Páginas vistas en total

miércoles, 11 de mayo de 2011

“No más Trujillos en RD”, dicen luchadores

La República 11 Mayo 2011, 1:01 AM


COLOQUIO SOBRE LA RESISTENCIA
“No más Trujillos en RD”, dicen luchadores
TOMASINA FUE HUMILLADA POR ESBIRROS

Patriotismo. Delio Gómez Ochoa se dirige a los presentes en el conversatorio sobre la resistencia antitrujillista celebrado ayer como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro.
Néstor Medrano
nestor.medrano@listindiario.com
Santo Domingo

El comandante cubano Delio Gómez Ochoa, sobreviviente de la expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo, del 14 de junio de 1959, y una de las fundadoras del Movimiento 14 de Junio, Tomasina Cabral, proclamaron anoche que el pueblo dominicano debe impedir a toda costa, que ocurra otra dictadura como la de Rafael Leonidas Trujillo. Ambos tuvieron una amplia participación en un coloquio sobre la resistencia antitrujillista.

Gómez Ochoa planteó que la expedición del 14 de junio de 1959 fue el detonante para desvertebrar en gran medida a la dictadura de Trujillo, en la que murieron muchos dominicanos y otros internacionalistas que como él, estaban comprometidos con la causa de la República Dominicana. Del mismo modo, fue enfático al decir que esa gesta patriótica marcó un hito en Latinoamérica.

Las Mariposas
Mientras que Tomasina Cabral, quien compartió prisión con Minerva y María Teresa Mirabal, reveló que el 10 de junio de 1960, reunidos en la finca de Charles Bogaert, en la provincia de Valverde, Mao, se conformó el Comité Central del Movimiento 14 de Junio, cuyo nombre fue sugerido por Minerva Mirabal. En esa reunión, además de Minerva, estuvieron presentes Manuel Aurelio Tavárez Justo (Manolo), Niño Álvarez, Dulce Tejada, Luis Gómez Pérez, Leandro Guzmán, Cayeyo Grisanty, Julio Escoto Santana, Pipe Faxas, Ramón Rodríguez.

Sina, como la llamaban las mariposas (las hermanas Mirabal, sus amigos y sus familiares), habló de las penurias y del espectácuolo deprimente que tuvo que vivir cuando por sus actividades antitrujillistas, fue apresada:

“El espectáculo dantesco de decenas de hombres desnudos y flagelados, fue el preámbulo de la sala de torturas donde se encontraban los criminales Johnny Abbes, Tunty Sánchez, César Báez. Tavito Barcácel, Luis José León Estévez, César Villeta. También observé muchos instrumentos de tortura incluida la tristemente célebre silla eléctrica”, dijo.

Rememoró: “Fui invitada a despojarme de mi ropa, cosa que me negué a hacer, procediendo entonces el coronel Candito Torres a desgarrármela, para rebajarme en mi dignidad, para con evidente placer aplicarme la picana eléctrica en los senos y el vientre. Hicieron cínicos comentarios sobre mi figura. Me vaciaron una pluma de fuente sobre el cuerpo, salpicando a César Báez. La rabia y la indignación que sentía eran tan grandes, que si me hubieran matado no habría importado. Esos sentimien tos me proporcionaban una calma solo explicable porque me hacían insensible.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.