Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2012

52 años después, la división del Movimiento 14 de Junio sigue ensombrecida

http://www.acento.com.do/index.php/news/11167/56/52-anos-despues-la-division-del-Movimiento-14-de-Junio-sigue-ensombrecida.html

Politica

Con su reunión en la finca de Mao, surgió el nombre de “Movimiento Revolucionario Clandestino 14 de Junio”. Fue Minerva Mirabal que sugirió se nombre, en homenaje a los expedicionarios que el 14 de Junio del año 1959

52 años después, la división del Movimiento 14 de Junio sigue ensombrecida
La división de los “catorcistas” es tal que una gran mayoría decidió no asistir a un acto programado en Montecristi
10 de enero del 2012
Enviado por: Santiago Estrella Veloz/Especial para Acento.com
Manolo Tavárez Justo junto Otto Morales.
Foto cortesía de René Fortunato.

ver Acento Social6
Comentarios

15SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El afán protagónico por dirigir la Fundación Testimonio, con miras a sacarle ventaja política de parte de un grupo a una institución cuyos fines no son precisamente esos, ensombrece en estos momentos el nombre de lo que queda de la Agrupación Política 14 de Junio, probablemente el partido donde se aglutinó lo mejor de la juventud dominicana a partir de su fundación como Movimiento Clandestino, un día como hoy, hace 52 años.

La división de los “catorcistas” es tal que muchos, una gran mayoría, decidió no asistir a un acto programado para este día 10 en Montecristi, ante la sospecha de que se producirían incidentes. El litigio por el usufructo del nombre de la Fundación está en manos de la Justicia. Hoy día su local en la calle Isabel La Católica, de la zona colonial, es atendida por una secretaria que la pagan “los catorcistas que tenemos acta de nacimiento, vale decir, los que pasamos por la cárcel de torturas de La 40”, dijo uno de ellos que sobrevivió de milagro tras estar en ella.

Pero hay una ligera esperanza, pues los “verdinegros” divididos por la política, llegaron a un reciente acuerdo para realizar elecciones el próximo día 17, configurando planchas a través de las cuales se votaría por nombres, no por la plancha en sí. El que gane, se llevará las palmas de dirigir un ícono del movimiento revolucionario dominicano. Una Fundación, pues del Partido solo queda el recuerdo.

Cinco décadas después de fundado el Movimiento Clandestino 14 de Junio, falta por cumplir los ideales truncados de aquellos patriotas, entre ellos una Reforma Agraria integral para beneficio de los campesinos, una verdadera libertad sindical que los incluya, la celebración de una Asamblea Constituyente en la que el pueblo participe, a la hora de modificar la Constitución; pero además hacer justicia a los criminales y sus socios, que todavía quedan, beneficiarios todos de la dictadura y de la corrupción.

Hoy día, del grupo fundador del 14 de Junio sólo sobreviven Luis Gómez Pérez, doña Dulce Tejera y su esposo Luis Antonio Álvarez Pereyra, el ingeniero Leandro Guzmán, el doctor Julio Escoto Santana y Efraín (Gurún) Dotel Recio, quien se mantiene en bajo perfil en su natal ciudad de Barahona
Un día como hoy, 10 de enero de 1960, se reunió en la finca del ingeniero Carlos (Charly) Bogaert, en las afueras de Mao, un grupo de amigos con el arriesgado propósito de crear un Movimiento Patriótico que luchara contra Trujillo, el tirano que durante más de 30 años mantuvo a cal y canto la opresión de los dominicanos. Para los jóvenes que no conocen esa historia, y quizás no se interesan por leerla, en la llamada Era de Trujillo todo era “legal”. Si esbirros del régimen mataban a un opositor de disparos o puñaladas, se hacía un acta legal correspondiente, en la que se certificaba que ciertamente el disparo o las puñaladas provocaron la muerte del infeliz, sin mencionar siquiera que era un enemigo de Trujillo. Hubo prisiones, torturas, muerte y exilio para todos aquellos que disentían de la tiranía.

Fracasados todos los intentos para poner fin a esa situación de oprobio, que incluía violaciones de mujeres, casadas o no, por parte de un Trujillo que tenía todo el Poder en sus manos, incluyendo a los alcahuetes que le buscaban jovencitas vírgenes, surgió por fin el Movimiento Clandestino 14 de Junio, germen directo de la frustrada expedición armada de los días 14 y 19 de junio de 1959.

La noche anterior al 10 de enero, es decir, el día nueve, un grupo del Movimiento representativo de todo el país, había celebrado una reunión en Conuco, Salcedo, con el pretexto de un sancocho, donde por supuesto no faltaron los famosos “calieses” merodeando en sus carritos Wolskwaguen, que nada pudieron hacer porque los contertulios simulaban una verdadera fiesta, cuando en realidad se trataba de una conspiración.

El día 10 fue la reunión en Mao. Todos los 14 miembros fundadores asistentes a esa reunión, descubierta al día siguiente por el chivateo de un practicante de medicina llamado Norman Montero, fueron torturados. Este Norman Montero, quien al recibir una comunicación de Manolo Tavárez se metió en miedo y lo denunció al Servicio de Inteligencia Militar (SIM). Ese organismo envió a Montecristi al sicario capitán Del Villar, quien se hizo amigo del remitente del mensaje y logró los nombres de los principales líderes del Movimiento. Una labor perfecta de espionaje. Del Villar, quien pertenecía a la Policía, se suicidó de un balazo en la cabeza tras la muerte de Trujillo en 1961. Enterado de que le buscaban para ajustarle cuentas, se fue a su natal Yaguate, se vistió de negro, tiroteó a varios parroquianos en un bar de la localidad y luego se pegó un tiro.

El 25 de noviembre de 1960, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, junto a su amigo chofer Rufino de la Cruz, fueron emboscadas y asesinadas a palos cerca del puente María Picá, en la carretera que conduce a Puerto Plata, donde estaban presos Manolo Tavárez y Leandro Guzmán. Inexplicablemente, Pedrito González, esposo de Patria, no había sido trasladado de la cárcel de La Victoria a Puerto Plata, como hicieron con Tavárez y Guzmán. El asesinato de las hermanas Mirabal fue, según los más enterados, el detonante principal que diera paso a la conspiración del 30 de mayo de 1961, cuando un grupo de patriotas emboscó el carro de Trujillo, quien se dirigía a una cita amorosa en San Cristóbal, y puso fin a su vida bajo una lluvia de tiros.

Hoy día, del grupo fundador del 14 de Junio sólo sobreviven Luis Gómez Pérez, doña Dulce Tejera y su esposo Luis Antonio Álvarez Pereyra, el ingeniero Leandro Guzmán, el doctor Julio Escoto Santana y Efraín (Gurún) Dotel Recio, quien se mantiene en bajo perfil en su natal ciudad de Barahona.

Y de 312 jóvenes que cayeron presos y fueron a parar a la cárcel de torturas de La 40 y a la penitenciaría de La Victoria, solamente quedan 82.

Con su reunión en la finca de Mao, surgió el nombre de “Movimiento Revolucionario Clandestino 14 de Junio”. Fue Minerva Mirabal que sugirió se nombre, en homenaje a los expedicionarios que el 14 de Junio del año anterior llegaron al país, armas en mano, con el fin de tratar de liberar a los dominicanos de la angustiosa dictadura.

En dicha reunión se designó el Comité Ejecutivo Central, resultando electo como presidente Manuel Aurelio Tavárez Justo (Manolo); Rafael Faxas Canto (Pipe), como secretario general; Leandro Guzmán, tesorero; y como vocales, Luís Gómez Pérez, Luís Antonio Álvarez Pereyra, Abel Fernández Simó, Julio Escoto Santana, Antonio Rodríguez (Rodrigote), Silverio Mesón, Cayeyo Grisanty, Dulce Tejada y Minerva Mirabal y Efrain Dotel Recio (Gurun). Hace muchos años Rodrigote, al igual que muchos otros, se sumaron al conservador Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) del fallecido ex presidente Joaquín Balaguer.

Las ambiciones personales por controlar la Fundación Testimonio para algunos parapetarse ahí con miras políticas, posiblemente maquinando aliarse a algún partido en las previstas elecciones generales de mayo, ha maltratado de mala manera al 14 de Junio original, que si existiera con la mística de entonces, posiblemente la situación del país fuera diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.