Páginas vistas en total

domingo, 24 de abril de 2011

GUERRA DE ABRIL DEL 1965: 46 AÑOS DESPUÉS

GUERRA DE ABRIL DEL 1965: 46 AÑOS DESPUÉS

Por: Marcelo Peralta / Juan Pablo Bourdierd
SANTIAGO RODRIGUEZ, R.D.

Hoy 24 de abril del año 2011 se cumplen 46 años de la guerra de abril del año 1965 por la presencia de las tropas interventoras de Estados Unidos.
En esta epopeya hombres de la estirpe de Francisco Antonio Pérez Rodríguez- Quique-; Domingo Rodríguez-Chipó- entre otros nativos de Santiago Rodríguez se fue a la capital a empuñar sus fusiles al lado del héroe nacional, Francisco Alberto Caamaño Deñó para defender la Soberanía Nacional.

Gracias a Dios, que estos jóvenes, que aunque recibieron entrenamientos, no tenían experiencia guerrera y retornaron vivos a su tierra natal para aportar a su provincia y darnos a conocer hoy su experiencia. Otros fueron y no retornaron porque no tuvieron la misma suerte de Quique y Chipó.

Para muchos, la guerra de abril del año 1865, constituye uno de los hechos más relevantes en la historia reciente de la República Dominicana.

Quienes vivieron esa época señalan que este conflicto se inicia cuando fue derrocado el mejor presidente que se había elegido en esa época el profesor Juan Bosch.

El golpe de Estado contra Juan Bosch produjo un impacto negativo en la sociedad, que obligó a un grupo de oficiales jóvenes tratar de restaurar el gobierno constitucional de Juan Bosch.

Bosch fue el primero electo democráticamente en las urnas después de la muerte del sátrapa Rafael Leónidas Trujillo Molina, quien gobernó con manos de hierro durante 30 oprobiosos años.

El profesor Juan Bosch es derrocado el día 24 de septiembre del año 1963, cuando justamente cumpliría 7 meses después de juramentarse como presidente constitucional de la República Dominicana y se le mandó al exilio a vivir a Puerto Rico.

Los fascistas de las Fuerzas Armadas que sacaron a la fuerza del poder a Bosch estuvo liderada por general Elías Wessin y Wessin.

La reacción de Wessin y Wessin fue molesto por la creación de la Constitución de la República elaborada por Juan Bosch, que propugnaba por la libertad de culto, la libertad del pueblo oprimido, la libertad de expresión, por el derecho a la vivienda, a la igualdad entre hijos naturales y nacidos bajo el matrimonio, sacar de las cárceles a los presos políticos que se podrían en celdas inhumanas, por el retorno de los disidentes políticos y exiliados durante el régimen trujillista.

Esta Constitución, considerada como la mejor que se halla hecho en el país, por la visión de Bosch que prohibía, además, los monopolios, la apropiación de extensivas tierras y otros tantos proyectos innovadores que provocaron que diversos sectores acusaran al profesor Bosch y a su gobierno de "comunistas".

Con el auspicio de los partidos minoritarios que perdieron en las elecciones de diciembre, las fuerzas armadas nombran un triunvirato para gobernar el país presidido por Emilio de los Santos e integrado por los doctores Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavares Espaillat.

La agrupación política 14 de junio se levanta en armas en las montañas dominicanas declarando la guerra abierta contra el triunvirato.

Su guía Manuel Aurelio Tavarez Justo, es fusilado en la sección Las Manaclas, municipio de San José de las Matas en la Cordillera Central, junto al sabanetero Francisco Bueno Zapata, entre otros.

En el levantamiento guerrillero fueron asesinados cobardemente 32 hombres de valor y coraje que pretendían cambiar la forma de gobierno de entonces y todos eran militantes de la agrupación política 14 de Junio.

Estos crímenes provocó una indignación popular y motiva, por otra parte, la renuncia del presidente del triunvirato, Emilio de los Santos.

Con el ascenso de Donald Reid Cabral a la Presidencia del triunvirato la situación económica del país se deteriora; se llegan a acuerdos con el Fondo Monetario Internacional mientras que la miseria que sufrían los sectores marginados se agudiza, creció la corrupción administrativa.

Eso motivó que un grupo de jóvenes oficiales que, coordinado por el brillante y joven oficial coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, se sumara en actividades conspirativas en los cuarteles con el fin de atender el clamor popular cada vez más poderoso, exigiendo la Constitución del 1963 sin elecciones, para de esa manera hacer sucumbir al Triunvirato presidido por Reid Cabral.

Hoy 46 años después, con la complicidad de malos dominicanos, los norteamericanos siguen pisoteando nuestra Soberanía, la Bandera tricolor, el Escudo con la presencia de bases militares e intervenciones directas en las tomas de decisiones de la República.

Algún día, pues, esos malos dominicanos que hoy entregan todo a los gringos, físicamente desaparecerán y aunque dejen sus esporas, los buenos hombres y mujeres de la patria de Juan Pablo Duarte sabrán defenderla hasta con su propia sangre si fuese necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.