Páginas vistas en total

martes, 2 de noviembre de 2010

Sobre los fondos de pensiones de los trabajadores

Sobre los fondos de pensiones de los trabajadores

Aunque no soi dado a polemizar, me permito verter mi opinión sobre el controvertido uso de los fondos de pensiones de los trabajadores (unos 111 mil millones de pesos dominicanos) en la obtención de viviendas para la clase pobre o necesitada. Tanto el gobierno como entidades particulares i personales han emitido sus opiniones en el sentido de la bondad de los usos de esos fondos con los citados propósitos, todo con el único miramiento de utilizar esos cuantiosos recursos de los trabajadores dominicanos para usos interesados.

Los argumentos expuestos, tanto por el gobierno como por las entidades particulares i personales, son en su casi totalidad falsos.

Durante los últimos 40 años me dediqué, principalmente, al diseño i construcción de viviendas para los pobres, habiendo realizado para el Central Romana Corporation, la Asociación Romana de Ahorros i Préstamos i numerosas entidades particulares, mas de cinco mil prototipos de esa calidad con mui buenos resultados.

El primer problema de los pobres (i en la actualidad hasta de la clase media) en su falta de capacidad para acceder a los requerimientos de las entidades financieras para beneficiarse con una vivienda digna para su familia. En primer lugar, carece de ahorros i por tanto incapacitado para aportar algún inicial con esos propósitos. O sea, la totalidad de la inversión debe ser repartida en el período de financiamiento que en la mayoría de los casos se programa para 20 años (240 meses) a tasas que talvez pueda conseguirse a un 12% anual.

El segundo problema para diseñador, contratista i propietario es obtener una vivienda digna para la familia, tanto desde el punto de vista funcional-orgánico, como del económico. Esto significa que la vivienda deberá ser módica en sus dimensiones, pero con materiales de primera calidad (los pobres no pueden dar grandes mantenimientos) i un diseño que le permita a la familia adquiriente hacer los reajustes necesarios en el tiempo (aumento de la familia, adquisición de un vehículo, mejoras de vida, etc.).

Nuestro Banco Central sitúa en unos 20 i pico de miles de pesos la canasta familiar, suma esta que de acuerdo a las estadísticas no la reciben ni el 30 % de los empleados (públicos i privados).

Con el anterior supuesto he diseñado una casa de bloques con techo de hormigón, de unos 51.84 m2 (7.20 x 7.20 metros), con dos dormitorios i sus closets, baño, estar, comedor, cocina, closet de ropa blanca, galería i terraza-lavadero, sobre un solar de 122.67 m2 con un jardín de 4 metros de profundidad que le permitirá a la familia si adquieren un carrito, hacerle su marquesina en la parte frontal de la casa, así como ampliar en la azotea para construir otro dormitorio u área de expansión necesaria.

Como los terrenos han de urbanizarse : calles, pavimentos, agua potable, drenajes pluviales i sanitarios, electricidad, áreas para ocio, áreas de servicios, etc., habrá de sumársele al costo de los terrenos brutos, el de estos servicios.

Con los datos anteriores hago el siguiente supuesto :

Costo de los terrenos urbanizados 122.67 m2 x 3,500.00 $429,345.00

Costo de la vivienda 51.84 m2 x 5,000.00 259,200.00

Total terrenos + vivienda $688,545.00

Con un financiamiento a 20 años a una tasa anual al 12% i sin aportar ningún inicial

Generaría una cuota mensual de $7,581.47

Desde hacen décadas las Naciones Unidas han estimado que una familia debe dedicar al financiamiento de la vivienda (alquiler o hipoteca): ideal un 16.6% i un máximo de 20%. De esto deducimos que para pagar la cuota determinada esa familia debería tener entradas mensuales de aproximadamente $45,671.51 o mínima de 37,907.35. Estas sumas descalifican a la casi totalidad de los empleados u obreros inscritos en el fondo de pensiones i por tanto las aspiraciones del gobierno i entidades particulares que pretenden hacer uso de esos recursos para su provecho.

Suponiendo que el gobierno done los terrenos i urbanice los mismos sin costo alguno para los beneficiarios, tendríamos el siguiente cuadro:

Cuota mensual a pagar por el beneficiario :

$2,854.02 que al 16.6% da una entrada mensual del usuario de $17,192.89

O mejor aún al 20% daría una entrada mensual del usuario de $14,270.10

Ambas entradas estarían en el entorno de beneficiar a un buen número de empleados.

Esta sería la única manera que los propietarios de los fondos de pensiones podrían beneficiarse de un plan de viviendas i esos fondos seguir resguardados adecuadamente.



Atentamente



Arq. Hugo C. Quezada

Codia 1375

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.