Páginas vistas en total

sábado, 1 de octubre de 2011

AMIN ABEL HASBUN: Extraordinario revolucionario.

Septiembre 24, 2011

AMIN ABEL HASBUN: Extraordinario revolucionario.
por Iván Rodríguez


--------------------------------------------------------------------------------

Amin Abel Hasbun.


Hace 41 años, un 24 de septiembre del año 1970, la dictadura de Joaquín Balaguer, tronchaba la vida de un extraordinario joven revolucionario, que en su corta edad de 28 años, había demostrado las grandes condiciones de líder y de combatiente consecuente por la independencia nacional y el socialismo.


Con una vida revolucionaria intensa, desde que se integró al trabajo clandestino a luchar contra los remanentes de la oprobiosa dictadura trujillista, Amín Abel Hasbun supo desde ese momento destacarse como un abnegado revolucionario por la causa de la libertad y por la revolución, que transformara las terribles condiciones de vida de la mayoría de los dominicanos y dominicanas.


Su grandeza lo hizo mirar siempre mas allá de los sectores de clase de los que provenía y desde su infancia se fue identificando con el pueblo humilde y aunque estudió en el Colegio la Salle donde se graduó en 1958 como bachiller; por su aguda inteligencia lo declararon Alumno Eminente, reconocimiento que no le impide ingresar a la UASD integrase de lleno a la lucha contra la elitización impuesta en esa alta casa de estudio y graduarse con los mayores honores, demostrando que se puede ser un buen dirigente y un excelente estudiante.


No conoció descanso alguno en la lucha revolucionaria, clandestina y pública, enfrentando con valor la dictadura y luego los remanentes de esta y sus personeros. Fue puntal del movimiento estudiantil en el Movimiento Renovador, militante de las luchas estudiantiles, de la calle Espaillat en Octubre de1962 por la autonomía de la UASD, parte importante de la lucha contra el golpe de Estado contra el profesor Juan Bosch, componente de la infraestructura de apoyo a las guerrillas de 1963 comandada por el inmenso Manuel Aurelio Tavárez Justo y soporte de la juventud de su tiempo.


Electo Secretario General de la FED en 1964, reelecto en 1965, dirigió con valentía a los estudiantes universitarios, por la autonomía de la UASD, por los derechos del movimiento estudiantil nacional y del pueblo dominicano, participando en las luchas que se realizaron contra el triunvirato, junto con los obreros de Poasi, Unachosin, del Sindicato Unido del Central Romana, de los Telefónicos, de Fenticom; que levantando la consigna de la vuelta a la constitucionalidad sin elecciones impulsaron el movimiento que desembocó en el estallido del 24 de abril, día en que contraía matrimonio en Puerto Plata y sin vacilar se integró de inmediato a la lucha contra los sectores oligárquicos y reaccionarios que enfrentaban los anhelos de libertad de los dominicanos que se desconocieron el 25 de septiembre de 1963 con el golpe de Estado al profesor Juan Bosch.


Combatiente de Ciudad Nueva, enfrenta con gallardía la grosera invasión Norteamericana que el 28 de Abril de 1965 mancillaba nuestro suelo patrio con más de 42,000 marines.


En esa lucha fue un ejemplo de firmeza que debe ser imitado por todos los revolucionarios del presente y de todos los tiempos.


El extraordinario Amín Abel fue de los fundadores de la Academia Militar en medio de la guerra patriótica. El comprendió perfectamente, igual que otros dirigentes del 1J4 y el MPD, la imperiosa necesidad de elevar el conocimiento militar entre los jóvenes combatientes que llegaban de todos los rincones del país a defender la patria y a combatir el Imperialismo Norteamericano y sus aliados criollos.


La trinchera del honor fue la fragua que forjó durante toda su vida al revolucionario sin tacha que fue Amín. Ese transparente historial de lucha le valió para que en el Congreso del 1J4 realizado en 1966 fuera electo miembro del Comité Central con solo 23 años. En esa organización se desarrollaba una gran lucha interna por definir cual era el Germen del Partido del Proletariado Dominicano y él considerando que el MPD reunía en su seno mejores condiciones para alcanzar este objetivo revolucionario, ingresa en diciembre de 1966 a esa organización marxista leninista con una tradición heroica constante, siendo uno de sus principales dirigentes.


Convencido de la necesidad de la construcción del Partido del Proletariado y que para hacer la revolución, el partido debía ganar las masas, para lo cual era indispensable lograr la alianza obrero- campesino, no dudó un momento para ir a trabajar con esos sectores, integrándose al trabajo, viviendo humildemente con ellos compartiendo penas y alegrías, práctica revolucionaria que le granjeó el respeto y la simpatía de todos los que tuvimos el honor de tratarlo.


Esta práctica revolucionaria de convivir con las masas obreras y campesinas con el objetivo de crearle conciencia, de organizarlas y movilizarlas, de que el pueblo haga conciencia de que es el soberano y puede alcanzar el cielo por asalto, alarmó a la oligarquía criolla, subordinada al imperialismo Norteamericano, que desataron una tenaz persecución contra él.


Por su firmeza y formación revolucionaria Amín no rehuyó nunca ninguna responsabilidad, por ello Balaguer lo liga al secuestro de Donald. J. Crowley, una acción sin precedente en el país, considerado por los órganos del poder como un desafío al gobierno. Desde ese momento lo sentenciaron a muerte, lo detienen cuando visitaba sus esposa y su pequeño hijo y delante de ellos lo asesinan con un tiro de pistola 45 en la cabeza.


El régimen y el imperio creyeron que lo habían matado, pero su ejemplo recorre nuestro país y el mundo, tal como el dijo. “Después de muertos los revolucionarios, quedan sus huesos como bandera para seguir la lucha y hacer la revolución” por eso estamos aquí rindiéndole homenaje y ratificándole que su lucha continua, que continuara siendo un ejemplo de firmeza y resistencia para todos los dominicanos que anhelamos una patria libre, soberana con perspectivas socialista.


Rindamos tributo de admiración y respeto a la vida, la obra y el ejemplo de Amín Abel Hasbun, construyendo la más amplia y portentosa unidad de las fuerzas patrióticas y revolucionarias, para Salvar la Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.