Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2011

La antorcha de la libertad…



21 Diciembre 2011, 11:25 AM
La antorcha de la libertad…
Escrito por: Lilliam Oviedo (lilliamoviedo@yahoo.es)

Manuel Aurelio Tavárez Justo, Manolo, nació el 2 de enero de 1931. Está a punto de cumplir 81 años. El 21 de diciembre, hace 48 años, fue asesinado en Las Manaclas. En 1963, como presidente del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, advirtió que los hombres y mujeres de su organización conocían las escarpadas montañas de Quisqueya “y a ellas subiremos para mantener encendida la antorcha de la libertad”.

¡Y pensar que Hipólito Mejía, candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano, considera una patología el anhelo de libertad! Hace apenas 20 días, Hipólito Mejía se declaró dijo no sufrir esa “la patología de la libertad”, y se mostró dispuesto a rescatar “lo bueno” de la Era de Trujillo. ¡48 años después del pronunciamiento de Manolo! Sus bien pagados relacionistas dijeron que fue citado fuera de contexto. Con el paso de los días, sencillamente tratan de sepultar esa infame declaración. Pero Hipólito Mejía, por sus palabras y por sus hechos, se manifiesta como agente del atraso.

Algo similar se puede decir de Leonel Fernández. 44 años después del pronunciamiento del carismático político nacido en Monte Cristi, al anunciar, en marzo del año 2007, su decisión de repostularse, dijo que “….hace más de 10 años, dos colosos de la política dominicana me hicieron una encomienda y me pasaron la antorcha para guiar los destinos de la República Dominicano…”. Dice dos colosos, pero se refiere solamente a Joaquín Balaguer, quien le alzó la mano en junio de 1996. Es conocido que, en junio de 1996, Juan Bosch tenía disminuidas sus facultades mentales. Leonel Fernández se aferra a la antorcha del autoritarismo. ¡Qué descaro!

De Danilo Medina, candidato del Partido de la Liberación Dominicana, solo hay que decir que no diferencia causas y asume cualquier postura para alcanzar la presidencia de la República. Además, es demagógica cualquier promesa de lucha por los derechos de los sectores trabajadores. En 1997 declaró que no podía permitirse la formación de sindicatos en las empresas a privatizar, porque eso desestimularía a los inversionistas. ¡Enorme atraso si se tiene en cuenta que Manolo, en 1961, cuando presentó en Santiago el Movimiento 14 de Junio, citó entre sus metas lograr libertad sindical!

Aunque en su ideario hay aspectos cuestionables, es preciso reconocer en Manolo a un militante por la justicia social. De los herederos de Joaquín Balaguer que hoy, desde una posición o desde otra, succionan el erario, hay que decir lo contrario. Son agentes del atraso y del autoritarismo, entes que nadan en la podredumbre. Condenar el clientelismo y la corrupción que ellos encarnan, es rendir homenaje al doctor Manuel Aurelio Tavárez Justo, quien luchó por mantener encendida la antorcha de la libertad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.