Páginas vistas en total

jueves, 12 de agosto de 2010

La muerte de Fe Ortega recrea su talla patriótica

PANCARTA
La muerte de Fe Ortega recrea su talla patriótica

Raúl Pérez Peña (Bacho)
columnmapancarta@yahoo.com

La extinción de la vida de Fe Ortega recrea el significado de su lucha contra el régimen trujillista, así como el aporte que dejó a las nuevas generaciones como ejemplo de dignidad ante el oprobio.

El temple revolucionario de Fe Ortega lo reflejó en su decisión de participar desde el Movimiento Revolucionario 14 de Junio en las riesgosas actividades de resistencia clandestina al trujillato.

De ahí la pertinencia de reproducir a continuación un fragmento de la crónica de Wendy Santana sobre Fe Ortega, citando a su hija Esther Margarita Toribio, quien sólo tenía 9 años cuando su madre la involucró en la lucha:

“Recibía en su consultorio de odontología a los muchachos que al igual que ella no soportaban los crímenes y abusos injustificados”.

“Los miembros del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) no podían imaginar que en vez de servicios dentales, tanta gente iba a ver a la doctora Fe Ortega para planear el próximo paso del complot”.

“Fue por su activa participación en el movimiento para tumbar la dictadura de Trujillo que la llevaron a varias cárceles: La 40, La Victoria, la Fortaleza Ozama y la del 9 en Santo Domingo, así como la de San Francis-co de Macorís y la de Salcedo, su pueblo natal”.

“La primera vez que la llevaron a la cárcel fue junto a Manuel Tejada Florentino, prominente médico asesinado por la dictadura, y con Jorge Antonio Tejada Gautreaux, su primo”.

La narración recrea la estatura patriótica de Fe Ortega.

Ante su partida, ¿podemos repetir como papagayos el cliché “valió la pena” la trayectoria antitrujllista de Fe Ortega?

La resistencia y la dignidad de Fe Ortega, como la del pueblo dominicano, no son para el conformismo que destila ese “valió la pena”.

Porque la necesidad de liquidar la opresión trujillista no puede reducirse al panorama de calamidades que padece en el presente la población dominicana, pese a que pasa de 49 años el ajusticiamiento del tirano.

La democracia anhelada ha devenido una caricatura de graves resultados, matizada por la corrupción de tres partidos politiqueros que se protegen unos a otros, mientras incrementan el latrocinio abrigados en la mayor impunidad. Paz a los restos de Fe Ortega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.