Páginas vistas en total

lunes, 14 de junio de 2010

La Romana fue ciudad de conciencia en la lucha


TESTIMONIO
La Romana fue ciudad de conciencia en la lucha
PLANIFICARON ESTALLAR UN CLUB RECREATIVO CUANDO ESTUVIERA TRUJILLO PRESENTE, PERO EL DICTADOR NO SE SENTÓ DONDE ESTABA PREVISTO


*
Entrevista. Radhamés Alcides Rodríguez Gómez fue entrevistado en su casa por el director de LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul, y los editores de la sección la República, Wendy Santana y Fernando Quiroz.
*

Noticias Relacionadas
Pasó de fiscal a combatir las crueldades de Trujillo
Fernando Quiroz
Santo Domingo

“La Romana fue una de las ciudades con mayor conciencia social en la lucha contra la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo”, resaltó Radhamés Rodríguez Gómez.

Rodríguez Gómez, como coordinador del Movimiento 14 de Junio en esa provincia, tenía varias funciones, que iban desde atraer personas al plan, hasta regalar textos con ideas revolucionarias que despertaran el interés de la población.

Todo lo que se ganaba era para comprar libros ñmás de 200ñ y los distribuía como campaña revolucionaria.

Los Césares de la Decadencia, de José María Vargas Vila; El Tiburón y la Sardina, de Juan José Arévalo, eran parte de esas obras.

“Les decía, léalo, y después me lo comenta...”, recuerda en entrevista a LISTÍN DIARIO.

“Bombas”
Una de las funciones que le encomendaron en La Romana fue buscar “relojes de cebolla” y enviarlos a Luis Gómez Pérez, para fabricar bombas o artefactos explosivos. Compró, buscó, le regalaron, hasta recopilar gran cantidad. Tenían una bomba para hacerla explotar en el club recreativo de La Romana cuando el dictador Rafael Leonidas Trujillo estuviera de visita.

Pero el dictador no se sentó donde le tenían la silla, y por eso no pudieron ejecutar el plan.

Otra de las coordinaciones estuvo dirigida a que si descubrían el movimiento iban a estallar la gobernación de El Seibo.

Llamaría con la contraseña “Ya todo está resuelto”. El plan no se dio.

En La Romana organizó a su hermano Luis, y el segundo era José Padua, quien se encargó de conseguir a casi todos los mayordomos del departamento de la Higuera e Higüeral, así como a los bodegueros del Central Romana.

Origen
En la Universidad de Santo Domingo, actual Autónoma, Rodríguez Gómez fue compañero de estudios por cinco años, desde 1949 hasta 1954, de Manolo Tavárez Justo.

Luis Eduardo Mercedes Moreno, otro compañero de estudio, que había participado en el movimiento Juventud Democrática, al igual que Manolo, le dijo que él tenía mentalidad revolucionaria.

Manolo y él se reunieron y discutieron planes.

Rechazó que a Manolo lo haya formado su esposa Minerva Mirabal, una de las tres hermanas asesinadas por el régimen de Trujillo.

“Creo que se complementaron; Manolo tenía sus criterios revolucionarios antes de conocer a Minerva”, agregó.

Se inscribió en un círculo de estudios políticos que dirigía Manolo en un patio, en el colmado La Metralla, en la calle Las Mercedes, esquina Santomé.

A mediados del año 1951 recuerda que Manolo lo invitó en una ocasión a la Facultad de Filosofía para presentarle su novia. Se trataba de Minerva.

Tras graduarse, en el 1954, volvió a La Romana. Fue a finales del año 1959 que le visitó Julio Escoto Santana, tras participar en la reunión de Mao, donde le dieron el nombre al Movimiento 14 de Junio.

“Manolo me encargó que viniera donde ti, porque tenían representación de San Pedro de Macorís, El Seibo e Higüey, pero no de La Romana”, dijo.

Fue el mismo Manolo quien dijo que el representante de La Romana sería él, por la confianza que le tenía. Ya lo habían sacado de las funciones de la justicia.

TRAS DELATARSE EL MOVIMIENTO

FUE APRESADO
Tras delatarse el movimiento en contra de Trujillo es que apresan a Manolo y a todos los demás dirigentes.

Rodríguez Gómez fue apresado el 20 de enero de 1960 tras salir de una audiencia en San Pedro de Macorís. Estaba almorzando en casa de los padres de su esposa cuando se presentó un capitán, preguntó por él e inmediatamente fue apresado.

“Me agarraron y me llevaron a la Fortaleza”, dijo, mientras le insistían en quiénes eran sus contactos en el movimiento.

Cuando declaró que no conocía a nadie le dieron la primera paliza con un cable lacerándole totalmente la espalda.

A las 8:00 de la noche fue trasladado a la cárcel La 40.

EN EL CARRO DEL SIM A LA CÁRCEL
Lo montaron en un carro Volkswagen, tipo “cepillo”, junto a otros dos compañeros en la parte de atrás.

“Delante un calié, manejando, y otro, con una ametralladora custodiando”.
Lo interrogaba Luis Ovidio Jiménez y otro señor apellido Ramírez. Le dijeron que él estaba privando en fuerte, pero que a él lo había delatado Escoto Santana.

“Si, Julio Escoto fue a mi casa, me dijo que tenían un movimiento, pero yo no le puse ni caso a eso, porque sin arma no se tumba un gobierno”, le contestó.

LE LEVANTARON UNA UÑA A GOLPES
“Me masacraron”, insistía Rodríguez Gómez con relación a las torturas que sufrió cuando fue apresado.

Había un compromiso en el pueblo, dijo. Resaltó que en el libro Los orígenes del Movimiento 14 de Junio, de Roberto Cassá, se reseña en su página 188 cómo se aglutinaron 50 capataces, bodegueros, mayordomos del Central Romana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.