Páginas vistas en total

sábado, 17 de septiembre de 2011

La esquina del Meneo



Historia y Vivencias.

Probablemente ningún otro punto de nuestro Baní tenga tanta historia, anécdotas y vivencias que la llamada esquina El Meneo.

¿Qué banilejo no conoce su ubicación y fama?.

La esquina El Meneo, o simplemente El Meneo, era una especie de convergencia obligada de una parte de los que décadas atrás era nuestra composición social, pués allí se daban cita, especialmente los domingos, gran cantidad de compueblanos y campesinos de áreas cercanas (recordemos que hablamos de una época en que la mayor concentración de nuestros habitantes se hallaban en la zona rural) y de nuestros campos venían a comprar quinielas y billetes de la lotería, muchos de ellos cuando ya habían pasado por el mercado público vendiendo algún producto de su tierra, o ya bien a comprar algo en la ferreteía Vizcíno (que ésta, antes fue un colmado), justo en la misma esquina, y que hoy aún funciona como tal. Las ferreterías de aquel entonces no eran como ahora. La realidad del momento las compelías a ofertar también todo tipo de aperos de labranza y toda clase de monturas de caballos y similares. Unos que otros no se iban del lugar sin antes darse unos tragos en un de las dos barras de esta esquina. Una se llamaba El Gallo Floriao y la otra, bar Asturia, del español Alfonso.

Por su ubicación, por ser ampliamente conocido y porque de por sí ya los domingos era El Meneo un hervidero de gente, era esta esquina, poco después de la caída de Trujillo, el lugar obligado para realizar mítines políticos, y de hecho, fue ahí donde se realizó el primer mitin masivo del PRD de Baní, y si no me falla la memoria, también fue ahí, ya en era post Trujillo, donde se vió por primera vez en nuestra ciudad la primera propaganda de un partido usando los llamados cruza/calle y luego, ya en el fragor de la revuelta cívico-militar de 1965, fue en El Meneo donde el Partido 14 De Junio (1J4) hizo un masivo mitin para exigir, entre otras cosas, la salida de las tropas norteamericanas que entonces ocupaban la Patria, las cuales habian llegado a suelo dominicano con el único propósito de bloquear el triunfo de esa revuelta. En ese mitin del 1J4, la principal oradora fue Enma Tavárez Justo (EPD), hermana de Manolo.

No se debe hablar de El Meneo sin dejar de mencionar las familias trabajadores y honorables que forman parte de su historia, como fueron las Zapata, Vizcaíno, Alfonso el español, así como los personajes que allí de una forma u otra buscaban su sustento y el de los suyos, ya sea arreglando y alquilando bicicletas, limpiando zapatos, cogiendo pinches a neumáticos..., y me vienen a la memoria los populares Tagasio (EPD), Tajá, Manuel Torreja (EPD), Naná, Rubén...; siendo de rigor
no dejar de lado el gran número de billeteros/quinieleros que ahí se agrupaban con sus llamados `burros`, y recuerdo entre esos billeteros a el Rubio Paula (EPD), quien era uno de los primeros en estar ubicado ofertando quinielas y billetes. También como billeteros de entonces recuerdo a José Pérez, a Naney, a Gerónimo...
No quiero pasar por alto otras honorables familias que, aunque no estaban en la misma esquina, sí estaban en su entorno inmediato, como a Nenena (la mamá de Rhadamés `aguja`) y su fonda; la familia de Morocota, cuyos apellidos no recuerdo por ahora.

Pero El Meneo no deja de tener su lado oscuro, por así decirlo, en su historial. En esta esquina, en este punto de Baní, por diversas razones, también se daban cita tígueres de todo tipo, personas de baja ralea, chulos, cueros, mampiolos y consuetudinarios y empedernidos borrachones, y no dejaría de ser por esto que tiene su lado oscuro de violencia, dolor, sangre.

Sería a mediados de los 40s, dicen, que en El Meneo fue cobardemente asesinado un hombre `por feo`, y temprano de los 60s, yo mismo fuí testigo de una trifulca entre dos hombres, y pude ver justo el momento en que uno de ellos le enterraba un largo y fino cuchillo al otro en la altura del hombro izquierdo, huyéndo inmediatamente el agresor del lugar. Recuerdo que me llamó poderosamente la atención que el herido, sangrando porfusamente y aún con el cuchillo enterrado en el cuerpo, no emitió nada de gritos, pero tampoco hizo mueca alguna de dolor...y no estaba borracho!

Meneo denota dinámica, movimiento, vida; y eso era básicamente lo que reflejaba ese punto de Baní en las décadas de los años 50, 60 y 70 del pasado siglo, y lo que allí se veía y oía no era más que el reflejo de lo que era entonces nuestra sociedad. Era como si hubiésemos escogido esa esquina para mostrar las cosas buenas y malas que como humanos llevamos por dentro.

Todo cambia. Se comprende. Ya El Meneo no tiene `el meneo`, el colorido, folclorismo y eventos y acciones criticables de antaño, pero una cosa es cierta: mientras Baní sea Baní, El Meneo será El Meneo.

Pié o texto para las fotos:
Fotos del mitín del 1J4 en 1965 en El Meneo.
Aparece Enma Taváres Justo
















Picture 003.jpg Picture 003.jpg
264 K Ver Descargar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.