Páginas vistas en total

lunes, 3 de octubre de 2011

Supermercado Wimpys. El primero del país


http://www.hoy.com.do/negocios/2010/7/10/333375/Supermercado-WimpysEl-primero-del-pais


Fachada del supermercado Wimpys.
Foto 1 de 4

10 Julio 2010, 8:22 PM
Supermercado Wimpys


Novedad. Primer negocio que se instaló en Santo Domingo con auto-servicio. Acudían diversas clases de personas, muchas de ellas para enterarse de la situación política en la tenebrosa Era de Trujillo

Escrito por: ELADIO PICHARDO (e.pichardo@hoy.com.do)

Casi al final de la férrea tiranía de Rafael Trujillo, cuando los dominicanos estaban acostumbrados a comprar productos en ventorrillos, pulperías y colmados, abrió sus puertas en Santo Domingo el supermercado Wimpys, primer establecimiento en esa modalidad con el objetivo de ofertar mercancía fresca y a buen precio.
Lo que era una atracción y novedad en ese momento por sus características y funcionalidad, hoy se puede ver como un pequeño negocio, comparado con los nuevos supermercados ubicados en gigantescas plazas que ofrecen de todo para el hogar.
El Wimpys, que permaneció 11 años en la avenida Bolívar, al lado del Colegio del Apostolado, en Gascue, tenía a acondicionador de aire central, lo que hacía más atractivo que tanto amas de casa como profesionales, trujillistas y antitrujillistas, visitaran sus instalaciones, pues algunas amistades y familiares por la situación que se vivía en el país pocas veces se podían reunir.
Historia. Ese primer supermercado, al estilo estaounidense, comenzó en 1958. Su propietario, el norteamericano Lorenzo Berry (Wimpy), con la visión de hacer un buen negocio en esa modalidad, lo instaló con una inversión de RD$75,000, aportados también por varios de sus accionistas.

La idea del supermercado comenzó a desarrollarse luego que el señor Berry contrajera nupcias con la dominicana Flérida Yabra. Para esa época él era piloto de la desaparecida Compañía Dominicana de Aviación (CDA), que le contrató.
La casa donde residían, contiguo al igualmente desaparecido Hipódromo Perla Antillana, la utilizaron también para poner una pequeña tienda con un cuarto frío con carnes, vegetales congelados, pan y cake´s holsom americanos, entre otros productos.
Tras el nacimiento de sus dos hijos, Yabra, inquieta por los riesgos que existían, dada la tensa situación política, le pidió a su esposo dejar su carrera. Ella, con su experiencia comercial, habiendo trabajado y ayudado a su padre en una tienda de telas en la avenida Mella, también le sugirió ampliar el negocio para así estar juntos por más tiempo.
La idea se concretó y decidieron abrir el supermercado, un tipo de comercio novedoso y atractivo para el país en ese momento.
Las mercancías. Además de los productos que los dominicanos estaban acostumbrados a comprar, como arroz, habichuelas, café, vegetales, carnes, pescado, el supermercado Wimpys importaba directamente o vía sus representantes en el país otros productos de EE.UU., Europa y Japón.
Tenía en existencia aproximadamente 7,000 artículos, e importaron por primera vez la línea de cereales Kellogg´s, pero asimismo los clientes encontraban cereales Post y General Mills.
Desde EE.UU., gran parte de las mercancías era traída a través de Associated Grocers of Florida, compañía con variedad de artículos que suplía a grandes supermercados de Miami.
También lo hacía la Smith, Richardson & Conroy, empresa especializada en productos congelados de excelente calidad, como carne de res grado Prime y Choice de ganado Angus; aves, jamones y embutidos.

Desde Miami, vía la Prawn Seafood, importaban camarones, cangrejos y pescado congelado, así como otras delicias del mar.
Desde Europa, por la Agencia La Bourdette, adquirían diversos productos, entre ellos, vinos, queso fresco, pescado y jamón tipo parma enlatado, pastas, frutas y vegetales, con una buena aceptación por los dominicanos.
Los panes y cake´s holsum y vegetales congelados, así como otras mercancías llegaban dos veces por semana, por avión.

Entre las personalidades que visitaban el supermercado se encontraba el general Juan Perón, ex presidente de Argentina, quien había expresado a los propietarios que su día no era completo en la República Dominicana si no iba al Wimpys a tomarse un café y a platicar con ellos.

El negocio del señor Berry tenía una gran cantidad de clientes de diferentes clases sociales, entre los que estaban políticos, pintores, músicos, empresarios y peloteros, quienes adquirían los artículos alimenticios a buenos precios.
Contrataron desde Estados Unidos al carnicero Jimmy Gunn, quien entrenó al señor Berry y a los empleados del área de carnicería para que aprendieran los cortes de la carne de vaca, la que Fernando Léon producía en exclusividad para el supermercado.
Para educar al cliente en la preparación de los cortes de la carne, Flérida elaboraba tarjetas de 3 x 5 pulgadas con las recetas e instrucciones de cómo preparar y cocinar.
Fin del negocio. Posterior a la muerte de Rafael Trujillo, el supermercado Wimpys, que tenía como gerente general a Freddy Yabra, tuvo grandes dificultades, entre ellas el bloqueo para obtener los permisos de importación de productos y equipos para el reacondicionamiento del negocio, lo que, eventualmente, disminuyó su dinamismo.
Esas dificultades, unidas a un fuego que destruyó gran parte del supermercado, hicieron que el señor Berry no continuara con el establecimiento y cerrara sus puertas en 1969.
Zoom

Vida de Wimpy
Lorenzo Berry nació en 1919 en Miami. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, siendo piloto, se integró al ejército de Estados Unidos. Luego de terminada la guerra regresó a Miami, donde trabajó como piloto instructor. Eventualmente, junto a otros pilotos de EE.UU. con experiencia militar eran traídos a República Dominicana para entrenar a los pilotos de la Fuerza Aérea. Fue contratado por la CDA, donde siguió la carrera de piloto hasta retirarse en 1957 para empezar su nueva vida de empresario, la que continúa a sus 91 años de edad. Procreó con su esposa a Lorenzo y Jeffrey.

Las claves
El primero
De acuerdo con el historiador Bernardo Vega, uno de los grandes cambios que trajo fue el concepto de supermercado en contraste con los colmados tradicionales. “El colmado más grande de la época era la Casa Velázquez, pero además el Wimpys fue el primer establecimiento que se instaló en Santo Domingo en la modalidad de supermercado, a donde acudían personas de clases media y alta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.