Páginas vistas en total

viernes, 1 de julio de 2011

Junio 14 de 1959 ¡Fecha Inmortal!


http://hoy.com.do/opiniones/2011/6/30/382198/Junio-14-de-1959-Fecha-Inmortal


Hoy/Wilson Morfe


30 Junio 2011, 11:14 PM
Junio 14 de 1959 ¡Fecha Inmortal!
Se habían cumplido 29 años de la absolutista y atroz tiranía

Escrito por: JOSÉ ANTONIO NÚÑEZ FERNÁNDEZ
Veintinueve años iban ya de la más absolutista y atroz tiranía que América había conocido. Porfirio Díaz en México; Gerardo Machado en Cuba; Juan Vicente Gómez en Venezuela o José Gaspar Rodríguez de Francia, en Paraguay. Frente a Rafael Leonidas Trujillo Molina en la pequeña República Dominicana, resultaban diletantes de tiranos y aprendices de prevaricadores. Eso resultaban ellos frente a1 nieto de la haitiana Luisa Erciná Chevalier.

El domingo 14 de junio de 1959 había laborado yo por dos horas en un noticiero matinal. Pero me correspondía la presentación del “Show” del Night Club de la pujante empresa de la entonces calle Ciudad de Miami.

Ese domingo 14 de junio de 1959 jugué unos pedacitos del número “51” de la Lotería. Y por casualidad “el 51 terminal de mi cedula” salió en primera. En la noche tenía a las once la presentación del “Show" del Night Club. Y para esperar la señalada hora, me instalé en la casa de unos vecinos de mi lugar de trabajo.

Eran ellos gentes populares y queridas por todos mis compañeros de labores. Ellos respondían a los nombres de Pupilo Fernández y Filomena Aliés.

Próximo a 1a hora, prudentemente, me encaminé hacia el mencionado Centro Nocturno. Subí a la cuarta planta y me coloqué cerca del escenario. En eso, uno de los integrantes de 1a Súper-orquesta del maestro Papa Molina, el brillante trompetista Francisco (Paquito) Burgos, se levantó de su asiento y me susurró: “Profesor: sígame los pasos".

Así lo hice yo, entró Paquito a un sanitario. Y yo en pos de él, también entré.

Y el maestro Burgos, con visible alegría me dijo: “Se están (‘c----) les llegó una invasión esta tarde por Constanza”. Fue la valiente arribada de “Los hombre de la Raza Inmortal”. El sábado siguiente por Maimón y Estero Hondo asomarían las lanchas nombradas “La Tinina” y “La Carmen Elsa”.

Los expedicionarios de la libertad vinieron a morirse, ellos lo sabían; pero vinieron a despertar las dormidas conciencias y a insuflar el coraje que se necesitaba. Con los apresados y martirizados, la sevicia implacable y una crueldad hasta entonces aquí desconocida, se puso de relieve y de manifiesto que “el hijo era satánicamente peor que el padre”. ¡Cosa increíble, pero ciertamente... CIERTA! Y algo peor todavía, el capellán de la más atroz capellanía, el reverendo Rodríguez Canela le pidió al Padre del ya “aludido hijo” que “los cuerpos de los invasores (¡De los héroes!) para que no mancillaran el suelo de la patria, fuesen arrojados al mar”. El reverendo Rodríguez Canela no pensó que “Los que mueren con honra esos son los vivos. Y que los que como él vivía, sin honra, esos son, esos son los auténticos y verdaderos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.