Páginas vistas en total

lunes, 30 de noviembre de 2009

De La Gesta Patriótica Del 14 de Junio de 1959 y el alzamiento del 1963.

http://www.navarretense.com/50_aniversario_gesta_patriotica_1j4.htm


Comité De Homenaje

Para La Conmemoración Del 50 Aniversario

De La Gesta Patriótica Del 14 de Junio de 1959



PROCLAMA



El domingo del 14 de Junio de 1959, al caer el sol en esa tarde de primavera, se inició en territorio dominicano, específicamente en las montañas de Constanza, la repatriación armada anti-trujillista y libertaria organizada por el Movimiento de Liberación Dominicana y comandada por el capitán de la Sierra Maestra, Enrique Jiménez Moya. Cinco (5) y seis (6) días después, respectivamente, serían las costas de Maimón y Estero Hondo las que recibirían el cuerpo y la sangre del grueso de expedicionarios que consumarían uno de los mas relevantes acontecimientos de la historia nacional y que hoy, 50 años después, estamos conmemorando.



“Enamorados de un puro ideal” como dice el himno en su memoria y honor, alrededor de 200 luchadores encarnaron el mas serio intento militar por echar abajo la más larga dictadura del Continente, la encabezada por Rafael L. Trujillo Molina. Tras este elevado propósito, los expedicionarios del 14 y 20 de Junio contaron con el apoyo desinteresado de gobiernos, instituciones y personalidades internacionales para los cuales la nuestra era también su propia causa, su propia lucha, sobresaliendo en solidaridad brindada la para entonces triunfante Revolución Cubana encabezada por los carismáticos lideres Fidel Castro, Che Guevara, Raúl Castro y Camilo Cienfuegos .



Con mas patriotismo que capacidad militar; con mas sueños libertarios que resistencia física, los expedicionarios de la inmortal Primavera de Junio del ’59 enfrentaron al más poderoso ejercito de la región, a sabiendas que con su inmolación abrirían el surco para que la libertad y el pueblo dominicano saliera del reino del terror y la opresión padecido por casi 30 años de dictadura trujillista.



Los valores intrínsicos que enarbolaba la Raza Inmortal, la política y la moral que le acompañaba auguraban el éxito de la arriesgada empresa patriótica, independientemente del resultado militar, valores mediante los cuales se galvanizo la conciencia nacional.



De ahí que aunque la expedición resultó militarmente derrotada en poco tiempo y asesinados los expedicionarios, con la excepción de 5 de ellos, de los cuales 2 eran Cubanos, la misma aceleró el derrumbe de la dictadura. Por eso, ajusticiado Trujillo el 30 de Mayo de 1961, la dictadura conocería el principio del fin, no sin antes los familiares, sobre todo su hijo Ranfis, y el sector mas comprometido con el Tirano bañar nuevamente en sangre el territorio nacional asesinando a los participantes y a parte de sus familiares y allegados.



Por su aporte a la libertad y a la democratización de la sociedad dominicana, los expedicionarios de Junio han sido bautizados y siempre serán recordados como la Raza Inmortal. Para ellos la Patria era “valor y sacrificio”, razón constante de su desvelo y existencia vital.



Su impronta redentora marcaría el vigoroso movimiento de masas por la des-trujillización y democratización de la sociedad que estremecería al país ha mediado del año 1961 y el 1962 y estaría presente en el acto de votación de miles de ciudadanos en diciembre del ’62 cuando, al celebrarse las primeras elecciones libres post-dictadura, resultó electo en la boleta del PRD el profesor Juan Bosch.



La heredad de la Raza Inmortal encontraría rostro, voz y mano cuando, derrocado el gobierno progresista de Bosch-PRD en septiembre del ’63, producto de un artero golpe militar bajo la égida de los EE.UU. y la bendición de la cúspide de la Iglesia Católica, el Movimiento Revolucionario “14 de Junio”, creado en su honor, cuyo líder era el inmenso Manolo Tavarez Justo, se levantó en armas en defensa de la constitucionalidad violada y por la restauración del gobierno y la Constitución que se había dado el pueblo dominicano. Manolo y decenas de sus compañeros murieron en las “escarpadas montanas de Quisqueya”, encarnando el signo vital de entrega y sacrificio patrióticos que distinguieron a los integrantes de la Raza Inmortal.



A través de Manolo, de los guerrilleros del ’63 y del Movimiento Revolucionario “14 de Junio”, legado orgánico de los expedicionarios de junio del ’59, los Coroneles Rafael Fernández Domínguez y Caamaño Deñó y todos y todas los Constitucionalistas del ’65, heredarían, de la Raza Inmortal, el compromiso con la Patria y con la soberanía, independencia e integridad territorial de la Nación, bajo ataque brutal de fuerzas extrajeras y de una facción de malos y perversos dominicanos.



Las generaciones políticas posteriores a ese extraordinario e irrepetible primer lustro de la década del ’60, estarían marcadas por los acontecimientos que median entre el 1959 y 1965 y sus elevados propósitos serian nutrientes permanentes de su lucha contra la nueva dictadura impuesta por las fuerzas interventoras mediante el fraudulento proceso electoral montado y realizado el 1ero de junio de 1966.



“Como homenaje a los valientes que allí cayeron por la libertad”, los valientes de todos los tiempos, lugares y circunstancias, y como parte de un patriótico esfuerzo que busca preservar la memoria histórica de nuestro pueblo, dominicanos y dominicanas de la diáspora, unidos en el ideal patriótico señalado, dejamos constituido un comité conmemorativo del 50 Aniversario de la Gesta de Junio del ’59, extraordinario acontecimiento histórico que se inició precisamente un domingo, el cual hoy, 14 de junio del 2009, domingo también, recordamos y conmemoramos.



Durante la semana del 14 al 21 de Junio celebraremos un conjunto de actividades que van desde conferencias publicas en Nueva York, Nueva Jersey, Rhode Island y Boston, exposiciones de fotos y artes plásticas alegóricas al hecho histórico, un concierto musical con artistas locales y de República Dominicana, así como la gran Marcha-caravana a celebrarse el domingo 21, a partir de las 12:30 de la tarde.



En ocasión de este nuevo aniversario, anunciamos, a la vez, que daremos inicio a toda una campaña de presión ciudadana y popular para que el gobierno dominicano emita un sello de correo conmemorando el 50 aniversario de esta gesta expresiva del más elevado amor a la Patria y espíritu de dominicanidad.



Además solicitaremos al Congreso Nacional y al Poder Ejecutivo otorgarles la nacionalidad Dominicana en homenaje póstumo a los 18 Cubanos, 13 Venezolanos, 7 Puertorriqueños, 2 Españoles, 2 Estadounidenses y 1 Guatemalteco que en aras de la libertad y la democracia del pueblo dominicano ofrendaron sus vidas y regaron su sangre en las montañas de Constanza y las costas de Maimón y Estero Hondo.



Como hemos indicados en otras ocasiones, ésta celebración, más que una simple recordación de hechos pasados, busca reafirmar y actualizar el legado de sacrificio y desprendimiento mostrados por sus autores cuando en juego están los destinos de la patria y valores ciudadanos fundamentales como la libertad y la democracia, la paz y la defensa a la integridad territorial de la nación.



Por ende, no bastan los actos protocolares resaltando a los Héroes de Junio al amparo del monumentalismo, los certificados de heroicidad y las frías eucaristías a instancias gubernamentales, con los cuales se emprende la osadía de la anulación total del carácter rebelde y esencialmente revolucionario del ideario de aquella Raza Inmortal. Hay una intrumentalización politiquera de la herencia histórica de la Gesta del 14 de Junio, a la cual con nuestra propia practica y celebraciones nos estamos oponiendo y condenando.



Cada generación de dominicanos ha jugado y juega a su manera particular el papel que entiende le toca asumir en la defensa del país y sus propios intereses de acuerdo a su nivel de conciencia en un movimiento social y político determinado, mediante procesos de altas y bajas que van haciendo ver la necesidad de acceder al manejo del poder político para resolver los urgentes problemas que hoy padece la nación.



Las actuales generaciones, al igual que como lo hizo la generación de la raza inmortal, tienen el deber y compromiso históricos de unir a todo el litoral progresista, democrático, patriótico y revolucionario del país, así como lo hizo Jiménez Moya y el MLD, para preservar, ampliar y profundizar las conquistas heredadas de la Raza Inmortal y de todo el pueblo en su histórica lucha por edificar el ideal Duartiano de nación libre, prospera e independiente.



Actuar en esta dirección es lo que nos permitirá impedir que el caos económico, ético y moral, y que la crisis del sistema político actual y el modelo económico denominado neoliberalismo prevaleciente, acaben de hacer colapsar a nuestra Nación y lanzarla hacia el abismo de su destrucción.



Tenemos que tener consciencia de la gravedad del momento histórico que vive la Nación. Es un momento donde en el país conoce de una alianza estratégica de los grandes partidos del sistema, y sus partidos satélites, para materializar reformas constitucionales que conspiran contra el ideal que en ese aspecto encarnó la Raza Inmortal; reformas constitucionales y pactos políticos para beneficiar a los propios partidos y a sus liderazgos, no en procura de parir un texto Constitucional en beneficio de la democracia, de la ciudadanía y sus derechos, del pueblo y nación dominicanas.



Es, en fin, una alianza estratégica que busca darle visos de institucionalidad a una alternabilidad de poder entre elites partidarias sin diferencias políticas, ideológicas y doctrinales sustanciales, sólo confrontadas por quien tiene la mayor parte del poder para ejercerlo en función de los intereses de pequeños y poderosos grupos económicos a los que pertenecen.



Sólo el clientelismo y poder económico acumulado en base a la corrupción e impunidad estatales, les ha permitido a estas elites perversas y antinacionales sobrevivir en medio del dolor y la desesperación de las masas, de las cuales son partes la inmensa mayoría de quienes militan y simpatizan con sus propios partidos.



Los valores de la Raza Inmortal y del pueblo están enteros, están incólumes y para ésta nueva etapa se dejan sentir con fuerzas avasalladoras, en las luchas populares por mejorar la calidad de vida y condiciones de existencias del pueblo; en el reclamo de salarios y sueldos justos para trabajadores y profesionales; en el reclamo creciente de que el gobierno garantice seguridad para la ciudadanía; de las mujeres para que sea real la igualdad de géneros y para que se respeten sus derechos sexuales, reproductivos y ciudadanos bajo ataque por una clase política y una elite religiosa inmoral, oportunista, conservadora y fundamentalistas.



Los valores de la Raza Inmortal se renovan y adquieren pertinencia en cada acto de resistencia que se realiza por la salvación de nuestro “Amazona” Nacional, el Parque de Los Haitises, cuya defensa a hermanados a jóvenes, campesinos, trabajadores, profesionales de distintas áreas, a creyentes de diversas denominaciones y a núcleos ciudadanos del mas amplio espectro político partidario nacional.



¡!Sí hay una lucha de alcance y profundidad estratégicas hoy día en el Caribe, es la que busca preservar a Los Haitises y todo lo que significa para el medio ambiente y la estabilidad en nuestro eco-sistema!!



En los bellos y verdes campos de Los Haitises, los dominicanos y dominicanas libran una de las más importantes batallas que se le ha dado en la última década en nuestro país al neoliberalismo depredador, destructor y salvaje, batalla que se a de coronar con la victoria no solo por su justeza y profundo sentido humano, sino también por la responsable conducta asumida por los habitantes de la zona y por el vigoroso movimiento de solidaridad que ha generado tanto en el país como entre los dominicanos y dominicanas de ultramar.



Es así, con las luchas, batallas y sueños del presente, que el 14 de Junio del 59 vuelve a flamear hasta el tope en la bandera nacional, en la lucha por la democracia y la liberación nacional



Hoy 50 años después de la Gesta de Junio, el pueblo dominicano no vive bajo condicionales iguales a las que motivaron la repatriaciones armadas del ’59 y el tiranicidio del 30 de mayo de 1961, sin embargo, la naturaleza medularmente injusta y excluyente de la sociedad actual y la vulgar conducta que distingue a la clase política dominante, justifican y continúan dándole vigencia a una parte importante de los sueños y aspiraciones de los mártires que desprendiéndose de todas las comodidades y fortunas que poseían algunos de ellos, optaron por sacrificar las mismas y sus propias vidas y hasta padecer el sufrimiento de sus familiares en aras de la libertad del pueblo dominicano.



Hoy a 50 años les corresponde a las presentes generaciones, actuar en consonancia con las aspiraciones de estos patriotas y no desmayar hasta lograr la construcción de una República Dominicana justa y equitativa, solidaria y humana, libre y democrática, donde su población pueda disfrutar de sus derechos ciudadanos plenamente y de derechos sociales fundamentales como salud, educación, trabajo, vivienda y seguridad, todo traducido en una existencia individual y colectiva feliz, decente y digna.



Hablamos de construir una República que haga honor al nombre, al sacrificio y a la fuerza y actualidad del pensamiento político liberal, progresista y democrático de Duarte y los Trinitarios; Luperon y los Restauradores; Gregorio Urbano Gilbert; Enrique Jiménez Moya y la Raza Inmortal; Manuel Aurelio Tavarez Justo, las Hermanas Mirabal y el Movimiento 14 de Junio; Fernández Domínguez, Francisco Alberto Caamaño Denó y los Constitucionalistas; Maximiliano Gómez, Amauris German Aristy y los Palmeros; y toda la generación de patriotas dominicanos que cayeron, han caído y se mantienen luchando contra la presencia del trujillismo practico e ideológico entroncado en todas las estructuras del poder económico, político, militar, cultural e ideológico del estado y gobierno dominicanos.



Procede, al terminar, recordar a José Martí, el gran apóstol de la liberación cubana, quien al valorar personajes semejantes a los de Junio del ’59 dijo: “Esos son héroes, los que luchan por hacer a los pueblos libres, a los que padecen en pobrezas y desgracias por defender una gran verdad. La muerte es también una forma oculta de la vida”

¡! Vivan Los Mártires del 1j4!!

¡! Viva La Republica Dominicana!!

Nueva York. N.Y.

Domingo 14 de Junio, 2009.
bandera 1j4.jpg bandera 1j4.jpg
4 K Vista Descargar
Responder

Reenviar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.