herrera, en momentos en que entraba el coronel Calderón, quien se quedó de una pieza, de pie, escuchando, después de lo cual salió para regresar al instante acompañado del general Viñas Román. Bosch volvió a leer el escrito de una sola página y Herrera musitó a Viñas que “esto no puede permitirse”. El ministro le susurró: “Tú sabes que este hombre es muy terco”.
Los momentos siguientes fueron decisivos para la suerte del régimen inaugurado hacía siete meses, el 27 de Febrero de 1963. Al despacho del Presidente fueron llegando ministros y colaboradores. Cerca de la medianoche estaban ya los jefes militares que él había citado. Los civiles fueron invitados a abandonar el salón y Bosch se encerró con Viñas y los jefes de Estado Mayor del Ejército y la Marina. Otros altos oficiales esperaban ansiosos en el otro extremo del edificio.
El general Miguel Atila Luna Pérez, jefe de la Fuerza Aérea, estuvo gran parte del día en una pequeña finca de su propiedad en Manoguayabo, donde, a través de una llamada por radio, fue enterado de que tenía lugar una importante conferencia del mandatario con los demás jefes militares. Luna dio inicial credibilidad a las versiones de que estaba teniendo lugar una confabulación contra su cuerpo, con el apoyo de las otras ramas, para destituirle. Fue inmediatamente a la base aérea y estableció comunicación con Viñas Román, quien le confirmó que tenía lugar, en esos momentos, una reunión de jefes de Estado Mayor con el Presidente.
- ¿Entonces yo no soy más el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea?
- Sí lo eres-, se apresuró a contestarle Viñas.
- ¿Y entonces?
- ¡Ven de inmediato a la reunión!
Luna le dijo que en esas condiciones no iría y el ministro insistió diciéndole que Bosch estaba decidido a sacar a Wessin de las Fuerzas Armadas. El jefe de la Fuerza Aérea, que estaba molesto por la cancelación en julio del mayor Rolando Haché y del capellán Marcial Silva, respondió que no aceptaba esa imposición. El problema era delicado, comentó Viñas, ya que el Presidente estaba dispuesto a renunciar si no lograba destituir al comandante del CEFA. Luna le dijo:
- Renunciar no, ¡preso!
Y entonces decidió enviar, en su lugar, a dos altos oficiales, los coroneles Antonio Alvarez Albizu y Guarién Cabrera, para mantenerse al tanto de la marcha de los acontecimientos. Entretanto, los jefes militares continuaban tratando de disuadir a Bosch de su renuncia. Molesto, el Presidente los echó del despacho con estas palabras:
- ¡Si no puedo destituir a un coronel de la Fuerza Aérea, lo mejor es que me vaya!
Sin saber cómo proceder, los generales se retiraron a discutir la situación y buscar medios para hacer entrar en razón al mandatario. Una veintena de oficiales de alta graduación esperaban allí impacientes.
El capitán Juan Oscar Contín (Johnny), comandante de la Compañía de Infantería del Batallón Blindado adscrito al CEFA, procedía a cambiarse de ropas en su residencia del barrio de oficiales de San Isidro, cuando escuchó el encendido de los motores de los tanques. Volviéndose hacía Rocío, su esposa, comentó con un profundo tono de preocupación:
- Creo que esta noche pasará algo grande. Contín, el mismo oficial que unos meses atrás había rebatido a Bosch la conveniencia de vender los armamentos blindados, se vistió a toda prisa con traje de faena y se presentó , a pesar de que era su día de asueto, a su comando. Pasaría todo el resto de la noche en compañía de otros oficiales bajo el mando del teniente coronel Gildardo Aquiles Pichardo Gautreaux, escuchando los informes por radio de la Policía, dando cuenta del arresto, ya en la madrugada, de ministros y dirigentes del PRD.
Los jefes militares hicieron un intento por convencer a Bosch de que desistiera de su idea de renunciar a la presidencia. Después de parlamentar largo rato en el despacho de Viñas, ordenaron al coronel Calderón volver donde el mandatario a fin de que depusiera su actitud y se buscara una fórmula para salvar la situación. Bosch estaba empecinado en renunciar y cuando el viceministro Herrera le dijo que sólo podía hacerlo ante la Asamblea Nacional, reunión conjunta de las dos cámaras legislativas, Bosch le urgió a que se convocara al Congreso. Fue el inicio de una serie de llamadas que tenían por objetivo conseguir de inmediato la reunión de los senadores y diputados en las primeras horas de ese día. Ya era de madrugada y al despacho presidencial seguían llegando ministros y colaboradores.
En el ínterin, el jefe del Ejército, general Hungría Morel, llamó al coronel Tapia Cessé, que había quedado de servicio en el campamento 27 de Febrero, para darle un reporte de la situación. El oficial debía tomar las previsiones como subjefe de Estado Mayor, en caso de una crisis. Tapia Cessé le hizo un comentario a su superior acerca de la conveniencia de que se hiciera desistir a Bosch.
- ¡Vamos a ver qué se hace!--, fue su lacónica respuesta.
Los coroneles Alvarez Albizu y Guarién Cabrera, enviados al Palacio Nacional por el general Luna, llegaron al despacho del Presidente cuando los jefes militares hacían un nuevo intento para que Bosch desistiera de su renuncia. Tenían instrucciones de ofrecer telefónicamente un panorama de la situación a su jefe de Estado Mayor. Los dos coroneles informaron al general Luna que habían notado cierta indecisión en la postura de Bosch, y aquel les recordó que debían advertirles a los generales que si no se decidían a hacer preso al Presidente “la aviación bombardearía de inmediato el Palacio”.
Finalmente, los militares comunicaron alrededor de las dos de la madrugada a Bosch que ya no era el Presidente.
El general Hungría Morel telefoneó nuevamente al coronel Tapia Cessé para instruirle que comunicara a todas las dependencias del Ejército que Bosch había “renunciado” y que las Fuerzas armadas se habían hecho cargo de la situación “hasta que amaneciera”.
La noticia se difundió rápidamente por el comando a cargo de la seguridad del Palacio Nacional. El capitán Lachapelle Suero y el teniente Piantini estaban todavía bajo el almendro viendo llegar oficiales y civiles, cuando una unidad de cinco tanques procedente de San Isidro, al mando de la cual se hallaba el mayor Grampolver Medina, entró al recinto. El teniente Almánzar formaba parte de la dotación.
Les llegó la noticia de que el coronel Fernández Domínguez creía que había llegado la hora de actuar. Piantini, consciente de que no poseía mando alguno, entró a su cuarto y se puso a llorar.
Aproximadamente a las tres de la madrugada del 25 de septiembre, se presentó a las puertas del Palacio Nacional el Oficial Mayor de la casa presidencial, Darío Brea, un funcionario muy competente que gozaba del aprecio personal del jefe del Estado.
Fabio Herrera había mandado a buscarle para que mecanografiara la carta de renuncia que Bosch escribiera de su puño y letra horas antes, para ser presentada más tarde al Congreso.
Después de superar algunas dificultades con los soldados de seguridad, Brea logró establecer desde la puerta comunicación con Herrera. El viceministro llamó de inmediato al despacho de Viñas Román para que se le permitiera la entrada. El general le respondió: Vamos don Fabio, ya no se puede. No hay gobierno.

Amín Abel, 40 años después

http://www.hoy.com.do/areito/2010/9/25/343430/APORTEAmin-Abel-40-anos-despues



Foto 1 de 2

25 Septiembre 2010, 6:43 PM
APORTE

Amín Abel, 40 años después

Frank Moya Pons, (Manual de Historia Dominicana) cita al Insigne Almirante hablando de la sociedad Taina: “Nunca habían ni acaecían guerras o diferencias entre los indios desta isla sino por una de destas tres causas: sobre los términos y jurisdicción; o sobre las pesquerías; o cuando de las otras islas venían indios caribes flecheros, a saltear.
Y cuando estos extrañas venían, o eran sentidos, por muy enemigos o diferentes que los príncipes o principales caciques desta isla estuviesen, luego se juntaban y eran conformes y se ayudaban contra los que de fuera venían.”
A la llegada de los españoles los tainos, gente mansa e ingenua, quedaron maravillados. La tez blanca, radiante como el sol, sus acicaladas barbas color de oro, sus trajes majestuosos y sus poderosos caballos y arcabuces, les hacían parecer dioses bajados de los cielos. Gente mansa e ingenua, le dieron su hospitalidad. Bien pronto, sufrieron el desengaño. Aquellos hombres, sedientos de poder y de gloria, de oro y riquezas, eran insensibles, crueles. Destruyeron creencias, robaron sus tierras, engañaron, traicionaron, abusaron de sus mujeres y esclavizaron y maltrataron a sus hombres cual si fueran animales salvajes.
Y un día, un 24 de septiembre, esos hombres pacíficos, puros como sus areytos, se rebelaron. Se juntaron sus Caciques haciéndole la guerra al extraño invasor que se apropiaba de su señorío y le arrebataba su libertad. Y cuenta la leyenda que cuando, derrotados, se hallaban, impotentes ante el ímpetu de la rebeldía, apareció, milagrosamente, una rara imagen, la Virgen de la Merced, en lo alto del Cerro de la Vega Real, desviando las flechas de los aborígenes en defensa del extraño. La Virgen de las Mercedes, declarada, en justicia, por los conquistadores como su Patrona, es venerada por el pueblo dominicano, más español, vencedor, que taino vencido.
Un 24 de septiembre, hace 40 años, fue vilmente asesinado Amín Abel Hasbun. Hijo de padres palestinos, él, Mahoma, trabajador incansable, hombre austero, tosco, iletrado pero inteligente, y ella, Liliana, mujer hermosa y de fino trato, nacida en Cuba, leal, sencilla y amorosa, a quien la muerte de Amín le quebró su sonrisa eterna. Ambos salidos de su patria a comienzo del Siglo XX, en búsqueda de un mejor destino, se aposentaron en la nuestra con su equipaje lleno de ilusiones. Con tesonero afán levantaron una hermosa familia de cinco retoños que se convertirían en sólidos troncos criollos. Amín fue el más querido, el más inquieto y el menos comprendido. Sus padres cifraban en el futuro arquitecto grandes esperanzas, título otorgado post morten, honoris causa, Summa Cum Laude.
Tiro mi mirada atrás y lo veo vestido de uniforme, pequeñito y frágil, cada mañana, en la Avenida Mella esperando la guagua de Vuelta y Vuelta, del Colegio Dominicano De La Salle, junto a sus hermanos, Halim, Faisal, Átalah y Musa. Lo veo en la Universidad, estudiante brillante atrapado en las redes políticas, abrazado a los ideales de aquel entonces, participando activamente en las luchas reivindicativas del estudiantado universitario contra el gobierno represivo, abriendo paso tras el llamado Movimiento Renovador, del Grito de Córdoba, la lucha por el medio millón: “la UASD, unida, jamás será vencida.” Militante enardecido del Grupo Estudiantil FRAGUA, hace honor a su lema: “Estudia y Lucha” y luego en el FEFLAS: “Todo el Poder para las Masas.” Fragua así su condición de luchador revolucionario con la avanzada izquierdista del 14 de Junio, de Manolo y del M P D de Máximo López Molina y del Moreno. Su posición radical y su fe revolucionaria, le llevan a participar activamente contra el Golpe de Estado y destacarse en la Guerra de Abril.
De mente atrevida y brillante logra concebir grandes ilusiones y acometer planes y acciones audaces como el fatídico secuestro del Coronel Crowley, Agregado Militar de la Embajada de los Estados Unidos, a cambio de los prisioneros políticos del MPD y de su Secretario General, Maximiliano Gómez. Su entrega total a la causa del campesino sin tierras y del proletario expoliado y explotado, y contra el imperialismo norteamericano, lo revelaron como un líder indiscutible, trabajador y carismático, abnegado y honesto capaz de todo sacrificio, hasta inmolar su joven vida.
Ese 24 de Septiembre, del 1970, pese a los negros nubarrones que el clima político que caracterizaba el luctuoso período de los doce años del Gobierno de Joaquín Balaguer, ensombrecido por la represión, la intolerancia, la persecución y el asesinato por encargo, selectivo, el día no había amanecido. Amín, clandestino, desterrado en su propia tierra, separado de su familia y de sus seres más queridos, tomó la riesgosa determinación de unirse a ella. Darle un descanso a su alma, fatigada de tantos abusos e incomprensiones. Su esposa Mirna, con su hijo de dos años, sería sorprendida con su presencia. Sería un día maravilloso, quizás tan solo un momento breve, pero intenso e inolvidable para todos, que nadie olvidaría.
Pero no como Amín, en su intimidad, imaginaba. Más que el destino, las fuerzas del mal, atrincheradas, le aguardarían con otra sorpresa, fatídica, inevitable. Su cuerpo cayó abatido por la bala asesina disparada a quemarropa, en la nuca, rodando por la estrecha escalera ante los ojos atónitos de su amante esposa, en estado de gestación, y de su pequeño. Día aciago, como otros tantos que vieron verter la sangre de Otto Morales, muerto a mansalva, de Rubirosa Fermín, de Orlando Martínez, o de Guido Gil, desaparecido al igual que Narcisazo. Ese 24 de septiembre, al conocerse la noticia del horrendo asesinato, la sociedad entera se vistió de luto. En el campus de la UASD, estudiantes, empleados y profesores, declarados en vigilia permanente, se unieron en un solo cuerpo, solidarios en el dolor, en la pena y en la rabia, sin distingos ni banderías. Bajo los acordes de la Marcha Fúnebre de Beethoven, gruesas lágrimas rodaban y quemaban las mejillas, velamos su cuerpo. Surgiría de ahí, el “Frente Estudiantil Revolucionario Amín Abel Hasbun.”
Días después, cargados de dolor, mi esposa y yo fuimos a visitar al Profesor Bosch en su humilde residencia de la César Nicolás Penson. Nos recibió con el cariño y la afabilidad acostumbrada. No podía dejar de comentarse la muerte de Amín. Don Juan, dejó caer entonces una frase que nos dejó consternados: “En política, los errores se pagan con sangre.” No se porqué la diría, si por convicción, conmiseración o por rabia. La frase encerraba una verdad absoluta en la mentalidad de los tiranos que alimentan con sangre su perpetuación en el poder. Pero no lució apropiada en el momento y en sentir humanista de un hombre de paz.
Ciertamente, Amín había cometido un error y pagó con su vida. El amor, la necesidad del tierno abrazo, del beso tierno, venció la prudencia. Esa noche, escribí estos versos, en tributo a Amín: “Yo solo sé que esta noche no existen las estrellas/ Esta noche, Amín, se escaparon todas/ y sólo quedas tu, lucero incandescente, / haz de luz incorruptible, brillando sobre la tierra...”

A 47 años del golpe: Juan Bosch es símbolo democracia dominicana

http://www.lainformacion.com.do/noticias/ciudad/13362/a-47-anos-del-golpe:-juan-bosch-es-simbolo-democracia-dominicana

A 47 años del golpe: Juan Bosch es símbolo democracia dominicana


Juan Bosch se dirige al pueblo el 25 de septiembre de 1965, a dos años del golpe de Estado. A la izquierda de Bosch figura el coronel Francisco Alberto Caamaño Denó. Foto: archivo

Yinett Santelises | ACTUALIZADO 24.09.2010 - 6:39 pm


Radical en sus principios, demócrata progresista en su ideología y privado del apoyo de los poderes fácticos, Juan Bosch encabezó un mandato abortado a siete meses de su inicio, con la pretensión de gobernar “con los dominicanos, para el bien de los dominicanos”, como lo dejó establecido en su discurso de toma de posesión del 27 de febrero de 1963.

Para el doctor José María Padilla, historiador, el gobierno de Bosch surge en un momento histórico complejo, por la polarización entre los Estados Unidos y la Unión Soviética en el marco de la Guerra Fría, caracterizado en América Latina por el miedo de Washington a que se repitieran los frutos de la hazaña de Sierra Maestra en Cuba, liderada por Fidel Castro.

Según explica el doctor Padilla, el argumento de la Iglesia Católica -vinculada históricamente a los sectores poderosos-, de la oligarquía y de los Estados Unidos de que Bosch implantaría un régimen comunista fue una “estratagema” para justificar el traumático golpe de Estado.

Estos grupos preferían como presidente a Viriato Fiallo, contrincante de Bosch en las elecciones del 20 de diciembre de 1962 por la Unión Cívica Nacional, quien representaba su clase.

“Juan Bosch va a representar una esperanza en el contexto de la salida de la dictadura, pero en ningún momento Juan Bosch va a tener un programa socialista comunista; sí progresista en el ámbito de beneficiar a las masas populares y desmontar el proyecto oligárquico”, apunta Padilla.

La Constitución de 1963

A poco más de un mes de haber ascendido a la Presidencia, Bosch promulgó una polémica Constitución de corte liberal. Para el doctor Flavio Darío Espinal, esta Carta Magna significó una ruptura con la tradición dictatorial imperante durante la tiranía con la promesa de una nueva estructura política y social.

“La Constitución de 1963 simbolizó una ruptura con el orden político despótico del régimen de Trujillo y la promesa de una nueva estructuración del sistema político y las relaciones sociales”, destaca el experto en Derecho Constitucional.

Según el doctor Espinal, la Constitución de Bosch tuvo dos ejes básicos, que fueron el componente liberal - democrático y el constitucionalismo social, cimentado en reivindicaciones económicas y sociales. En este último eje, se reúnen la inclusión de los derechos y beneficios de los trabajadores en la Carta Magna que pretendían mayor equidad social.

La Constitución de 1963 declaraba la sustracción de fondos públicos para el provecho personal y el nepotismo como delitos contra el pueblo, condenados a la Degradación Pública y a la restitución de lo ilícitamente apropiado.

Los grupos de poder económico “argumentaron que el modelo constitucional atentaba contra el derecho de propiedad y la libertad de empresa, por lo que ejercieron una oposición radical y sistemática contra el nuevo texto constitucional”, explica el doctor Flavio Darío Espinal.

El experto constitucional piensa que hubo un encuentro trágico por un marcado maximalismo entre los sectores opositores conservadores y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que no negoció las disposiciones polémicas de la Carta Sustantiva para evitar las diferencias extremas, que hubiese implicado ceder en algunos puntos del texto.

La Constitución “no tuvo viabilidad histórica por los fuertes antagonismos, la polarización y el golpe de Estado, de modo que no pudo convertirse en la base de la transición y la consolidación de la democracia”, pero tras el golpe se convirtió en un símbolo de la democracia, afirma el doctor Espinal.

Golpe de Estado

Joaquín Gerónimo afirma en el libro “En el nombre de Bosch” que el presidente vegano podía presentir las pretensiones conspiratoras desde antes de la toma de posesión.

El autor destaca que el doctor Segundo Armando González Tamayo , quien fuera el vicepresidente, difundiría que el 27 de febrero de 1963, el propio Juan Bosch le alertó a no entusiasmarse porque el gobierno sería derrocado en poco tiempo.

El 25 de septiembre de 1963, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional dirigieron un manifiesto al pueblo dominicano en el que declaraban la deposición del gobierno constitucional de Juan Bosch , la inexistencia de la Constitución de 1963, la disolución de las cámaras legislativas, en vigor la Constitución del 16 de septiembre de 1962, fuera de ley la doctrina comunista y la formación de un gobierno no provisional, presidido por un ciudadano eminente, ajeno a los partidos políticos y las Fuerzas Armadas (FF.AA.)

El documento estaba firmado por el Mayor General Víctor Eloy Viñas Román, secretario de las FF.AA.; Renato Hungría Morel, Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional; Miguel Atila Luna, Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana; Julio Alberto Rib Santamaría, Jefe de Estado Mayor de la Marina de Guerra; Belisario Peguero, Jefe de la Policía Nacional.

También firmaban otros 19 oficiales superiores de los cuerpos castrenses, entre ellos Elías Wessin y Wessin, quien se convertiría en el líder militar del grupo de San Isidro en la Guerra de Abril de 1965 y la posterior intervención militar estadounidense.

Juan Bosch se exilió en Puerto Rico y fue sucedido por el Triunvirato, encabezado por Emilio de los Santos, Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavárez Espaillat. De los Santos renunció a finales de 1963, dejando un lugar que fue ocupado por Donald Read Cabral.

“Los golpes de Estado no se dan - salvo contadas veces - para mejorar la suerte de las masas, sino para que saquen provecho las minorías que tienen los mandos civiles y militares, por tanto, sería de tontos esperar que los golpistas hagan consultas a las masas. Eso solo lo hacen los demócratas que creen que el origen legítimo del poder está en la voluntad de las mayorías, no los conspiradores que consideran que el poder reside en la fuerza”.

Así lo dijo Juan Bosch en 1964, según una cita que forma parte del libro “En el nombre de Bosch” de Joaquín Gerónimo. En los hechos acontecidos después de aquel 25 de septiembre están los argumentos que complementan la afirmación de Bosch o que la refutan acogiéndose a la excepción en el caso dominicano.

sábado, 25 de septiembre de 2010

En enero de 1960 fue descubierto el complot del 14 de junio

http://www.hoy.com.do/opiniones/2010/9/24/343331/Destape-del-fervor-revolucionario



Hoy/Wilson Morfe

24 Septiembre 2010, 10:35 PM
Destape del fervor revolucionario

En enero de 1960 fue descubierto el complot del 14 de junio
Escrito por: FABIO R. HERRERA-MINIÑO

El pasado día 16 se cumplieron 50 años de mi encarcelamiento en La 40. Fue la culminación de un proceso de rebeldía juvenil que se gestó en mi interior cuando los rebeldes cubanos iniciaron sus acciones en la Sierra Maestra para liberar a Cuba, y en junio de 1959 exiliados dominicanos acometieron la admirable acción de intentar el derrocamiento de la dictadura de Trujillo con el apoyo cubano.
El espíritu de rebeldía en los años juveniles iba creciendo en mi, alimentado por las lecturas de los escasos libros de inspiración marxista que llegaban a mis manos, o de lo que oía en las aulas universitarias desde octubre de 1956 en la Universidad de Santo Domingo en la Facultad de Ingeniería.
En Octubre de 1957 ingresé al Colegio Mayor Universitario San José de Calasanz, donde acudíamos de todo el país. Allí conocí a valiosos amigos del Cibao con muchas inquietudes, ya que algunos de ellos habían sido afectados por acciones de la dictadura.
La universidad expandió mis vuelos mentales, muy distinto a lo que había vivido en Baní, tropezando con la realidad del país sometido a una férrea dictadura de más de 25 años. En el Colegio Mayor me enrolé en la primera célula subversiva, cuyo objetivo era sacar información hacia el exterior. Eso fue posible a mis estrechas relaciones con un estudiante judío de Sosúa, Alfredo Rothemberg, quien me introdujo con el agregado cultural de la embajada americana, William Pugh, que era el canal de enviar documentos al exterior, generalmente suministrados por Tirso Mejía Ricart.
En enero de 1960 fue el descubrimiento del complot del 14 junio, cientos de jóvenes fueron a parar a La 40, donde torturados y hasta asesinados, abonaron con su sangre el sendero de la libertad. En julio ocurrió el atentado contra Rómulo Betancourt en Venezuela, acarreando el aislamiento diplomático del país, lo que nos quitó nuestro contacto con la embajada americana. Mientras nos quedamos a la merced de que cualquier compañero fuera detenido y nos delatara debido a las torturas que sufrían en los interrogatorios de La 40.
Para mediados de septiembre nuestro grupo fue descubierto por el SIM, que en primer lugar fue apresando a los miembros de la célula que pertenecían al Movimiento Popular Dominicano. Fueron severamente torturados, pero lograron escapar Tirso Mejía Ricart, que con ayuda, pudo viajar al exterior, y mi primo Eligio Mella Miniño, que se mantuvo oculto hasta después del 30 de mayo de 1961.
Bernardo Vega, en su bien documentado libro “Los Estados Unidos y Trujillo, Los Días Finales 1960-1961”, en la página 393, narra con precisión una buena parte de nuestra historia, señalando los nombres de los demás jóvenes que fuimos apresados: Ing. René Sánchez Córdoba, Víctor Manuel Victoria Echavarría, Rafael Eugenio Vásquez Mustafá, Miguel Alfonseca, José Mercedes Ramírez Ferreriras. Este último conocido por su nombre artístico Condecito, era un digno alumno de Jame Colson y de Paul Giudecelli y de un incalculable valor pictórico por la expresividad de sus cuadros. De los demás todavía aportan o aportaron sus capacidades al país en sus esferas de acción, donde cabe destacar la inimitable y admirable obra poética de Miguel Alfonseca. (continuará).

Polón Méndez se hizo grande por su dignidad

http://www.listin.com.do/puntos-de-vista/2010/9/24/160143/Polon-Mendez-se-hizo-grande-por-su-dignidad

PANCARTA
Polón Méndez se hizo grande por su dignidad



Raúl Pérez Peña (Bacho)
La dolorosa despedida de Polón Méndez fue recompensada por el respeto solemne a la estatura que alcanzó como un ser social marcado por la dignidad y por la acogida que disfrutaba en múltiples entornos humanos.
De haber vivido su sepelio, Polón debió sentir la más honda satisfacción por los sentimientos de aprecio a su persona y porque ocurrió como lo quiso: con la foto Manolo, balas, las notas del himno del 1J4, y abrazado por la bandera verdinegra.
El catorcismo histórico de Santiago asistió a decir adiós a ese Polón Méndez que allí enraizó su familia, mientras crecía su imagen política nutrida por las preocupaciones sociales y los ideales por la emancipación de su pueblo.
De repente, María Ligia Grullón y los artistas de La 37 por las tablas, irrumpieron con sus voces, la guitarra y la poesía coreada. La concurrencia escuchó la fiel descripción del Polón que todos conocimos, sonriente, firme y perseverante en el empeño por una sociedad liberada del secuestro en que la mantienen los poderes y la indigencia.
Conocedora desde el techo familiar de que Polón se hizo grande por su dignidad, María Ligia habló del Polón convencido del papel de la cultura como arma de la resistencia ante una penetración foránea desembozada.
En los minutos culminantes del sepelio, la artista y gestora cultural distribuyó las rosas blancas que cada uno de nosotros lanzó en la despedida de Polón .
En nombre del pueblo de Sabaneta, de la memoria de Francisco Bueno Zapata y de todos presentes, Frank Rodríguez Marcelino improvisó una proclama para un Polón que de seguro escuchaba: ¡hasta la victoria siempre! No bien concluyó la ceremonia, cuando ya los viajeros, acordamos a consenso articular un homenaje a Polón Méndez y Bueno Zapata en su natal Sabaneta, fijando el domingo 12 de diciembre para un acto solemne en el municipio.
El tributo es harto merecido por los dos inmortales que acompañaron a Manolo Tavárez en Las Manaclas, que es La Diferencia.
Los interesados en la Ruta de Sabaneta, pueden llamar al Frank Rodríguez Marcelino al celular 809-910 0847, a Tomás Ramos 809 565 1041, así como a Manuel Almonte en el 1-481- 4895.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Por José Manuel Castillo, Fallece Napoleón Méndez, Polón napole

http://www.youtube.com/watch?v=w1uT8DBV1tw




VEA REPORTAJE COMPLETO EN: http://noticiasatiempo.blogspot.com/

Polón Méndez jamás traicionaría a Manolo

PANCARTA
Polón Méndez jamás traicionaría a Manolo
http://www.listindiario.com/puntos-de-vista/2010/9/10/158440/Polon-Mendez-jamas-traicionaria-a-Manolo



Raúl Pérez Peña (Bacho)
columnapancartayahoo.com
A Carmen Rosa y toda esa familia que cifra esperanzas por un Polón recuperado.

Polón Méndez empuñó en Santiago Rodríguez la bandera verdinegra y la mantiene en alto pasado el medio siglo del Movimiento Revolucionario 14 de Junio.

Polón Méndez cortó el tiempo del 1963 al 2009 y subió de nuevo a Las Manaclas el pasado año a rendirle el justo tributo a los caídos con Manolo y en cada frente armado por el rescate de la constitucionalidad triturada cuando la camarilla de gorilas militares echó abajo el gobierno de Juan Bosch justo un mes de septiembre, 47 años atrás.

Todos son uno, uno son todos.

La inspiración de Cuqui Batista emergía prendida a la tierra fría en una lápida por cada héroe ido en sangre.

Marcelo Bermúdez había logrado un Manolo genuino y universal, para expresarse por todos, siendo uno, mientras todos aparecen siendo el mismo Manolo.

La pasada semana Polón presentía vivir la víspera de algo extraño en su cotidianidad.

Sin espanto ni alarma, Polón expresó a su esposa Carmen Rosa que jamás traicionaría a Manolo Tavárez y que le gustaría escuchar el himno del Movimiento “14 de Junio”.

Estaba recogiendo esa trayectoria que arrancó en Sabaneta con Francisco Bueno Zapata y los jóvenes parteros del 14 de Junio en el municipio y la provincia.

Ese Francisco Bueno Zapata torturado por empuñar el fusil y aferrarse a la dignidad, frente alto, en desafío a sus torturadores.

Polón Méndez compartió con nosotros hace apenas días.

El Polón de siempre, indeclinable en los principios.

Reclamó participar en las actividades de la Fundación Testimonio por la recuperación de la memoria histórica.

Días después, Polón compartió animosamente con Juan Germán Arias Núñez (Chanchano), durante una mañana dominical recorriendo años de compañerismo en las filas del 1J4 y la singular experiencia en Las Manaclas, que es la diferencia.

Polón está con nosotros. Esperamos su pronta recuperación porque Polón es un símbolo para quienes no se devuelven en dirección contraria a la emprendida hace 50 años.

El ejemplo de sencillez, humildad y optimismo que encarna Polón entraña señal de vida para todos sus hermanos revolucionarios.

Gran pesar por muerte Polòn Mèndez.

Gran pesar por muerte Polòn Mèndez.
http://www.sabanetaenlinea.com/actualidad/gran-pesar-por-muerte-pol-n-m-ndez..htm


Por Raymundo Infante.

La provincia Santiago Rodriguez y su municipio cabecera Sabaneta tienen una deuda con gratitud con el fallecido Patriota Napoleòn Mendez, fallecido en la Capital y sepultado en Santiago de Los Caballeros.

Delegaciones de sabaneteros viajaron la tarde de èste jueves 23 a la ciudad corazon para dar el ùltimo adios a Polòn Mendez compañero de Francisco Bueno y Manolo Tavarez en Las Manaclas.

Desde que se conociò la noticia del fallecimiento de Polòn han sido varias las personalidades de Sabaneta y gente del pueblo que ha emitido su pesar por tan irreparable perdida.

Sepultan los restos del ex guerrillero Napoleón Méndez


MOVIMIENTO 1J4
Sepultan los restos del ex guerrillero Napoleón Méndez

http://www.listindiario.com.do/la-republica/2010/9/24/160072/Sepultan-los-restos-del-ex-guerrillero-Napoleon-Mendez


Luchador. El cadáver del ex guerrillero Napoleón Méndez fue velado en la funeraria Blandino de Santiago.Leoncio Peralta
Santiago
Los restos mortales de Napoleón Méndez, veterano luchador progresista, fueron sepultados al caer la tarde de ayer en el cementerio de la calle 30 de Marzo de esta ciudad, en medio de expresiones de dolor por parte de familiares, ex compañeros de lucha y amigos.

El cuerpo sin vida del ex guerrillero de las Manaclas, junto a Manolo Tavárez Justo, en diciembre de 1963, fue llevado desde Santo Domingo y velado por alrededor de una hora en la funeraria Blandino, por donde desfilaron gran cantidad de santiaguenses.

También se dieron cita personas de Santiago Rodríguez y otras poblaciones del Cibao, en su mayoría viejos militantes del Movimiento Revolucionario 14 de Junio y de otras organizaciones de izquierda.

El ataúd de Napoleón Méndez fue cubierto con la bandera Verde y Negra del 14 de Junio y durante el velatorio fueron interpretadas canciones y poesías, a cargo de un grupo artístico, coordinado por María Ligia Grullón, quien además destacó la trayectoria del ex guerrillero.

La artista dijo que Polón, como le llamaban al veterano luchador fallecido, será un ejemplo a seguir por su generación y la juventud de hoy, ya que se dedicó con sacrificio a defender los mejores intereses de la Patria.

Estuvieron presentes en el sepelio, Raúl Pérez Peña, Marcelo Bermúdez, Rafael Reyes, Germán Arias (Chanchano), Guillermo Moreno, Aura Celeste Fernández, Hugo Quezada y otras personalidades de diversos sectores sociales.

Los restos de Napoleón Méndez son conducidos al cementerio.



Los restos de Napoleón Méndez son conducidos al cementerio.
HOY/JUAN FAÑA
http://www.hoy.com.do/el-pais/2010/9/23/343239/Sepultados-los-restos-de-Napoleon-Mendez
23 Sept
iembre 2010, 11:37 PM
Sepultados los restos de Napoleón Méndez
Dirigentes políticos, familiares y amigos resaltaron su valentía y honestidad

Escrito por: FIOR GIL ( f.gil@hoy.com.do)
Recibieron cristiana sepultura ayer los restos de Napoleón Méndez, (Polón) ex guerrillero y compañero en Las Manaclas de Manolo Tavárez Justo.

El sepelio tuvo lugar en el cementerio municipal de la ciudad de Santiago, al cual fueron trasladados desde la funeraria Blandino de Santo Domingo.

Méndez falleció a los 75 años, en su residencia en el sector de Herrera, Santo Domingo Oeste, de un paro cardiaco. Sus restos fueron velados hasta el mediodía de ayer en la Capilla La Paz de la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln.

Su esposa doña Carmen Rosa Flores y su compañero de la Fundación Testimonio, Raúl Pérez Peña, al definirlo como un ser excepcional dijeron que momentos antes de morir Méndez pidió que se le cantara el himno del 14 de Junio, organización de la cual fue miembro fundador.

“Yo me siento muy orgullosa del esposo que Dios me dio, porque fue un hombre fiel que nunca traicionó los ideales de Manolo y que amaba su partido”, dijo entre sollozos la viuda de Méndez, en momento en que Alicia Baroni, interpretaba el himno del 14 de Junio.

El dirigente izquierdista Rafael Chaljub Mejía, del Comité Central del Partido Comunista del Trabajo (PCT) resaltó la valentía del ex guerrillero, de quien dijo no acató la decisión de rendirse cuando el frente guerrillero entró en crisis y tras sobrevivir prefirió caer preso, luego siguió su militancia en el 14 de Junio hasta la hora de la desintegración de esa organización.

Chaljub Mejía, compañero de estudios en la China Popular en los años de la revolución cultural, narró que Méndez a pesar de que se apartó de la militancia partidaria organizada, se mantuvo siempre en una línea de izquierda hasta su muerte.

La doctora Aura Celeste Fernández, pronunció palabras de elogios hacia Méndez al dar el pésame a sus familiares, lo definió como uno de los hombres más honestos y luchador por los mejores intereses del país.

“En este momento siento que parte un hombre honesto, de un hombre que necesitamos la presencia de hombres como él, un patriota que defendió la patria y que le sirvió a los mejores intereses de la nación”, agregó Fernández.

A Méndez le sobreviven su esposa Carmen Rosa Flores, sus hijos Rafaelina, Ana María, Lucy, Carmen Mirna, Karina, Ondina, Iris y José Joaquín Méndez. A las honras fúnebres asistieron dirigentes políticos, amigos y familiares.

Zoom

Del 14 de Junio

Durante el velatorio la cantante Alicia Baroni interpretó el himno del 14 de Junio, para complacer uno de sus últimos deseos.

Lo llevaron a Santiago

Desde la Funeraria Blandino los restos de Napoleón Méndez (Polón) fueron llevados a la ciudad de Santiago, donde se llevó a cabo el sepelio.

Sus amigos

Amigos y compañeros de lucha dijeron que Méndez formaba parte de la “raza inmortal y que el país pierde un valioso hombre que luchó por la democracia.

Compartir:

FALLECE EX-GUERRILLERO POLÓN MÉNDEZ

http://mao-en-el-corazon.blogspot.com/2010/09/fallece-ex-guerrillero-polon-mendez.html



jueves 23 de septiembre de 2010
FALLECE EX-GUERRILLERO POLÓN MÉNDEZ

La Fundación Testimonio informa que a prima noche del miércoles 22 falleció en su casa de esta capital el compañero Napoleón Méndez, Polón, ex guerrillero del frente de las Manaclas (*), junto a Manolo Tavárez y demás dirigentes del 1J4 en 1963.

3 semanas atrás, Polón sufrió un derrame cerebral que resultó la causa de su muerte.

El cadáver será velado hoy jueves hasta el mediodía en Santo Domingo y luego será trasladado a Santiago para su sepultura a las 4:30 de la tarde en el cementerio de la c/30 de marzo, cubierto por la bandera verdinegra.

Esperamos la asistencia de los compañeros del 1J4 residentes en la capital, Santiago, Puerto Plata, Mao, Montecristi y de su natal Santiago Rodríguez.

Horas antes de sufrir el derrame, Polón le dijo su esposa Carmen Rosa Flores que nunca traicionaría a Manolo Tavárez y que deseaba oír el himno del 14 de Junio.

La Fundación Testimonio llama a la solidaridad con los familiares de Polón, quien durante cinco décadas fue un ferviente catorcista y un vertical militante de la causa por la liberación social del pueblo dominicano.

Por la Fundación Testimonio: Raúl Pérez Peña(Bacho), Juan Germán Arias Núñez (Chanchano), Hugo Quezada, Claritsa Feliú de Ripley, Manuel Almonte, Mirito Frías, Guillermo Batista, Bienvenido Hilario, Genaro Abreu, Martín Guerrero, José Lora Pijuán y Angel Luis Patnella.

(*) Junto a Polón Méndez (de Santiago Rodríguez) sobrevivieron Joseíto Crespo Minaya y Rafael Gómez Reyes (Pitifia), de Mao.

Publicado por Mao-en-el-corazón en 18:37

Mensaje de VICTOR MANUEL GONZALEZ

de VICTOR MANUEL GONZALEZ
paraUnojcuatro

fecha23 de septiembre de 2010 17:31
asuntoRe: .../nuestras sinceras condolecias
enviado porgmail.com
firmado porgmail.com

ocultar detalles 23 sep (1 día antes)


desde Cuba hacemos llegar nuestras sinceras condolencias a familiares y amigos

Fallece en Capital el ex guerrillero Napoleón Méndez

http://www.elnacional.com.do/nacional/2010/9/23/61304/Fallece-en-Capital-el-ex-guerrillero-Napoleon-Mendez

23 Septiembre 2010, 11:17 AM
Fallece en Capital el ex guerrillero Napoleón Méndez
Fue compañero en Las Manaclas de Manolo Tavárez Justo

Falleció ayer en el Distrito Nacional Napoleón Méndez (Polón)l, ex guerrillero y compañero en Las Manaclas de Manolo Tavárez Justo.

La Fundación Testimonio, de la cual formaba parte, informó que Méndez murió de un infarto cardíaco en su residencia de esta capital.

Sus restos fueron velados en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln durante la mañana de este jueves. Desde este mediodía son trasladados a Santiago, donde serán sepultados a las 4:30 de la tarde en el cementerio municipal.

Su muerte enluta a su esposa, hijos y familiares.

Por su féretro han desfilado personalidades ligada a la izquierda y las luchas patrióticas.

En una nota de la Fundación Testimonio que firman Raúl Pérez Peña (Bacho), Juan Germán Arias (Chanchano), Hugo Quezada, Claritsa Feliú, Manuel Almonte, Mirito Frías, Guillermo Batista, Bienvenido Hilario, Genaro Abreu, Martín Guerrero, José Lora Pijuán y Angel Luis Patnella Ceballos, llaman a los miembros del 1J4 de Junio del Cibao y la Línea Noroeste, asistir al sepetlio de Polón Méndez.

Destacan las virtudes del fenecido, quien siempre estuvo ligado a las mejores causa del pueblo dominicano.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Napoleón Méndez, Polón

Napoleón Méndez, Polón ha fallecido hoy 22 de septiembre del 2010, a las 9:30PM.
Su cadaver estara siendo velado en la Funeraria Blandino de Santo Domingo a partir de mañana y sera sepultado en el Cementerio Municipal de Santiago.
Paz a sus restos





El compañero Napoleón Méndez, Polón, ex-combatiente del Frente Guerrilero que operó en Manaclas, San Jose de la Matas durante el levantamiento guerrillero encabezado por Manolo Tavares Justo y que buscaba reestablecer la Constitucion del 1963 y el Gobierno del Profesor Juan Bosch, sufrió un derrame cerebral y se encontraba internado en cuidados intensivos del Centro Médico Real de la Avenida Bolivar de Santo Domingo de donde habia sido llevado a su casa.


.

Homenaje a Napoleón Méndez, Polón

Aquel 22 de Septiembre


http://www.almomento.net:80/news/135/ARTICLE/69353/2010-09-20.html













Mon, 20 Sep 2010 08:48:00


Aquel 22 de Septiembre
Por ElSA PEñA NADAL*

La autora es periodista. Reside en Santo Domingo



Cuando sentí el ruido del carro en la marquesina, me alegré y a la vez me extrañé: Homero no estaba supuesto a regresar a la casa, ya que había partido al atardecer y esa noche se quedaría a dormir, en la que pronto seria nuestro nuevo hogar.
Lo esperé en la puerta, y antes de que la cruzara lo abracé muy fuerte, y sentí una sensación y un sentimiento increíbles de describir, y note que hasta él lo percibió. Siempre me he preguntado si ya en ese momento, mi espíritu o mi alma, ¡qué se yo!, sabía lo que se nos avecinaba y por eso atesoraba cada minuto a su lado.
Aún abrazados me dijo, con tono preocupado, refiriéndose al lugar donde nos mudaríamos, que ese sitio era muy solitario y peligroso, sobretodo por las noches, porque ahí había pocos vecinos y muy alejados y si nos rodeaban nadie se enteraría; que había que desistir de la mudanza a ese sitio.
Acordamos que el día siguiente, él se quedaría con la niña donde una pariente suya que quería conocerla, y yo llevaría a la imprenta los originales de un folleto que Homero había terminado de escribir. Luego, cambiaría por otro el vehiculo alquilado en que nos desplazábamos, y después del almuerzo donde su prima, regresaríamos a nuestra casa, ubicada en un paraje a la altura del kilómetro 12, de la entonces nueva carretera Duarte.
El ritual de Homero con su hijita comenzaba a las cinco de la mañana: le daba un primer biberón, la colocaba en su cochecito y la sacaba al patio; allí, le echaba maíz a las gallinas ajenas para ver a la bebita riendo alborozada, tratando de alcanzarlas desde su sillita. Mientras, él leía, aprovechando el fresco y la quietud de la mañana.
Un día, les armé tremendo alboroto, pues al salir al patio vi que él y la niña, ubicados a distancias diferentes, probaban su puntería lanzando huevos de gallina contra una pared que, chorreante, parecía una alucinante pintura de Salvador Dalí.
Homero se justificó diciéndome, rojo por la risa, que eso era algo que siempre quiso hacer de niño y que nuestra hija lo estaba disfrutando mucho. Y así debió ser, pues cuando traté de interrumpir el jueguito que ya había costado mas de diez huevos, la beba se puso a llorar ruidosamente.
A las nueve de la mañana del miércoles 22 de septiembre, del año 1971, Keskea, nuestra hijita, después de bañada, vestida y desayunada, se quedo dormida. Homero no quiso despertarla, así que le desabotono el vestidito por la espalda y la dejo en su cuna. Cambiamos los planes de la visita a su prima, y esa fue la última vez que vio a su hija que apenas contaba con nueve meses de edad.
Íbamos de Sur a Norte por la avenida Lope de Vega y doblamos a la derecha en la antigua avenida San Cristóbal. Casi frente a la Escuela de Artes y Oficios, noté el repentino silencio de Homero; miré a mí alrededor, y me di cuenta de que estábamos prácticamente rodeados por vehículos de todo tipo, con militares de civil y uniforme, fuertemente armados.
Había hombres apostados detrás de árboles, rejas y marquesinas. Miré hacia el frente y le dije a Homero las últimas palabras que escucharía de mí: ¡dobla allá adelante, a la derecha!; tratando de que escapáramos por la esquina de la avenida Tiradentes, donde estaba en construcción el local del Partido Reformista.
Pero en ese mismo momento, Homero frenó de golpe y nos chocaron por detrás y por el frente, hacia el lado de mi asiento. Tras apretar con su mano mi rodilla, abrió la puerta y salió del auto, diciéndome: ¡No salgas, que te matan!
Con dificultad salí por mi puerta bloqueada, mientras escuchaba ráfagas de fusiles y ametralladoras, y corrí por detrás del auto buscando a Homero, pero ya estaba tirado en el suelo, boca abajo; y vi su espalda agujereada.
Me abalancé en su dirección, gritándole histérica a los policías: ¡asesinos, lo mataron, estaba desarmado, asesinos! Pero no pude tocarlo; me detuvieron con un par de culatazos en las piernas y sujetaron mis brazos a mi espalda. Yo seguía tratando de llegar a su lado, gritando y forcejeando por soltarme.
Y entonces, a medio metro de su cuerpo exánime, se paró un militar -- todavía los otros disparaban al aire como locos--, estiró su brazo derecho, tomó puntería con una pistola “cuarenta y cinco” y disparó el “tiro de gracia” a la cabeza de Homero, al tiempo que decía, con voz fuerte y autoritaria: “Llévenselo!
En ese momento ya mis piernas no me sostenían y gritaba con más fuerza, hincada en el suelo, mientras el policía, agachado también, me sujetaba fuertemente. Entre dos, levantaron su cuerpo, y al voltearlo, vi sus ojos abiertos y sin vida. No comprendí cómo pudieron tirarlo y taparlo en el baúl de ese viejo carro azul, y partir raudos de allí, dejando uno de sus mocasines en el suelo.
Mis ojos captaron el horror y la impotencia reflejados en los rostros de los lugareños y transeúntes que, inmóviles, presenciaron la rápida secuencia de ese crimen.
Mientras me arrastraban hacia nuestro carro, yo miraba atónita a mí alrededor: a los obreros de la construcción del local del partido oficialista, inmóviles frente al block o la varilla; a la friturera, tenedor en mano; al paletero pálido y azorado; a profesores y estudiantes de la escuela de artesanía, como clavados frente a los balcones. Todos me parecían aterradas figuras de piedra. Fueron segundos en los que el mundo se detuvo ante mi.
Solo parecía tener vida, la enorme mancha roja que lentamente se deslizaba hacia la cuneta.
Ya en nuestro auto, percibí un fuerte olor a ron. Me sentaron en medio del sargento que disparó a Homero a la cabeza y del otro que me golpeó en las piernas, conduciéndome en acelerada carrera hacia el Palacio de la Policía, cruzando semáforos en rojo, con la mano pegada a la bocina, y evadiendo con fuertes virajes, los obstáculos que encontraban en el trayecto.
Con mis brazos ya libres, abrazaba mi cabeza que balanceaba sobre mis piernas; ya no gritaba pero repetía con obstinación, una y otra vez, entre sollozos: “¡Oh, Dios mío, qué cobardes, qué asesinos; solo borrachos y entre tantos pudieron matarlo; malditos cobardes! ¿Por qué no lo apresaron si él salio desarmado para que ustedes no me mataran a mi también?”. Nada me respondían; nada les importaba; era como si yo no estuviera ahí con ellos.
Entramos al palacio de la Policía por la parte trasera, aumentando el revuelo y la expectativa que ya había. Pero antes de desmontarme me sequé el rostro a manotazos, no quería darles el gusto de que me vieran llorando.
Cuando era conducida hacia adentro del edificio, tomada por un brazo, el oficial volteó la cabeza y gritó: ¡Registren ese carro!, y se sorprendió cuando también volteé para decir, con igual fuerza en la voz: “! Debajo del asiento del chofer hay una pistola Luger; no hay nada más en ese auto; estos asesinos acaban de matar a sangre fría a un hombre desarmado que andaba acompañado solamente de su esposa”.
(Durante mucho tiempo me reproché por no haber tenido el valor de aprovechar ese momento de confusión, mientras me conducían detenida, para tomar esa arma y dispararles a ambos, pero Dios estuvo allí conmigo y no lo permitió).

******
En el cuartito donde estuve detenida esa mañana, escuché cómo, en la oficina contigua, redactaban y recomponían en una maquinilla, una y otra vez, las declaraciones que del hecho darían a la prensa.
Un policía muy jovencito, con un fusil entre sus dos manos y parado muy firme, como un soldadito, vigilaba la única puerta. Miraba de reojo cómo yo daba vueltas y vueltas recorriendo el pequeño espacio; parándome a observar un cuadro de la Virgen de la Altagracia y otro de Joaquín Balaguer. No me contestaba cuando le decía, como divariando: “Ay mi hijo, salte de aquí (de la Policía); tu eres un muchacho bueno, te convertirán en criminal, mira cómo mataron a mi esposo; son asesinos, delincuentes; el primero es Pérez y Pérez…”. El pobre muchacho estaba visiblemente nervioso.
Ya en la tarde me pasaron a otra dependencia, atravesando el patio; y allí, por rutina tal vez, dos policías, también muy jovencitos, me hicieron la prueba de la parafina. Los chicos me dijeron con mucha profesionalidad, antes de ponerme la cera derretida sobre las manos, que la misma estaba un poco caliente pero que no me quemaría. Y yo recuerdo haber pensado que a mi ya nada que me hicieran, podía dañarme mas.
Y al caer la tarde, parado en un extremo del patio policial, “Macorís”, ex miembro del 1J4, jefe de la “banda colora”, y hoy, ingeniero Pérez Martínez, voceaba a todo pulmón,-- muy emocionado y tal vez hasta muy bebido, con visible interés de que yo y todo el mundo les escucháramos,-- algo como esto:
--!Elsita, Elsa Peña, yo no tuve nada que ver con la muerte de Homerito; yo te lo garantizo; es mas , yo te lo juro por mi madre; por lo mas sagrado que yo no tuve nada que ver con eso; tu sabes que yo quería mucho a Homero Hernández”!
Uno de los dos policías, quienes también me tomaron una foto, al ver que Macorís seguía vociferando y repitiendo, una y otra vez lo mismo, y que yo no parecía estar ni escuchándole, me preguntó tímidamente: “Usted no es Elsa Peña; usted esta oyendo lo que le están diciendo; usted no lo conoce?”. Y yo levante la vista y le conteste, con otra pregunta: “Y tu crees que a mi me importa nada de lo que él esta diciendo?; déjalo que se desgañite, saber eso no le devolverá la vida a mi compañero”.
Finalmente, me llevaron a la que sería mi celda por cuatro días; una habitación con un baño adentro, ubicada en uno de los pisos altos del cuartel policial. Casi al amanecer me quedé dormida y pocas horas después, desperté sobresaltada con la fanfarria con que cada mañana, anunciaban la llegada del jefe policial.
Me asome a la ventana y vi cruzar a Peres y Pérez con su comitiva. Volví a tener conciencia de mi dura realidad y empecé a insultarlo y a maldecirlo a gritos, diciéndole que debían soltarme pues tenia derecho a asistir al entierro. Y oí que alguien, mirando hacia arriba, le dijo a sus espaldas: “Esa es la viuda de Homero Hernández”, y fue en ese momento que tome conciencia de mi nuevo estado civil.
Antes de que pudiera darme cuenta, ya habían abierto la puerta y entró, como un torbellino a la habitación, el coronel Mariñez y me despegó de la ventana con tal fuerza que fui a tropezar con la boca en el borde del lavamos, recordándome con voz frenética que cuando me trajeron a este cuarto, a mi se me había advertido que no debía abrir ni asomarme a esa ventana.
Antes de salir, debió ver mi boca sangrante pues poco rato después, subieron a curarme. Dos de mis dientes superiores frontales se quebraron, dejándome un hueco en forma de V invertida. El medico se fue y su acompañante volvió a ponerme un suero y posiblemente un sedante pues me dormí durante casi todo el día, con una bolsa de hielo sobre la boca.
No respetaron los plazos legales para mantenerme en prisión, ni hicieron caso a los abogados de mi familia pero ese día, jueves al atardecer, me llevaron de nuevo a las instalaciones de la planta baja y me dejaron ver y hablar, a través de una ventana, con el abogado, mi madre y dos hermanitas, las que llegaron llorosas y vestidas de luto, trayéndome alimentos y algunas prendas personales. Tras casi cuarenta y ocho horas, recordé que la gente bebe agua y se alimenta; algo que no solo había olvidado yo, también mis carceleros.
Les escribí, en un pedazo de papel que aún conservo, unas instrucciones relativas al cuidado de la niña y le decía a mi padre, a quien la noticia le afectó su dolencia cardíaca: “Papá, ya todo pasó, estoy bien, cuídese mucho que mi hija y yo les necesitamos ahora mas que nunca.” Y forcé una sonrisa para despedir a mi familia.
A partir de esa noche empezaron a suplirme alimentos; me traían en bandeja la comida “del club de oficiales”, tal como me informaron para que me la comiera, pero solo me apetecía consumir los líquidos; hasta pensaron que hacia huelga de hambre y temían por mi precaria salud, ante la fuerte presión que estaban recibiendo. Una de mis hermanas, que noto mis labios hinchados y mis dietes rotos, hizo llegar esa información a Radio Mil y se aventuraba que tal vez yo había resultado herida en el trágico suceso.

******
El domingo al medio día, fui puesta en libertad; me entregaron a mis padres en presencia de muchos periodistas que nos siguieron hasta mi casa materna. (Mi hogar ya no existía; mi madre había hecho una mudanza apresurada por temor a que los paleros arrasaran con todo. El doctor Luis Ibarra Ríos la ayudo a desmontar nuestra biblioteca y me guardó todos los libros; cuando pude ir por ellos, ofrecí regalarle el que eligiera y se lo dediqué).
Al llegar, cargue a mi niñita y la abracé y besé mucho, y ni la presencia de extraños pudo evitar que volviera a llorar. Nos sentamos en la sala donde tomaron mi versión de los hechos. Por las preguntas que me hacían los periodistas, me enteré de las mentiras que había vertido la Policía en sus declaraciones.
Dijo que íbamos fuertemente armados, y presentaron varias armas largas y cortas y otros pertrechos militares, que según ellos, encontraron en el pequeño Volkswagen y con las cuales atracaríamos el Hipódromo Perla Antillana; siendo los mismos periodistas quienes les recordaron que ese día estaba cerrado pues no abría los miércoles.
Ellos sabían que nadie les creería, pero tampoco les importaba. Hasta se les ocurrió decir que se enteraron de que al que habían matado era Homero Hernández, cuando yo me identifiqué como su esposa; además, que yo había herido de bala, en una rodilla a un policía, al que nunca presentaron.
Quince días después, Balaguer, como era su costumbre, movió fichas en su tablero: destituyo al general Pérez y Pérez de la jefatura policial, y puso en el cargo al también general Neit Nivar Seijas, quien, lo primero que hizo, pese a la supuesta malquerencia entre ambos, fue ascender de rango a José María Arias Sánchez, (el del tiro de gracia); así como también, a otros militares envueltos en el caso.
Ese mismo señor Arias Sánchez, que tenía un prontuario de muertes y abusos, se vio envuelto pocos meses después, en el asesinato del periodista Gregorio García Castro. Fue ascendiendo de rango, hasta que pasados los años, y durante el gobierno de don Antonio Guzmán Fernández, fue puesto en retiro. Formo entonces, con ex policías, una banda de sicarios a sueldo, que cometían asesinatos por encargo de narcotraficantes que operaban, principalmente, en los Estados Unidos. Descubierto, juzgado y encarcelado, murió un año después, en la cárcel de La Victoria.
La antigua calle San Cristóbal, donde cayó Héctor Homero Hernández, a las nueve y cuarenta minutos de aquella mañana, lleva hace varios años su nombre, y exhibe una tarja que describe todas las jornadas de lucha patrióticas, en las cuales participó, desde los catorce hasta los veintiocho años; emulando el ejemplo y honrando así la memoria de su padre y de su abuelo, dos patriotas y profesionales honorables, recordados también con sus nombres en calles y hospitales de la región Este del país.
En este 39 aniversario de aquel 22 de septiembre, puedo decir, por la gracia de Dios, que disfruto de la paz que me otorga una conciencia tranquila; por haber podido perdonar y ser perdonada; y sobretodo, por la satisfacción de ver en nuestros hijos, la preservación de los valores que heredamos de los que nos precedieron.
Aún así, ¡caramba!, quisiéramos que muchos de los “afortunados beneficiarios” del sistema político democrático, a cuya apertura contribuyeron con su noble sacrificio tantos jóvenes valiosos e idealistas de este país, los recordaran con algo mas que palabras, y comenzaran a hacer realidad algunos de los puntos más elementales, urgentes y prioritarios de la agenda reivindicativa que ellos enarbolaron.
Así, sus familiares, amigos y compañeros sobrevivientes, tendríamos una respuesta mínimamente aceptable que dar, ante el invariable y reiterativo cuestionamiento de la gente de nuestro pueblo, cuando nos dice: ¿“Y usted, cree que todo eso valió la pena”?
Elsapenanada@hotmail.com

Notas:
1-Este articulo, con el mismo titulo y sin las ligeras correcciones ni algunos párrafos que les he agregado en esta ocasión, fue publicado en 1981 en El Nuevo Diario, en el décimo aniversario de la partida de H.H.H. Recientemente, pude recuperarlo por la gentileza y cortesía de mi entrañable amigo y colega Juan Bolívar Díaz, ex director-fundador de ese periódico.

2- Este año, como siempre hago, fui al lugar donde esta la tarja en honor a Homero y vi que los dueños del país se robaron la placa de bronce para fundirla y exportar el metal. Le pondremos otra, aunque sea de plástico.

3- Al ing. Pérez Martínez, nunca lo he acusado de haber participado en la muerte de Homero porque no tengo ninguna prueba de ello. A todas las personas que menciono, relacionadas negativamente a este suceso, aún con vida, o fallecidas, las he perdonado desde lo más profundo de mi corazón, con la ayuda de Cristo y poniéndolo a El como testigo. Si vuelvo sobre el tema es para que no haya olvido y evitar así que estos hechos se repitan. (e,p.n)