Páginas vistas en total

lunes, 25 de abril de 2011

HONREMOS A LOS HÉROES Y MÁRTIRES DE ABRIL DE 1965

juan pablo ortega h.
mostrar detalles 25 abr

Amigas y amigos:
Les estoy remitiendo el documento leído en el día de ayer en el acto efectuado ante la tumba del cementerio de la avenida independencia, en que reposan los restos de Euclides Morillo, Ramon Núñez Martínez, Pablo Rodríguez y el poeta haitiano Jacque Viau, combatientes constitucionalista caídos durante la gesta patriótica de Abril de 1965, cuyas lápidas fueron develadas como parte de los actos conmemorativos del 46 aniversario de dicha gesta.

Con afectos solidarios, Juan Pablo


COMITÉ PATRIOTICO
“FRANCISCO ALBERTO CAAMAÑO DEÑO”
HONREMOS A LOS HÉROES Y MÁRTIRES DE ABRIL DE 1965



Al cumplirse el cuadragésimo sexto aniversario del inicio de la insurrección militar y popular del 24 de abril de 1965 en contra del gobierno de facto del triunvirato y por la reposición del gobierno constitucional del profesor Juan Bosch, derrocado el 25 de septiembre de 1963.
El profesor Juan Bosch, primer Presidente electo democráticamente, luego de la tiranía de la familia Trujillo, fue depuesto mediante un golpe cívico militar, encabezado por sectores de la oligarquía, con la complicidad de la cúpula de la iglesia católica, los grupos y partidos políticos derechistas derrotados, por Bosch, en las elecciones del 20 de diciembre de 1962, así como con el patrocinio del imperialismo norteamericano.
Los hombres y mujeres, tanto civiles como militares, nacionales y extranjeros, que ofrendaron sus vidas por la vuelta a la Constitución de 1963, entraron a la historia nacional como próceres y héroes de la libertad y el amor a la Patria. Y hoy elevamos la bandera tricolor de la dignidad y la honra para jurar ante la memoria de nuestro patricio Juan Pablo Duarte, que nunca olvidaremos vuestros sacrificios por la redención de la justicia y la democracia.
¿Cómo olvidar el sacrificio por la Patria de hombres y mujeres, civiles y militares, nacionales y extranjeros, que en la contienda que se inició en el mes de abril de 1965, honraron con su gesto la epopeya que marcó Gregorio Urbano Gilbert, cuando con apenas 17 años de edad quiso inmolarse contra los interventores norteamericanos de 1916?
Por segunda vez, el país más poderoso del mundo, entró a las entrañas de quisqueya para pisotear la soberanía de un pueblo de mujeres y hombres libres que sueñan con completar la obra del insigne patricio, Juan Pablo Duarte.
A diferencia de la ocupación norteamericana, iniciada el 4 de mayo de 1916, los dominicanos y extranjeros solidarios por la vuelta a la Constitución de 1963, adoptaron métodos innovadores de resistencia patriótica, primero, contra los golpistas nacionales, luego, contra el intruso invasor. La organización de comandos populares y militares sustituyeron los antiguos métodos de luchas de la resistencia campesina de los gavilleros.
El 27 de abril, las fuerzas constitucionalistas, comandas por los coroneles, Francisco Alberto Caamaño Deñó, Montes Arache, Lora Fernández…, demostraron con las armas en las manos la validez de la organización de los comandos, cuando asestaron, en el puente Juan Pablo Duarte, una derrota contundente a la aviación y a los tanques comandados por el general golpista, Elías Wessin y Wessin.
El imperialismo norteamericano, al darse cuenta que sus gendarmes nacionales, no estaban en capacidad militar y popular de resistir los certeros golpes que los Constitucionalistas habían asestado en la batalla del puente que honra a nuestro principal patricio, decidieron desembarcar 42 mil marinos para impedir la vuelta a la Constitución más democrática que se habían dado los dominicanos en su historia republicana.
Las fuerzas constitucionalistas no se dejaron amedrentar por la odiosa afrenta a la soberanía nacional, que significaba, por segunda vez, la ocupación ilegal de los norteamericanos contra un pueblo, que lo único que aspiraba, es que lo dejaran decidir libremente, volver a una Constitución abortada por los siempre enemigos de la Patria.
Por segunda vez, la burguesía norteamericana ordenaba ocupar nuestro territorio para asesinar a hombres y mujeres, nacionales y extranjeros, henchidos de dignidad y profundo amor por la democracia, la libertad y el inconmensurable derecho a vivir en mundo donde la Constitución sea savia del desarrollo de la vida humana, tal y como lo preconiza la Constitución enarbolada por el profesor Juan Bosch durante su efímero gobierno.
Las huestes norteamericanas ocuparon nuestro territorio libre y soberano, para impedir la felicidad de los dominicanos y entregar la Patria a sus históricos aliados; enemigos de un pueblo que eligió democráticamente un gobierno llamado a resarcirlo de una historia de traidores, que nos han obligado a vivir en la oscuridad de las dictaduras y los crímenes contra las ideas libertarias.
Levantemos en alto la bandera de lucha y dignidad de estos valientes combatientes del honor, emulando su espíritu de sacrificio en aras de los más caros intereses de la Patria; construyendo la necesaria unidad patriótica de todos los hombres y mujeres honrados de este pueblo a fin de hacer realidad el proyecto de Nación de nuestros padres fundadores y todos aquellos y aquellas que han ofrendado sus vidas en pos de los elevados ideales de libertad, independencia, pan, tierra, trabajo, la verdadera democracia y justicia social.

EQUIPO COORDINADOR
24 de abril de 2011



HONREMOS A LOS HEROES Y MARTIRES DE ABRIL DE 1965.doc
32 K Ver Descargar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.