Páginas vistas en total

sábado, 23 de enero de 2010

Testimonio y la raya que la separa del lodo

Sábado 23 de Enero del 2010, actualizado 4:35 PM

PANCARTA
Testimonio y la raya que la separa del lodo
Raúl Pérez Peña (Bacho) - 1/23/2010



La Fundación Testimonio conmemoró con nobleza, altura y lealtad a Manolo Tavárez el 50 aniversario del apresamiento masivo de opositores al trujillato en enero de 1960.

Su pauta fue el éxito cosechado en Mao al evocar los 50 años del Movimiento Revolucionario clandestino 14 de Junio, igual que la masiva concurrencia a Las Manaclas (La diferencia) a la inauguración del monumento a flor de tierra en homenaje a los 29 guerrilleros caídos en el alzamiento armado pionero por el rescate de la constitucionalidad.

Las respuestas masivas validan y dan crédito a una convocatoria definida en el Manifiesto, o el “Grito de Mao”, así como en el discurso de Hugo Quezada el 21 de enero con precisiones como estas: Se vive una frustración colectiva en un país que ocupa los últimos lugares internacionales en salud, educación y el empleo, mientras figura entre los líderes de la corrupción, la falta de soberanía y la dependencia al poder extranjero, así como en la prostitución de las instituciones públicas y el atropello a derechos constitucionales y civiles, con una justicia corrompida y una claque política las aguas de la inmoralidad, un alarmante tráfico de drogas con soporte de cúpulas militares. Esto impacta y alienta la delincuencia, la criminalidad y el vicio en la juventud.

Quezada dijo que a 50 años de haber nacido el 1J4 y de las torturas del trujillato, la Fundación Testimonio llama a la población a recrear el fenómeno ciudadano del Movimiento Revolucionario 14 de Junio integrando amplias capas civiles en un esfuerzo colectivo contra la podredumbre y otros lodazales en la sociedad dominicana, superando las aberraciones en las instituciones y denunciando los manejos cloacales del engranaje politiquero.

Esa visión de cómo anda el país mantiene a la Fundación Testimonio su condición como reserva moral de la ciudadanía, espacio que debe ensanchar en una población huérfana de instituciones no contaminadas y orientadoras en la defensa de los más sanos valores morales y patrióticos.

Sin tintes ideológicos o políticos, lo determinante es la lealtad a Manolo como raya que separa a la Fundación Testimonio del lodo que salpica con aguas mugrientas todo lo que toca. Ese espacio de dignidad es que obliga a proteger a la Fundación Testimonio Inc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.