Páginas vistas en total

martes, 18 de mayo de 2010

Premio o castigo. Editorial de El Nacional

18 Mayo 2010, 11:08 AM
Premio o castigo

Los resultados de las votaciones del domingo confieren al Partido de la Liberación (PLD) una extravagante cuota de poder que esa organización debería administrar con humildad y sabiduría.

En efecto, el PLD ha obtenido 31 de las 32 senadurías y 91 de las 157 alcaldías, así como una cómoda mayoría en la Cámara de Diputados.

Se dice que los dioses castigan a los mortales con la negación de las dotes o con la provisión de bienes en demasía, por lo que el PLD debe evitar que lo conquistado se vuelva sal y agua o que se reedite la historia del Rey Midas.



Es tanto el poder que el electorado ha otorgado en al partido oficial que esa organización tendrá control absoluto en el Consejo Nacional de la Magistratura y, por consiguiente, en la conformación de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

Asimismo, el Congreso morado designará a los miembros del Tribunal de Garantías Constitucionales, de la Cámara de Cuentas y de la Junta Central Electoral (JCE) y del Tribunal Superior Electoral.

La reflexión del secretario de la Presidencia, doctor César Pina Toribio, de que el PLD debería asumir su arrollador triunfo electoral con humildad y con el compromiso de trabajar en favor de la ciudadanía, debería servir como punto de inflexión hacia una nueva conducta alejada de la petulancia y la opulencia.

El presidente Leonel Fernández emerge como el gran triunfador en términos políticos de la contienda cívica, pero es menester advertir que de lo que haga o deje de hacer el mandatario dependerá si ese manjar de poder ha sido otorgado como premio o castigo.

Debería ser breve la estadía de perdedores en el muro de los lamentos, pues se requiere reflexionar sobre las razones del revés, para para que una posible rectificación pueda servir de garrocha que ayude a alcanzar el terreno perdido.

Ojalá que Gobierno y PLD sepan administrar tanto poder con sabiduría, honradez, humildad y vocación de servicio para que se hagan merecedores de la confianza depositada por el electorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.