Páginas vistas en total

sábado, 12 de enero de 2013

Día de la resistencia heroica

Día de la resistencia heroica                                                                                                       
Por: Ricardo González Quiñones
Despuntaba el alba de aquel 12 de enero del 1972, cuando comenzó el desigual combate entre Los Palmeros y los guardias asesinos del balaguerato de entonces.

No lo recuerdo, pues mi edad no me permitía asimilar esos combates por la dignidad, pero sobre todo, me decían, que no podíamos ver la luz dentro de tanta oscuridad, opresión, descaro, asesinatos y cinismo de un hombre que le siguió los pasos a Trujillo y eliminó a los hombres con mayor conciencia y a la crema y nata de la juventud de entonces.

Pero aquí está la historia, contada de primera mano, por los que sufrieron en carne viva esos malditos doce años, y gracias a ellos, podemos seguir diciéndole a las futuras generaciones que grandes hombres nuestros murieron por mantener su libertad, su dignidad y decoro ante monstruos que como los que abundaban en los doce años, aparecen todavía en nuestros pobres países "tercermundista" dignos de mejor suerte.

Los Palmeros, era un grupo de jóvenes rebeldes, liderado por Amaury Germán Aristy, que entendían que a Balaguer había que quitarlo del medio, junto a esa plaga de militares corruptos, sicarios y calieses que lo rodeaban.

Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Ulises Cerón Polanco (La Chuta) y Bienvenido Leal Prandy, fueron localizados en una casa del kilómetro 14 de la Autopista Las Américas al amanecer del miércoles 12 de enero del 1972, por las fuerzas militares y sin mediación alguna, mataron a dos de ellos (La Chuta y Virgilio), los otros dos se refugiaron en una cueva cerca de la casa y comenzó el combate que duró más de doce horas, donde los militares balagueristas con tanques de guerras, bombas, aviones de combate, helicópteros y más de 5,000 efectivos, no podían con la bravura, heroicidad, fiereza y resistencia de esos dos muchachos.

No se rindieron nunca ante el atropello y el abuso de los esbirros de Balaguer. Hoy se le puso "Los Palmeros" a la calle marginal de la Autopista Las Américas y se erigió un monumento frente a la cueva en que un doce de enero del 1972 con su sangre llenaron de dignidad este empobrecido pueblo dominicano.

Cada uno de ellos, valía cien mil veces más que Balaguer, doscientos mil veces más que Milo Jiménez, doscientos mil veces más que Chinino y trescientos mil veces más que Neit Nivar. De manera que no perdimos solo cuatro combatientes revolucionarios, sino que realmente perdimos el equivalente a ochocientos mil hombres de dignidad en un solo día.

"Lo que importa no es el número de armas en las manos, sino el número de estrellas en la frente".
Amaury Germán Aristy (13 abril 1947 - Enero 12 1972), Líder Revolucionario Dominicano.
Hasta Pronto, Dios querrá

Ricardo González Quiñones
Sabanetero

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.