Páginas vistas en total

domingo, 22 de junio de 2014

! Derrotemos el ejercito estadounidense: 15 y 16 de junio 1965 !

FUERZA DE LA REVOLUCION ¡ Derrotamos el ejército estadounidense: 15 y 16 de junio 1965 ¡ ​No es secreto que el levantamiento civil y militar que irrumpió en los cuarteles y se extendió por Santo Domingo el día 24 de abril de 1965 no culminó su hazaña extraordinaria de derrotar al Ejército Nacional, la Marina de Guerra, las Fuerzas Aéreas y la Policía Nacional, debido al desembarco, que en misión salvadora, produjeron los EE,UU para impedir el triunfo popular, bajo la comandancia de Francisco Alberto Caamaño por las fuerzas constitucionalistas. ​La llegada de las tropas estadounidenses el día 28 de abril cerró la posibilidad de concluir en un triunfo político y militar popular, ya que todos los cuarteles policiales habían caído en manos del pueblo, se había repelido el ataque de San Isidro, se asaltaba exitosamente la Fortaleza Ozama y se combatía ferozmente las guarniciones militares ubicadas en los alrededores del Hipódromo Perla Antillana. ​Las tropas yankis salvaron al ejército criollo, y tras extender con su inmenso poderío militar un cerco que obligó a concentrar al Coronel Caamaño y los Constitucionalistas en Ciudad Nueva y zonas cercanas, facilitaron a las criminales tropas del Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA), la criminal denominada Operación Limpieza, la que se concentró en cazar combatientes y civiles en la zona norte del Distrito Nacional, no sin dejar de tener la resistencia de Comandos que quedaron rezagados en la retaguardia o que cumplían misiones específicas de combate. ​Establecida la jefatura de la revolución en Ciudad Nueva, organizados los Comandos de los militares constitucionalistas, del 14 de Junio, del MPD, del PSP, y otros independientes; los días 14 y 15 de junio la jefatura de las tropas yankis se propusieron poner fin a la zona libre y rebelde, y para ello ordenaron un masivo ataque militar con infantería, el uso intensivo de morteros, bazukas y tanques. ​El valor estoico de los ya entrenados y organizados grupos de Comandos, unidos y bajo una misma dirección, enfrentaron a los gringos y durante dos días, bajo intenso fuego y metralla, repelieron su ataque, no sin antes causar varias bajas a la soldadesca gringa, apresar varios y en algunos lugares avanzar las vanguardias de trincheras. ​En este ataque murieron niños, mujeres y hombres no combatientes. Víctimas de los disparos indiscriminados contra la población, hecho que lleno de mayor coraje la resistencia revolucionaria y despertó con agudeza el ingenio y la audacia de nuestros combatientes. ​En 1916 los patriotas dominicanos le habían asestado importantes golpes al ejército gringo que nos invadió, y de nuevo, el 15 y 16 de junio del 65, hubo el pueblo dominicano de demostrarle que es un pueblo lleno de coraje, de hombres y mujeres valientes, de civiles y soldados dispuestos a morir por la Constitución del 63, vale decir, por el retorno a la vida democrática cercenada por el golpe del 25 de septiembre de 1963 contra el gobierno de Juan Bosch. ​Nunca supusieron que el nivel de lucha, cara a cara, cuadra a cuadra, iba a tener tal nivel de capacidad combativa y tanta determinación como para obligar al prepotente y abusivo ejército invasor a tener que tragar sus propias palabras de que en 24 horas despejarían a Ciudad Nueva de las tropas allí acantonadas. ​Esta demostración de coraje, harto repetida en nuestra historia anticolonialista, le demostró que con la dignidad no se juega, y así como en Vietnam recibían para aquellos años contundentes derrotas, tampoco escaparían de la derrota en la Patria de Jiménez Moya, Manolo, Luperón y Gilbert. ​Este episodio también forma parte de nuestra mejor memoria. No permitamos que se difumine en el tiempo ni que se le esconda a las generaciones presentes, capaces de superarlo con creces en la realidad de hoy. Comisión Política

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.