Páginas vistas en total

domingo, 16 de enero de 2011

A mi padre, J. Alfredo Achecar


http://identidadsanjuanera.blogspot.com/2011/01/rafael-achecar-chupani-mi-padre-j.html

viernes 7 de enero de 2011
Rafael Achecar Chupani : A mi padre, J. Alfredo Achecar

El Lic. José Alfredo Achecar al igual que muchos de sus ancestros tuvieron la
valentía de luchar por la libertad política de nuestro País, oponiéndose firmemente
contra la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo.
Sus inquietudes sociales y de libertad para el pueblo dominicano eran las mismas
que el 14 de Junio profesaba.
Su identificación con la causa de liberación apoyando los principios del Movimiento,
el ofrecerle las ondas radiales de Radio San Juan para la transmisión de su
programa político, la constante observación que el gobierno de la época le
sometía, las amenazas, la vigilancia el fichamiento, Su comprometimiento
moral y de ideas con su hermano y su sobrino, el ambiente de
anti-trujillismo que reinaba en el recinto de la estación
de radio, eran características de activismo e identificación con
el 14 de Junio." .

Su asesinato en San Juan de la Maguana, no fue un hecho al azar, que pasó porque él estaba sentado trabajando en la estación de radio de su propiedad, ese 3 de enero de 1962 a las 6 y pico de la tarde. Su apoyo incondicional de ofrecer las ondas de Radio San Juan al Movimiento 14 de Junio, para la difusión y denuncia del estado de cosas de la época, fue una muestra de su valor y enfrentamiento a aquellos quienes lo habían estado acosando por tanto tiempo, fue un grito de ¡BASTA YA! para parodiar la popular consigna de la época, a los que lo amenazaban, a él, su familia, su país,

Su hijo el Dr. Rafael Achecar: para la epoca escribió en la página literaria de El Caribe de entonces, un poema, que está inscripto en la lápida de la tumba donde está enterrado su papá en Pimentel":

3 DE ENERO

Rafael Achecar Chupani A mi padre, J. Alfredo Achecar


Déjame pasar los dedos por tus heridas abiertas y darme cuenta que tu sangre es tu sangre, para heredar de ti también, el néctar agobiante de los muertos.

Dime como estás pasando el silencio del suelo, si se alegraron al verte llegar muerto, que te dijo la bóveda del cementerio al verte envuelto en mi bandera. Dime como te fue.

Todavía recuerdo tu agonía roja, la actitud erecta de tu cuerpo y tus largos brazos abiertos, como queriéndole dar cabida al veneno que serpentea el aire estremecido ante ti, que caíste.

El mural de tu vida lo pinté de blanco y tu hija estampó su beso inocente, para tener de ti el valor que me diste, el mismo que diste a los que se llamaron tus amigos y que te engañaron, al tú estrechar su mano desconocida.

Te fuiste comenzando, principio de mes, principio de año, 3 de enero. No he colocado sobre la tumba callada de tus huesos, una flor, es que sólo pienso darte una rosa: la consumación del grito rebelde de tus hijos.


Palabras de Pedro Mir, al leer el poema:

“Hay una gran honestidad en este poema. Honestidad ante
la palabra, honestidad ante el tema, honestidad ante el pueblo.
Sólo de esa manera se hacen los grandes poetas. ¡

Achecar se está haciendo!

Que triunfo para el bien de todos.”

Pedro Mir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.