Páginas vistas en total

sábado, 14 de abril de 2012

Manifiesto sobre el 1J4, Manolo y la sublevación de 1963

Manifiesto sobre el 1J4, Manolo y la sublevación de 1963

En declaraciones al diario HOY el 22 de marzo, y el 9 de abril, 2012, el historiador italiano Piero Gleijeses, incurre en mentiras, omisiones y yerros ofensivos a la elevada dimensión de Manolo Tavárez, a la Agrupación Política 14 de Junio y a una pléyade de históricos dirigentes catorcistas.

Primero, expresamos indignación ante las acusaciones vertidas en dos publicaciones por Gleijeses sobre Fidelio Despradel, un digno luchador de décadas, que, como muchos revolucionarios, ha mantenido a lo largo de su vida la bandera verde y negro como estandarte de lucha y decoro personal.
Gleijeses omite en sus declaraciones la sabia conducción de Manolo Tavárez ante las maniobras de un grupo de Unión Cívica Nacional enraizado en el 1J4. Las contradicciones con ese grupo nocivo no eran personales, sino político-ideológicas. La misión y mentalidad de Moncho Imbert, los Baquero y otros, no era de simple malquerencia. Su plan era secuestrar la dirección del 1J4 y torcer su trayectoria según sus intereses y planes afines con Unión Cívica. Cuando no pudieron, abortaron con el natimuerto “Partido 14 de Junio Auténtico”. Su expulsión aparece fundamentada en el comunicado encabezado por Manolo (El Caribe, 2 de diciembre de 1962).
Sumado a esa inexcusable omisión, Gleijeses dice que la idea del grupo que apoyaba a Manolo era “provocar una guerrilla para impedir las elecciones” (de 1962). Esta afirmación es totalmente falsa, sin fuente que la avale.
Sobre la actitud la Dirección del 14 de Junio frente al Triunvirato, Gleijeses se canta y se llora. Afirma:“Era correcta la posición de ese grupo cuando decía que no había condiciones para la democracia cuando el poder estaba en manos de las Fuerzas Armadas”.
Sin condiciones para la democracia, ¿era correcto doblegarse ante el Triunvirato en manos de las Fuerzas Armadas?
Los abajo firmantes participamos en los seis frentes armados abiertos el 28 de noviembre de 1963 en respuesta al golpe a Juan Bosch. Otros tratamos militarmente con Manolo apoyamos con acciones la insurrección, y más tarde actuamos como oficiales constitucionalistasSiendo coherentes durante medio siglo, los suscritos mantenemos la misma actitud ante la insurrección armada de 1963. En este caso preferimos citar al profesor Jesús de la Rosa cuando dice:
“El 14 de junio de 1963, en una manifestación política convocada por la agrupación que Iideraba frente al Baluarte del Conde, Manuel Aurelio Tavárez Justo proclamó:

“Óiganlo bien señores de la reacción, si imposibilitan la lucha pacífica del pueblo, el 14 de junio sabe muy bien dónde están las escarpadas montañas de Quisqueya, y a ellas iremos, siguiendo su ejemplo para realizar la obra de los héroes de junio del 59, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad. Después de haber dicho lo que dijo, el líder catorcista no necesitaba que nadie lo chantajeara para reaccionar como reaccionó frente al golpe de Estado contra el Gobierno Constitucional del presidente Juan Bosch.”
Esa proclama de Manolo fue una respuesta de dignidad ante la trama golpista militar programada para cercenar la Constitución y arrebatar al pueblo, mediante el Triunvirato, los más elementales derechos. Es la Declaración Universal de los Derechos Humanos que contempla la resistencia armada ante la imposibilidad de la lucha pacífica. Con su discurso-manifiesto, Manolo se apoyó en el ejemplo del pueblo “para realizar la obra de los héroes de junio del 59”. Eso engrandece a Manolo a una estatura incompatible con un pelele y enano mental, idea subyacente en las dos declaraciones de Piero Gleigeses al diario HOY.
Jesús de la Rosa afirma: “Después de haber dicho lo que dijo, el líder catorcista no necesitaba que nadie lo chantajeara para reaccionar como reaccionó frente al golpe de Estado contra el Gobierno Constitucional del presidente Juan Bosch.”Nosotros agregamos el apoyo caluroso en los frentes a la decisión política de la sublevación armada. En Santiago por ejemplo, nos juntamos durante cinco días previos el grueso del frente de Las Manaclas y el de Altamira. Estábamos optimistas y conscientes de la misión que emprendíamos. Así lo confirman testimonios escritos, como la carta del héroe y mártir José –Ponono- Minaya. Resulta obvia, pues, la intención de empequeñecer a Manolo.

Sin haber visto a Juan Miguel Román, Gleijeses lo elogia entre los “supersabios”. Mientras esparce culpas, (citando solo a Fidelio Despradel) sobre Polo Rodríguez, Pipe Faxas, Roberto Duvergé y Sóstenes Peña Jáquez. Pronto se cumplirán 50 años de que los firmantes acompañáramos a Manolo en las montañas y en la ciudad, en la insurrección armada. El levantamiento fue un honor ciudadano que nos mantiene la frente en alto contra la ignominia y firmes en la lealtad a Manolo Tavárez, a su trayectoria y a sus ideales.
El alzamiento encabezado por Manolo Tavárez en seis montañas con 29 mártires en 1963 aconteció cuatro años después de las expediciones de la Raza Inmortal en 1959 comandadas por Enrique Jimenes Moya. Y sucedió dos años antes del estallido del 24 de abril de 1965, inspirado y articulado por el coronel Rafael Fernández Domínguez.Como acontece con otras gestas históricas, sobre esas tres jornadas y sus respectivos líderes aparecen escritos con manifestaciones extrañas. Arlette Fernández Vda. Fernández Domínguez ha expresado algo que suscribimos: “Algunos escritores o articulistas desmeritan a los lideres, aun cuando caen, y dicen: se extralimitaron, no supieron esperar, fue una debacle y fue más el daño que hicieron porque fue una locura”.
El 1J4 y Manolo Tavárez ameritan escritos serios y respetuosos de su rol en la historia dominicana. Distorsiones irresponsables, como las de Piero Gleijeses, serán siempre rechazadas por la soberanía de la verdad.

Juan Germán Arias (Chanchano) (Frente de Enrique Jimenes Moya)
Iván Rodríguez (Frente Mauricio Báez)
Raúl Pérez Peña –Bacho- y Anastasio Jimenes (Frente Gregorio Luperón)
Angel Luis Patnella Ceballos y Berto Batista (Frente Francisco del Rosario Sánchez)
Rafael Chaljub Mejía (Frente Hermanas Mirabal)
Bienvenido Aquino Pimentel: Frente Juan de Dios Ventura Simó
Manuel García Germán, Papito Candelario, William García Duval: Oficlales constitucionalistas.
José Saleta: Soporte y coordinador de la Resistencia en Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.