Páginas vistas en total

miércoles, 19 de junio de 2013

La impunidad ofende a los mártires de Junio


PANCARTA
La impunidad ofende a los mártires de Junio
Raúl Pérez Peña (Bacho)
fundaciontestimonio@gmail.com
“Los muertos con tierra tienen”. El viejo adagio luce reciclarse de manera recurrente, aunque se maquille en cada mes de junio al conmemorarse las expediciones de la Raza Inmortal por Constanza, Maimón y Estero Hondo.
En ocasiones, la conmemoración “light” debe hacerse sentir  como ritos tradicionales para que no se rechace con indignación el interés de congelar la sangre de los mártires con la estampa de la partidocracia. 
En otras ocasiones se pretende secuestrar la memoria histórica para eliminar su componente de rebeldía contra el engaño y la opresión.
En este 54 aniversario de los caídos en Constanza, Maimón y Estero Hondo las intenciones son peores.
Primero, porque a pesar de 54 años transcurridos, sigue trunco el programa de transformaciones sociales que debía aplicarse a partir de la desaparición física de Trujillo.
Ya no es sólo la memoria. Se han adueñado del país y han revertido valores, mientras se apuntala la impunidad como si no entrañara un crimen de lesa patria.
Para el día 14 de junio, este gobierno bordeará los 10 meses de poses y de burla al máximo nivel con un gabinete matizado por funcionarios de la OTAN morada, intocados, con su poder y sus fortunas. 
Contando con la maquinaria mediática heredada del gobierno anterior y con múltiples globos de distracción, la actual cúpula oficial responde a su compromiso obligatorio con Leonel Fernández por haberla llevado a Palacio, no importa los recursos públicos invertidos ni el burdo desconocimiento de las leyes y la Constitución.
Se puede apostar a que a esa cúpula no le merece ningún respeto la gravedad y todo lo que implica mantener en la más absoluta impunidad los hechos que matizan el comportamiento del gabinete de Fernández, presente en cuerpo y alma en esta administración.
Por la misma razón, las máximas instancias gubernamentales desprecian que tal impunidad insulte y ofenda a quienes murieron en 1959 “enamorados de un puro ideal”.
¿Era un ideal de liberación o un membrete de ocasión?
A la distancia de 1959, otras gestas, legiones de héroes y generaciones de mujeres y hombres se han sacrificado para que el país salga del ostracismo.
Aunque no se inmuten los apóstoles confesos y discretos de la impunidad, el pueblo dominicano sabrá cumplir con los héroes de la Raza Inmortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.