Páginas vistas en total

viernes, 18 de junio de 2010

Macorisanos del 14 de Junio ofrendaron su vida para hacer brotar esperanzas de libertad y prosperidad

http://eljaya.com/201006-1/n-14junio.php

Macorisanos del 14 de Junio ofrendaron su vida para hacer brotar esperanzas de libertad y prosperidad

- Adriano Cruz Marte

Presos del 14 de junio
Miécoles 16.06.2010

El país conmemora en estos días el 51 aniversario de la gesta expedicionaria del 14 de junio, acontecimiento que protagonizaron jóvenes que arribarron desde Cuba llenos de los más puros ideales de libertad y prosperidad para el pueblo dominicano.

Vinieron el 14 de junio de 1959 a derrocar la vieja tiranía que en 1930 instaló Rafael Leónidas Trujillo Molina y mantenía a hacha, machete, y fusil contra los dominicanos .

San Francisco de Macorís, pueblo que históricamente ha aportado su cuota de sacrificio en cada epopeya que reclama el deber patriótico, vio nacer 11 de los jóvenes que llegaron a tumbar al sátrapa Trujillo Molina.

Para honrar la memoria de los caídos en los frentes de combates o que murieron por las crueles torturas que les aplicaron los esbirros trujillistas calles, avenidas, mo-numentos, parques, puentes y escuelas, en la etapa democrática se bautizaron con sus nombres para perpetuar su heroismo ejemplar y de entrega por la libertad.

Los francomacorisanos que vinieron en la invasión del 14 de junio de 1959 son Frank Grullón, Bienvenido Fuertes Duarte, Papi Olivier, Manuel José del Orbe(*), Nino Rizek, José Martínez Morales, Tonino Achécar, Ing. Leandro Guzmán Abreu, el piloto Juan De Dios Ventura Simó, Ercilio Bencosme García y Guillermo Padilla Hernández.

Antes de que llegaran los patriotas, la dictadura era sólida, pero la forma cruel como Trujillo mató a estos jóvenes generó una vibrante reacción interna que no dio descanso a Trujillo ni a sus tropas asesinas.

La reacción más auténtica a los crímenes que cometía Trujillo y a la forma despiadada como eliminó a los invasores, fue el trabajo de organización política que iniciaron Minerva Mirabal y Manolo Tavárez Justo, quienes comenzaron a promover la resistencia interna contra Trujillo y fundan el movimiento 14 de Junio.

La persecución no se hizo esperar. Manolo y sus compañeros de lucha política cayeron presos, les torturan y les aislan en celdas inmundas llamadas solitarias. En un viaje desde Puerto Plata de regreso a su comunidad Conuco de Salcedo, fuerzas del régimen mataron el 25 de noviembre de 1960 a las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, luego de visitar a sus esposos que estaban presos en la ciudad atlántica.

Es decir, un año y cinco meses después de la invasión del 14 de junio, se produjo el asesinato de las hermanas Mirabal, lo que evidencia la relación causa-efecto de estos hechos.

Cuente usted, estimado lector, que seis meses después, el 31 de mayo de 1961, Trujillo cae abatido por balas salidas de armas que manejaban hombres que en diferentes momentos estuvieron en los círculos más cercanos del dictador.

Es así como por el horror colectivo que produjeron las impiadosas muertes y crueles torturas que aplicó la tiranía contra los expedicionarios del 14 de junio de 1959 hecho que unido al brutal asesinato de las hermanas Mirabal, se crearon condiciones para la liquidación de ese régimen de sangre y oprobios que se prolongó por más 30 años en el país.

Como se puede evaluar en la cronología de sucesos que conmocionaron a la nación y sacudieron al régimen antes del ajusti-ciamiento de Trujillo, la gesta del 14 de junio marca el principio del fin de la férrea dictadura trujillista.

Es por eso que la nación dominicana agradecida, siempre tiene que exclamar: ¡Loor a los héroes de junio!, porque al ofrendar sus vidas impulsados por el más puro ideal patriótico, hicieron brotar la esperanza soñada de libertad y prosperidad.

Que conste, que entre los convocados a esa jornada heróica para hacer realidad aquellos sueños, había nada menos que 11 hijos de estas tierras duartianas siempre fecundas y generosas como el creador de la nacionalidad dominicana.

(*) Cronistas e historiadores de esta epopeya dan cuenta que Manuel José Del Orbe fue el primer expedicionario que las tropas trujillistas apresaron y le destrozaron el cráneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.