Páginas vistas en total

jueves, 16 de septiembre de 2010

Carta aclaratoria de Hugo Quezada a Rafael Molina Morillo

Carta aclaratoria de Hugo Quezada a Rafael Molina Morillo Responder



Santo Domingo, D.N.
Jueves 16 de septiembre del 2010

Señor
Rafael Molina Morillo
Periódico El Día
Ciudad.

Distinguido Director i Columnista:

Como miembro del Movimiento Clandestino Catorce de Junio i de la Fundación Testimonio, Inc., me permito hacer aclaraciones sobre el referido Museo de la Resistencia, tratado en su columna del jueves 16 de septiembre…

Cuando aún estábamos en las cárceles de Trujillo en compañía de Manolo, concebimos allí varios proyectos, entre estos:

- El Himno del Catorce de Junio, realizado luego por el Dr. Ángel Concepción i los Ingenieros Vinicio Echevarria i Leandro Guzmán.
- La Bandera del Catorce de Junio, con la colaboración de todos i mui principalmente del Dr. José Fernández Caminero
- El Museo de la Resistencia cuyo propósito principal sería el de exaltar a todos aquellos patriotas que lucharon para mantener viva la fe del pueblo, durante el período 1916 (invasión yankee) al 1978 (cese del terrorismo de estado de Joaquín Balaguer) i a su vez relatar a los dominicanos la verdadera historia de ese período.

- La Fundación Testimonio que se dedicaría a la defensa de la democracia i de todos esos valores morales i patrióticos que han adornado a los buenos dominicanos durante toda nuestra historia.

Como ve, el Museo de la Resistencia no nació ni en 1995 ni en el 2007, sino en las mazmorras del Trujillismo en el 1960. Hai numerosos compañeros aún vivos que pueden dar fe de esta aseveración.

Que sucedió entonces:

Durante el período 1995-2007 las Fundaciones Héroes de Maimón, Constanza i Estero Hondo, Testimonio, Manolo Tavárez, Coronel Fernández Domínguez, Hermanas Mirabal, Camaañista International i 30 de Mayo, conjuntamente con la Secretaría de Cultura de entonces, elaboramos un proyecto de Federación de Fundaciones Patrióticas, al no ponernos de acuerdo como siempre ha querido Testimonio, para que fuéramos una sola Fundación Patriótica, habida cuenta que tenemos no sólo los mismos ideales, sino además, los mismos héroes.
La Fundación Testimonio renunció a esta Federación cuando los restantes miembros gestores decidieron aceptar un cheque de la Embajada Americana en el país, para engrosar los fondos con que sería financiado el Museo de la Resistencia. Para nosotros, esa aptitud era inaceptable habida cuenta que los yankee nos han invadido en tres ocasiones i los relatos del Museo de la Resistencia pondrían en evidencia tales acciones vandálicas.

En esa oportunidad la señora Luisa de Peña Díaz (miembro de la Manolo Tavárez) cometió la indelicadeza de inscribir en Onapi la iniciativa del Museo de la Resistencia como de su autoría, faltándole el respeto a la memoria de todos esos héroes nacionales que han soñado desde siempre con tal iniciativa suya.

He tratado de ser lo mas escueto posible en esta somera explicación histórica.

Reciba un abrazos sincero

Hugo C. Quezada

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.