Páginas vistas en total

jueves, 12 de agosto de 2010

La séptima heroína

La séptima heroína
Fue una auténtica heroína de la Patria porque empeñó su prestigio de doctora, su gran arraigo social, su valor personal, para intentar derrocar a la dictadura de Trujillo y devolverle un régimen de justicia y de libertad a su pueblo.



La llamamos así, cuando LISTÍN publicó las historias de lucha de siete valerosas mujeres que se enfrentaron a la dictadura de Trujillo padeciendo las más crueles torturas.

No se trataba, en realidad, de encasillarla en una escala dentro del grupo de mujeres que simbolizó la resistencia femenina a aquel régimen oprobioso, sino en puntualizar que era la última, en ese grupo, de cuya biografía dábamos cuenta a nuestros lectores.

Fe Ortega fue, desde joven, en su natal Salcedo, una brillante mujer. Consagrada lectora, su paso por las aulas fue venturoso. La Universidad de Santo Domingo le concedió la beca completa de la carrera de odontología porque sus notas eran sobresalientes año tras año.

Fue una auténtica heroína de la Patria porque empeñó su prestigio de doctora, su gran arraigo social, su valor personal, para intentar derrocar a la dictadura de Trujillo y devolverle un régimen de justicia y de libertad a su pueblo.

Junto a otras seis heroínas, sufrió inenarrables torturas en las distintas mazmorras en las que guardó encierro. Una vez la sujetaron de manos y pies y la flagelaron, desnuda, frente a sus compañeros de lucha, para tratar de humillarla. Pero jamás claudicó.

Sólo lo hizo ayer, ante la muerte, porque ya no tenía fuerzas físicas y porque la luz de su mente se había ido extinguiendo poco a poco, a causa del Alzheimer.

La Patria la reconocerá siempre como una de las mujeres más emblemáticas en la lucha contra la tiranía, y el LISTÍN, de pronto, lo hace ahora con un homenaje de admiración y respeto, en medio de la pena y la congoja que nos produce su partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.