Páginas vistas en total

viernes, 6 de diciembre de 2013

Manolo y “las escarpadas montañas de Quisqueya”

2 Diciembre 2013, 11:33 AM, 4 Comentarios Manolo y “las escarpadas montañas de Quisqueya” Por GIANNELLA PERDOMO PEREZ La AUTORA es escritora. Reside en Santo Domingo. Insurgentes inmolados en diciembre del 1963. Proponerse caminar por las empinadas escarpadas de Quisqueya, sobre las pisadas que han dejado historiadores y escritores, se convierte en la ardua tarea de transitar con mucho cuidado, para no resbalar y posiblemente caer estrepitosamente. Con estas notas, sin mayores pretensiones, quiero dejar una flor a los compañeros que nunca traté ni conocí, además de aquellos con quienes muchas veces compartí labores de la Agrupación Política 14 de Junio (1J4), -Santiago de los Caballeros- de la cual formé parte y aún continúo inscrita. Para refrescar esos acontecimientos y acercarlos a nuestro presente histórico, retrotraigo algunos de los aspectos relevantes de la insurrección comandada por el Dr. Manuel Aurelio Tavárez Justo, Manolo. Veamos. Las acciones del golpe de estado contra el gobierno constitucional del Prof. Juan Bosch, acaecido el 25 de septiembre del 1963, desencadenaron episodios que alteraron las actividades de la nación, así como también la de algunos hogares vinculados a la referida organización política. Ante la feroz persecución policial dirigida contra militantes y dirigentes de los grupos de izquierda, el Dr. Manuel Aurelio Tavárez Justo, se vio obligado a vivir en la clandestinidad por varios meses. No obstante su limitada movilidad pública, Tavárez Justo continuó con sus labores políticas, las que nunca obvió. A tales fines, el 1J4 se organiza para poner en ejecución la sentencia dictada por su líder máximo, en una concentración sin precedentes para la época, celebrada el día 14 de junio del 1963, en el parque Independencia, frente al Baluarte del Conde, conmemorando la Gesta de Junio del 1959, naciendo con ella La Raza Inmortal. En el referido evento, como parte de su histórico discurso, Manolo advirtió lo siguiente: “Si se siguen en vigencia y se pone en práctica la ley de emergencia, si se pretenden, en consecuencia, golpear de esa manera al pueblo y a sus organizaciones más honestas, el “14 de Junio” sabe donde están las escarpadas montañas de Constanza”. Manolo concluyó: “Óiganlo señores de la reacción, si imposibilitan la lucha pacífica del pueblo, el “14 de Junio” sabe muy bien donde están las escarpadas montañas de Quisqueya; y a ellas….. a ellas iremos, siguiendo el ejemplo y para realizar la obra de los Héroes de junio de 1959, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad, el espíritu de la Revolución…. porque no nos quedará, entonces, otra alternativa, que la de ¡Libertad o Muerte!’’ Tavárez Justo y un grupo de hombres y mujeres que combatieron para erradicar los remanentes del período dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo, con el propósito de lograr el retorno al orden institucional y restablecer la Constitución de 1963, organizaron el proyecto de insurrección. En la referida Carta Magna, entre otros de sus puntos de importancia social, prevalecía el concerniente al respeto a la vida. (*) La guerrilla se inicia el 28 de noviembre del 1963. Manolo Tavárez, Comandante General, y 26 combatientes más, integraban el frente Enrique Jiménez Moya, a operar en las Lomas de San José de las Matas, y El Rubio (Las Manaclas) dentro del hoy nombrado parque J. Armando Bermúdez. En su totalidad, operarían 6 frentes guerrilleros, que en horas de la noche subirían a sus respectivas montañas. Los 5 grupos restantes se ubicarían en diferentes zonas, a saber: el frente “Juan de Dios Ventura Simó”, en las lomas de Bonao, Los Quemados; dirigiéndose hacia La Escalera de Altamira-Puerto Plata, subiendo por El Limón, operaría el frente “Gregorio Luperón”; el frente “Hermanas Mirabal”, en Lomas de San Francisco de Macorís (Quita Espuela); el frente “Francisco del Rosario Sánchez”, en las Lomas de Enriquillo y Polo; finalmente, el “Mauricio Báez”, en Lomas de El Seybo, La Berrenda. Transcurridos varios días desde el inicio de la insurrección, el Ing. Manuel Tavárez Espaillat, -miembro del Triunvirato en el Poder- mediante mensaje radial y volantes lanzados desde el aire a la zona donde se encontraban los insurrectos, les pedía que se entregaran, prometiéndoles que se les respetaría la vida. Nada más lejos de la realidad que ocultaba esta promesa. Por esos tiempos, a los integrantes de focos guerrilleros de la región, les perseguía la sentencia ladina de sus muertes. Luego de ponderar el llamado del Ing. Tavárez Espaillat, una parte de los guerrilleros del frente comandado por Manolo, contemplaron la posibilidad de deponer las armas; el resto del grupo manifestó no creer en la promesa oficial. La comisión negociadora para la entrega del grupo guerrillero, haciendo caso omiso a los argumentos del Dr. Tavárez Justo, abogado, conocedor de los pactos internacionales para casos similares, refiriendo la Convención de Ginebra, en su presencia, los 16 insurgentes que le acompañaban, uno tras otro murieron cobardemente fusilados.(1)(2). En su momento, Domingo Sánchez Bisonó, (El Guajiro), había manifestado a sus compañeros: “si muero en combate, déjenme reposar donde caiga”. En La Diferencia se levantó una tumba que conserva los restos de “El Guajiro”. Llenos de pánico, obligados a presenciar el exterminio de los guerrilleros, solo los campesinos pueden testimoniar el abatimiento de Manuel Aurelio Tavárez Justo, al intentar convencer a la tropa militar, argumentándoles que: “solo él era responsable de su insurrección en la montaña”. Delante de sus compañeros, fusilados próximo a sus pies, casi sin voz, reclamando por sus vidas, ausentes sus fuerzas y frente al escenario de dolor y desolación, levantado y sostenido sobre la convicción de sus principios y nobles ideales por la Nación Dominicana, cuando sólo él quedaba, a sus 32 años, bajo inmisericordes y ruines disparos, Manolo cae abatido en “Las Manaclas”, el 21 de diciembre de 1963. Muere junto a sus compañeros y se visten de glorias, en las imborrables huellas de nuestra historia contemporánea. En el frente “Enrique Jiménez Moya”, comandado por Manuel Aurelio Tavárez Justo, previo a su fusilamiento, cayeron los miembros del 1J4: Jaime Rafael Ricardo Socias, Dr. Federico José Cabrera, Juan Ramón Martínez (Monchi), Jesús Antonio Barreriro Rijo (Tony), José Daniel Fernández Matos (Danielito), Rubén Díaz Moreno (Ruby), Domingo Sánchez Bisonó (El Guajiro-guía del grupo), Manuel de Jesús Fondeur (Piculín). De igual modo, integrantes del mismo frente, -“Enrique Jiménez Moya” - murieron los guerrilleros: Leonte Antonio Schott Michel, Fernando Arturo Ramírez Torres (Papito), Antonio Filión (El Manchao), Caonabo Abel, Manuel de los Santos Reyes Díaz (Reyito) , Alfredo Peralta Michell (Alfredito), Francisco del Carmen Bueno Zapata y Rubén Alfonso Marte Aguayo (Fonsito). En el frente “Gregorio Luperón”, igualmente inmolados: José Rafael Minaya (Ponono), Félix Gerónimo Escaño Peña (Guancho) y Florencio Enrique Almánzar Frómeta (Enriquito); en el “Mauricio Báez”, Juan María Candelario (Ñaño), José Padua Falet, Luis Ibarra Ríos, Adolfo Pérez Sánchez, Antonio Faxas Canto (Pipe), y Roberto Hernández; del frente“Francisco del Rosario Sánchez”, Pedro Emerson Mota Galarza (Chacún). Hipólito Rodríguez Sánchez y Gustavo Adolfo González (La Yerba), del frente “Juan de Dios Ventura Simó”, también sacrificados. Al ambicionar devolvernos el gobierno libremente elegido por los dominicanos, sus muertes, 29 en total, representan el costo de sus vidas por la insurrección en “las escarpadas montañas de Quisqueya Los cadáveres, -“enterrados” al borde del camino, próximo a donde fueron ultimados-reclamados por sus familiares, fueron exhumados y trasladados a sus lugares de origen, algunos de ellos oriundos de Santiago de los Caballeros. (3). Como dato interesante, acudo al comentario escrito por la respetada pluma de Angela Peña: “Manolo fue asesinado pese a haber negociado su entrega. El cadáver presentaba herida de bayoneta en el costado izquierdo, una bala en la mano derecha con orificio de entrada y salida. “La bala de la mano fue consecuencia de que en el momento de fusilarlo levantó la palma y profirió insultos a sus asesinos”. Para honrar a estos héroes, el 1J4 de Santiago dispuso que a los cuerpos depositados en las morgues de los hospitales, hasta tanto fueran retirados para enterrarlos conforme a nuestras tradiciones, se les cubrieran con la Bandera Nacional. Con mi compañera Mercedita, abrigamos el cuerpo de Alfonso Marte, Fonsito. Jamás olvidar aquella imagen escalofriante, como expulsada desde los infiernos; la sangre hacía isla con su cuerpo y aquella mujer exclamando horrorizada: “pero si le falta una oreja”. Fonsito, ¡mi compañero entrañable! Delgado, de estatura mediana y salud delicada, sin imaginar sus propósitos, me solicitó: “Cuando me encuentre en la loma, escríbele a mi mamá, como si yo lo hiciera, diciéndole que estoy bien, que no se preocupe por mi salud, así estará tranquila hasta mi regreso”. No volví a verle. Le recuerdo preocupado por su madre y cargado de amor por ella. Al despedirme, sin sospecharlo, iniciaba su viaje hacia donde reposan los inmortales de la Nación Dominicana. Recordando estos conmovedores sucesos, a quienes fallecieron en las luchas por defender los intereses de la Patria, y a todos los que la Providencia les resguardó la vida, les saludo con coronas de laureles, además de gratitud eterna. Y como escribiera Martí, en su Elegía ante sus hermanos muertos (noviembre, 1871): “Cuando se muere, en brazos de la patria agradecida, la muerte acaba, la prisión se rompe, ¡empieza, al fin, con el morir la vida!”: giannellaperdomo@hotmail.com Fuentes: http://bernotberry.blogia.com/2010/020101-ese-entierro-de-luis-ibarra-rios-1940-1963-.php http://elserrano.wordpress.com/noticias/manolo-tavarez-justo-y-sus-companeros-en-las-manaclas/ http://issuu.com/hoyrd/docs/12_10_2013_areito_pdf_ok/5?e=9191268/5194917 http://bernotberry.blogia.com/2010/020101-ese-entierro-de-luis-ibarra-rios-1940-1963-.php.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.