Páginas vistas en total

domingo, 9 de agosto de 2009

La expedición en apoyo a guerrilla contra Trujillo en 1959 sale del olvido

Antonio Rafael Pons Alfonseca: “nos hostigaron”.

Foto 1 de 2
8 Agosto 2009, 8:42 PM
La expedición en apoyo a guerrilla contra Trujillo en 1959 sale del olvido

La hija de un participante escribió libro que pronto editará la Academia Dominicana de la Historia y Delio Gómez Ochoa ofrecerá un testimonio

Escrito por: ÁNGELA PEÑA

Su verdadero nombre es Antonio Rafael Pons Alfonseca. En las informaciones de su arresto y posterior repatriación escribieron “Pons Seca”. Jubilado, reside en la provincia Granma, municipio Manzanillo, Reparto La Vuelta del Caño, junto a sus hijos, esposa, nietos.

Conserva como tesoro los recortes de su osadía y el testimonio oral de su participación en una expedición patriótica para ayudar a los dominicanos a derribar la dictadura de Trujillo. Sobrevivió al intento junto a Orlando Escalante, Rafael Santiago Torres y Manuel Rodríguez, domiciliados en La Habana, después de padecer torturas y cárcel en Haití.

La historia de “Toñito” y otros 29 compañeros es apenas conocida en el país aunque, después de la publicación en Areíto el pasado sábado, se supo que el historiador cubano José Abreu Carded la reseña en un libro. También escribió sobre el hecho una profesora de “Puerto Grande”, desde donde salieron los expedicionarios el 9 de agosto de 1959, cuyo padre fue uno de los participantes en la empresa. Así lo informó el presidente de la Academia Dominicana de la Historia, Emilio Cordero Michel. La obra de la educadora será publicada por la institución que dirige.

Sabe de ella, además, el comandante Delio Gómez Ochoa, quien prometió ofrecer mayores informaciones sobre la travesía de esos revolucionarios.

El presidente de la Federación de Fundaciones Patrióticas, Arnulfo Reyes Gómez, anunció que invitará a Pons Alfonseca a Santo Domingo para conocer los pormenores de su patriótica participación.

“Estamos trabajando en el rescate de la memoria histórica como miembros del Museo Memorial de la Resistencia que dirige la museógrafa Luisa de Peña Díaz y queremos entrevistarlo. Haremos los trámites a través de la embajada cubana para que él venga y converse con nosotros en el interés de ampliar esa experiencia que narró”, manifestó Reyes.

Agregó que este hecho “deben conocerlo los dominicanos”. Significó: “Es la primera vez que oigo hablar de ese grupo de expedicionarios, y aunque él confiesa que no espera reconocimientos, estamos interesados en que, como él y el doctor Ortega Mármol expresaron, se sepa la verdad”.

La Federación que preside Reyes Gómez agrupa a las fundaciones “Constanza, Maimón y Estero Hondo”, “Hermanas Mirabal”, “30 de Mayo”, “Manolo Tavárez Justo” y “Luperón”.

En el Ejército Rebelde

Pons Alfonseca no estaba unido al grupo que se entrenó militarmente en Cuba y que vino bajo el mando de Delio Gómez Ochoa y Enrique Jimenes Moya. “La escuadra que dirigía en Cuba fue seleccionada para cuidar a dominicanos que se habían enfermado o sustituir a otros que se arrepintieron de venir”, declaró en un cuestionario vía el doctor Laureado Ortega Mármol, médico patólogo que lo conoció y visita en sus frecuentes viajes a Cuba.

Entonces, la única actividad política del revolucionario cubano era su participación en el Ejército Rebelde, refiere.

“Toñito” no recuerda los nombres de todos sus compañeros, sólo viene a su mente “Antonio Bofil, de Manzanillo, que fue asesinado en Haití”.

Menciona también a un capitán mexicano “que fue uno de los que mandó a reforzar a Delio Gómez Ochoa y Jimenes Moya, que estaban peleando en la República Dominicana”.

“Pero no llegamos porque el capitán mexicano dijo que íbamos a desembarcar por Haití para cruzar la frontera porque la Aviación nos estaba hostigando”, significa.

Confiesa que cayó prisionero después de varios enfrentamientos con el ejército haitiano. “Nos reuníamos para luchar y nos dispersábamos hasta que al fin quedamos cuatro y ahí fue cuando nos capturaron”, manifestó.

Después de 14 meses en prisión en Haití, añadió, el gobierno de Duvalier los repatrió. “El resto de mis compañeros fue asesinado”.

Antonio Rafael nació en el municipio de Manzanillo el 12 de diciembre de 1938, hijo de Antonio Pons y Lilia Alfonseca. Antes de su retiro, el combatiente del Ejército Rebelde trabajó como administrador de comercio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.